SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo:                Nº 304

Sucre:                        14 de Julio de 2014

Expediente:                B-27-09-S

Distrito:                        Beni

Segunda Magistrada:   Dra. Ana Adela  Quispe Cuba

VISTOS: El  Recurso  de  Casación  interpuesto   por   Carmen Rosario Merubia Ruiz  de  fojas  95  a 99,  contra   el Auto  de Vista  N° 116/2009 de    11 de septiembre,  cursante a fojas  91  a  92, pronunciado   por  la  Sala  Civil  de  la  que  fuera   Corte   Superior  del Distrito   Judicial    de    Beni,    dentro   del    proceso ordinario  de ENTREGA DE   INMUEBLE, seguido   por   la   recurrente,    contra Benjamín  Mamani Ugarte, los  antecedentes  procesales,  la falta  de contestación,  el auto  de concesión del recurso  de fojas  101; y,

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO: Que, durante la tramitación del proceso,   el  Juez  de   Partido   2°  en  lo  Civil  de  Trinidad, pronuncia auto interlocutorio   definitivo de  fecha   5  de junio  de  2009,  cursante   a  fojas 69  a  71 vuelta  de  obrados,  declarando IMPROBADAS las  excepciones  de incompetencia,    oscuridad, contradicción  o imprecisión en la  demanda y de  pago documentado;   y  probada la  excepción  de PRESCRIPCION EXTINTIVA del derecho de la actora   Carmen Rosario Merubia Ruíz a tomar  posesión  y  regularizar  su   derecho  propietario  sobre  el inmueble adquirido por  contrato  base  de  transferencia  con  pacto de  rescate,  excepciones interpuestas   por  el demandado  Benjamín Mamani  Ugarte.  En   consecuencia   deberá  observarse  por   ambas partes    lo  previsto  por   el  artículo  338   -II  Y 339   del  Código de Procedimiento Civil.

Contra  el  referido auto   definitivo la  demandante   plantea  recurso de  apelación  radicada   en  la  Sala   Civil  de  la  Corte   Superior  de Distrito de Beni,  la misma que  emite  Auto  de Vista  N° 116 de  11de  septiembre  de  2009,  cursante a  fojas 91  a  92,  mediante  el  cual  CONFIRMA el auto interlocutorio definitivo venido en  apelación.

CONSIDERANDO II:

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACION.- Contra el Auto  de Vista, la demandante interpone recurso  de  casación  en  el  fondo, mediante  memorial  de  fojas  95  a  99,  con  los  siguientes fundamentos:

Señala que  el auto   de  vista  impugnado ha  violado e infringido los artículos  519,  614  inc.   1),621  y 1493,  aplicado indebidamente  el artículo 1507  todos del  Código Civil, incurriendo  en  error  de hecho en la apreciación de la prueba  de cargo de fojas  2 a 5 de obrados. Que  al  no  haberse  convenido en  el contrato  de  compra venta con pacto  de  rescate  el  término   y/o   plazo de  entrega  del  inmueble vendido, no  existe prescripción  de  la  obligación del  vendedor  de entregar   la   cosa    vendida,   infringiéndose  el  artículo   1493   del Código Civil, que  el contrato  fue  suscrito al tenor   del  artículo  519 del    Código  sustantivo   y   debe    cumplirse   de    acuerdo   a sus cláusulas  y en  ninguna  de  ellas  establece el termino y/o   plazo de entrega  del  inmueble,  no  pudiendo  computarse  el  plazo para   la prescripción.  Al  no   haberse   fijado  el  término  o  plazo  para    la entrega del  inmueble,  se  tenía   que   aplicar  10  establecido  por   el artículo  621-II del  código civil,  que   señala  que   es  una    facultad exclusiva del  comprador  de  pedir   en  cualquier  tiempo la  entrega de  la  cosa   vendida  al  comprador,  existiendo  violación por   su  no aplicación del precepto citado.

También señala,  que  hubo indebida aplicación del  artículo  1507 del Código Civil, que el actor por memorial de fecha 12 de enero de 2009 intimó judicialmente al vendedor la entrega del inmueble, otorgándole el juez por auto  de  21  de  enero del  mismo  año un plazo de  10  días, incumplido por  este y  constituyendo  en  mora, transcurriendo aproximadamente 90  días a  la fecha de la interposición de la presente demanda, razón por la que no existe  la  prescripción  de  la  obligación  del  vendedor  de  entregar  el inmueble, pues  no  ha  transcurrido  los  5 años  que  exige este artículo para  que  se declare la prescripción.

Violación del  artículo 614-1 del Código Civil, que establece que  el vendedor tiene  respecto al comprador la obligación de entregarle la cosa  vendida, cuando  la  reclame el comprador  si  no  se  ha  fijado termino de entrega.

Con  los  argumentos  expuestos,  interpone recurso  de  casación en el  fondo, solicitando al  Tribunal  Supremo  de  Justicia  dicte   auto supremo  casando  el  auto   de  vista   recurrido  y  deliberando  en  el fondo declare improbada la excepción de prescripción.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.- Que así planteado el recurso ingresando a su análisis se tiene:

El recurso de  casación, tiene  su  fundamento  en  la vulneración de las   disposiciones  relativas  al   régimen  de   la   prescripción  y  la aplicación de  las  mismas  al  presente juicio,  expuesto  en  amplia tautología, en  la  que  se  alega que  no  ha  prescrito el derecho para solicitar la entrega del inmueble.

Que,  la  venta con  pacto de  rescate  (artículo 641  del  Código Civil) señala en el parágrafo 1. El vendedor puede reservarse el derecho a rescate de la cosa  vendida, mediante la restitución  del precio y los reembolsos establecidos por  el artículo 645.   El pacto de  rescate  o retracto -dice  Messineo- implica que  el vendedor pueda readquirir la propiedad de  la  cosa, mediante restitución  del  precio y algunos reembolsos.  Si  el  vendedor  no   ejercita  su   derecho  en   el  plazo señalado por  el contrato o por  la ley,  ese  derecho caduca  (artículo 644)  y el adquirente  pasa   a  ser  propietario irrevocable. Todos los derechos  que   el  adquirente  ha  podido constituir  interin  sobre la cosa, se  consolidan y él mismo queda totalmente  librado respecto de la posibilidad resolutiva que  importaba el retracto.

Al respecto, también  corresponde  señalar  que,  el fallo  inicialmente impugnado,  es  el  Auto   Interlocutorio  definitivo de  fojas   69  a  71 vuelta de  obrados  que  declara  probada  la excepción de prescripción  extintiva,  interpuesto   por  el  demandado   Benjamín Mamani Ugarte conforme al memorial de  fojas  50  a  53,  escrito en el que  se alegó  la relación de fechas de  suscripción  del  contrato  de venta  con   pacto  de   rescate,   el   plazo  que  se  otorgaba   para recuperar  el  inmueble  y  conforme a  la  cronología  señaló  que   el derecho invocado por  la  demandante  hubiera  prescrito,  en  base   a dicho  argumento  es  que  interpuso  la excepción de prescripción. Ahora, como  el debate  se  centra  en  la  vulneración  del  régimen de la  prescripción  al  presente   caso,  corresponde  anotar  que el instituto   de la prescripción   anteriormente   comprendía   a   una prescripción    adquisitiva y  a  una   prescripción  liberatoria  o extintiva,  clasificación  que  el  derecho contemporáneo,     ha sistematizado   en   dos   institutos   que   se  encuentran   en   nuestra legislación civil, el primero "prescripción adquisitiva", se encuentra en  el  instituto   de   la   usucapión   (decenal  y  quinquenal),   en   el Código Civil  dentro  del  libro   Segundo  DE  LOS  BIENES, DE  LA PROPIEDAD Y DE  LOS  DERECHOS REALES SOBRE LA COSA AJENA, Y  la  segunda  "prescripción  liberatoria   o  extintiva",  se encuentra, también  en  el  Código Civil  en  el  Libro  Quinto  DEL EJERCICIO, PROTECCION y EXTINCIONDE LOS  DERECHOS, ahora  la  regla  de  la  prescripción  en  lo particular  está   inmersa  en el artículo  1492  del Código Civil que  señala: "(Efecto extintivo de la prescripción) I. Los   Derechos  se  extinguen  por   la   prescripción cuando   su   titular   no   los   ejerce  durante  el  tiempo  que  la  ley establece. II. Se exceptúan  los  Derechos indisponibles  y los  que  la ley  señala  en  casos   particulares...",  esta  regla  es  aplicada  en la generalidad de los casos  a  la  universalidad  de  las  relaciones jurídicas.

Ahora también corresponde señalar que  de acuerdo al concepto de los profesores de  la  Universidad de  Chile Arturo Alessandri R. y Manuel  Somarriva  U.,   se   entiende  por   relación  jurídica   "a  la relación entre   dos  o más   sujetos regulada por  el derecho objetivo. Este   atribuye  a  uno   de   los   sujetos  un   poder  y  al  otro,   como contrapartida,  un  deber, que  está  en  la necesidad de cumplir para satisfacer el interés  que  el sujeto titular  del  poder está   llamado a realizar con  el ejercicio del  mismo". También corresponde señalar que  las  relaciones jurídicas  tienen una   clasificación, reconocidas por  la  doctrina como: 1) por  la índole del  contenido de  la  relación jurídica  (patrimonial o extrapatrimonial) y  2) por  la  identidad del sujeto pasivo (el derecho resulta  absoluto  si  se  10 puede oponer a todo  integrante  de la comunidad y relativo si solo  compete a una   o varias  personas   determinadas),   sobre  esta   última  clasificación, Atilio Anibal Alterini en  su  obra  Curso de las  Obligaciones Tomo 1, señala  que  son relaciones  absolutas  los  Derechos  de  la personalidad y los  Derechos Reales y son  relativos los Derechos de familia y los  creditorios.

Consecuentemente, conforme  a  la  exposición  explanada corresponde anotar que para  invocar la  prescripción,  en nuestro caso extintiva o liberatoria, debe existir una  relación jurídica, en la que uno  de  los  sujetos tenga la  facultad de  exigir y el otro  sujeto tenga el deber de  cumplir con  cierta obligación, ya  que  el derecho de  una  de  las  partes  se  traduce  en  la  obligación de  la  otra,  caso para  el  cual  sea   generada  por   alguna  de   las   fuentes  de   las obligaciones  como  el   contrato,   las    obligaciones  por    promesa unilateral,  el enriquecimiento ilegítimo, el pago  de  10 indebido, la gestión de negocios o de los hechos ilícitos.

En  el caso  presente,  el tenor de la demanda radica en  que  Carmen Rosario Merubia Ruíz  demanda la  entrega del  inmueble adquirido por   contrato  de  transferencia  con  pacto  de  rescate,  suscrito  en fecha  16  de  agosto  de  2000,  entre   la  demandante   con  Jacinta  Mamani Ugarte y  el  demandado, poseedor  del  inmueble, estipulándose   un   plazo  vencido  de   2  años  para  el  rescate  del mismo.  Plazo del  rescate  que   empezó a  correr  desde el  23   de noviembre de  2001,   fecha en  la  que  se  inscribió la transferencia a Derechos Reales, cumpliéndose  el plazo de  los  dos  años   el  23  de noviembre  2003,    por   lo   que   en   atención  a   la   modalidad   del contrato  suscrito   (artículo  641   del  Código Civil), el  derecho  de recuperar  el  inmueble  para    el  vendedor  caducó  en   esta   fecha, abriéndose  en  ese momento,  o  más   bien   al  día   siguiente,  24  de noviembre  de   2003   la   facultad  de   la   compradora   de   solicitar, reclamar  o  exigir la   entrega  del inmueble,  sea   este   por   la  vía judicial o cualquier otro  medio.

Que,  en  el presente  caso  la  entrega de  inmueble que  se  demanda,  es  un  derecho de carácter  patrimonial, la actora tenía cinco (5) años para reclamar la entrega  del  inmueble,  antes  de que se extinga su derecho y se  opere la prescripción extintiva. Con  estos hechos y de  acuerdo a la cronología de los mismos, desde el inicio del cómputo de la prescripción (24 de noviembre de 2003) hasta la fecha de  interposición de la  acción  de  constitución  en  mora  de fecha 23 de enero del  2009,  acción previa a la demanda  de entrega de inmueble, transcurrieron más de los cinco años, operándose la correspondiente prescripción.   Al  respecto,   el   tratadista Carlos Morales Guillen, en  su  obra Código Civil  Concordado y Anotado­ Tomo II señala, "...la prescripción, es  el  modo  por  el  cual, mediante  el  transcurso   del  tiempo,  se  extingue  un   derecho  por efecto  de   la falta de su ejercicio.  Presupuesto   de   ella   es   la inactividad  del   titular   del derecho  durante   el  tiempo  que   está fijado por  la  ley",  de  donde se  infiere que  la  inactividad del  titular en  el ejercicio de  su  derecho,  da  lugar a  la  extinción del  mismo, cuando transcurre  el lapso  que  dispone la Ley, que  para   el caso  de Autos, como ya  se  anunció,  el plazo establecido es  de  cinco años, como   se  tiene  del  artículo  1507  que  dice:  "Los  derechos patrimoniales  se extinguen por  la prescripción  en  el plazo  de cinco  años, ...".  A  su   vez  el  artículo   1493,   dice:   COMIENZO DE  LA PRESCRIPCION).La prescripción  comienza  a  correr desde que  el derecho ha podido hacerse  valer  o desde que  el titular ha dejado de  ejercerlo"  (el  subrayado   es  nuestro).   En   Autos,  como   ya   se señaló,  corresponde  considerar  la  primera  parte   de este  artículo, que a decir  del  tratadista   Carlos Morales Guillén, cuando  comente esta    norma señala:   "El  punto    de   arranque   para    computar   la prescripción,   es  el día  a  partir    del  cual   puede    ser   ejercitada  la acción por  el acreedor,  esto  es,  desde   el día  que  el acreedor puede demandar    a    su    deudor  ..."que   aplicado   al    caso    de   Autos correspondería   al  día  después  de vencerse  el  plazo   del  pacto  de rescate,   24   de   noviembre   de   2003,  no pudiendo   tomarse   en cuenta,   como    intenta   la   demandante    y   recurrente,  iniciar el computo  de  la  prescripción  a partir de la declaración de constitución  en mora al demandado, así como tampoco aplicar los artículos  614   numeral   1) y 621  del  Código Civil,  ya  que para  el presente caso,  el  carácter del contrato suscrito se rige por el artículo  641  y siguientes del ídem, con las características desglosadas anteriormente.

De  lo  anterior  y  en  10 que   se  refiere a  la  violación,  infracción  o aplicación   indebida   de   la   ley   que    acusa     la   recurrente,    este Tribunal  no  encuentra   evidentes  las  denuncias   realizadas,  de  lo que  se  infiere que  los  de  instancia  han   obrado  en  conformidad  y apego     a    la    normativa    vigente,    correspondiendo     fallar     en conformidad  a  los  artículos  271  numeral  2) y  273)  del  Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala  Civil Liquidadora del Tribunal  Supremo de  Justicia,   del  Estado  Plurinacional  de  Bolivia, con  la  facultad conferida por  el parágrafo 1 numeral  1) del artículo 42 concordante con  la  disposición  transitoria  octava de  la  Ley N° 025  del  Órgano Judicial,  así  como  el parágrafo  II del  artículo  8  de  la  Ley 212  de  Transición del  Órgano Judicial  declara INFUNDADO  el recurso  de casación  en   el  fondo  interpuesto   por   Carmen  Rosario  Merubia Ruíz,  contenidos en  el memorial de fojas  95 a 99,  sin  costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.