SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 238

Sucre: 20 de Junio de 2014.

Expediente: O-11-11-S

Proceso: Nulidad de Documentos

Partes: Sergio Vásquez Plaza c/ Cirilo Maizman Bueno

Distrito: Oruro

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

VISTOS: el recurso de casación de fojas 475 a 477, interpuesto Sergio Vásquez Plaza representado por Jacqueline Mónica Vásquez Nogales, contra el Auto de Vista Nº 004/2011 de 13 de enero de 2011, cursante de fojas 467 a 472 vuelta, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro el proceso sobre Nulidad de Documentos seguido por Sergio Vásquez Plaza contra Cirilo Maizman Bueno, la respuesta de fojas 488 a 489 vuelta), los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO I.- De la relación de la causa: que, el Juez de Partido Cuarto en lo Civil de la ciudad de Oruro, mediante Resolución Nº419/2010 de 02 de octubre de 2010 (fojas 429 a 437), declaró IMPROBADA la demanda ordinaria de Nulidad de Documentos, incoada por el señor Sergio Vásquez Plaza, e IMPROBADAS, las Excepciones de Falta de Acción y Derecho opuestas por el demandado que implican la inexistencia de objetiva malicia por parte del actor, motivo por el cual no se condena en costas al demandado.

En grado de apelación, la Sala Civil Segunda de la  Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro mediante Auto de Vista Nº004/2011 de 13 de enero de 2011 (fojas 467 a 472 vuelta), CONFIRMÓ la sentencia apelada, sin costas.

CONSIDERANDO II.- Denuncias del Recurso de Casación:

1.- Denuncia que, las normas conculcadas, infringidas y no valoradas correctamente son los artículos 91, 236, 375, 399, del Código de Procedimiento Civil y los artículos 1287 y 1289 del Código Civil, porque el Auto de vista no se circunscribe a los puntos resueltos por el inferior y que fueron objeto de apelación y fundamentación; y que el Tribunal de Apelación no se pronunció sobre el fondo del asunto ni ha valorado su prueba consistente en documentos públicos e idóneos, con plena fe probatoria, incurriendo en violación del artículo 1286 del Código Civil.

2.- Acusa que, el Tribunal de Alzada no ha analizado los elementos fundamentales que determinan la procedencia del recurso de apelación, el hecho de no haberse tomado en cuenta que los procesos son posteriores tanto el de aclaración de superficie como el de supresión de nombre de la hija Carmen Vásquez de los registros, ambos trámites son posteriores a haberse efectuado la venta del inmueble el cual al momento de la venta era una propiedad Indivisa y que jamás se ha presentado documento de División y Partición, siendo por tanto incompleta la matriz notarial esta es nula.

3.- Denuncia que, el registro del inmueble objeto de la Litis en las oficinas de Derechos Reales se encuentra registrado a nombre del recurrente y de su hija Carmen Vásquez, en el fondo por lo tanto existe una apreciación muy subjetiva de los hechos, pues se pretende convalidar actos posteriores que si bien existen no son retroactivos por estar prohibido por ley.

4.- Acusa que, en el fondo de la causa no se ha considerado el hecho material que el inmueble al momento de venderse tenía la calidad de indiviso y que no existía una declaratoria voluntaria o judicial de división del inmueble que haga viable la venta del inmueble y este elemento fundamental se ha demostrado mediante prueba idónea.            

CONSIDERANDO III.- De los Fundamentos jurídicos del Fallo: que, del análisis y cotejo del recurso de casación se llega a las siguientes conclusiones:

Con referencia al primer punto de la denuncia.- De la revisión minuciosa de obrados se evidencia que, el Auto de Vista objeto del presente recurso, ha circunscrito su Resolución a los puntos resueltos por inferior y que fueron objeto del Recurso de Apelación de ambas partes, es decir que el Tribunal de alzada se ha pronunciado de manera motivada y fundamentada conforme al artículo 237-2) del Código de Procedimiento Civil, y respecto de los supuestos agravios esgrimidos por las partes en los Recursos de Apelación cursante de fojas 440 a 441 (Recurso de Apelación interpuesto por Sergio Vásquez Plaza) y fojas 444 a 446 (Recurso de Apelación formulado por Cirilo Maizman Bueno). En cuanto a la supuesta falta de valoración de la prueba consistente en documentos públicos auténticos e idóneos, el recurrente en el presente recurso más concretamente en el presente numeral, no señala de manera clara y precisa a que prueba se refiere es decir no indica cual sería la supuesta prueba que no habría sido valorada o cuales serían los documentos públicos o auténticos e idóneos con plena fe probatoria que no habrían sido valorados por el Tribunal de Alzada, tampoco ha evidenciado en que consiste la equivocación manifiesta del juzgador; incumpliendo de esta manera lo establecido en el artículo 253-3) del Código de Procedimiento Civil, por lo que la denuncia formulada en este numeral deviene en Infundada.     

Con referencia al segundo numeral de la denuncia.- Al respecto se tiene que, las supuestas causales de nulidad invocadas por el recurrente en el sentido de que los procesos de “aclaración de superficie” como el de “supresión del nombre de la hija Carmen Vásquez”, sean de fecha posterior a los registros; al respecto se tiene que el recurrente no ha señalado en que normativa legal se consigna como Nula esta situación (“aclaración de superficie” y “supresión del nombre de la hija Carmen Vásquez”), mucho más si se tiene en cuenta que la transferencia fue refrendada y debidamente aclarada y delimitada la superficie y medida de la transferencia por el propio demandante (ahora recurrente), pues si bien es cierto que la venta en un principio se refería a acciones y derechos, sin embargo de ello, posteriores hechos y actos del negocio jurídico los cuales han sido refrendados y respaldados por la prueba documental que cursa de fojas 372 a 389 de obrados, consistentes en el expediente de la medida preparatoria de demanda de Reconocimiento de Firmas de un documento privado de pago de deuda y por el informe emitido por la abogada Lourdes Beltrán Córdova, respecto de actuaciones realizadas por esta profesional en su condición de Notario de Fe Pública cursante a fojas 395 de obrados. En Cuanto a la “supresión de nombre de la Carmen Vásquez”, se tiene que, el propio demandante ha declarado, demandado y corregido que Carmen Vásquez, no tiene ni tenía ninguna relación de parentesco con la de cujus Serafina Fernández de Vásquez, esposa del demandante Sergio Vásquez Plaza y por lo tanto ningún derecho sobre el bien objeto de la Litis, al margen de ello se debe tener en cuenta que a fojas 6 vuelta de obrados, cursa el Testimonio de la Matrícula 4011010020407 extendido por la oficina de Derechos Reales en el que se evidencia y acredita un registro independiente de la parte del bien que corresponde al demandado Cirilo Maizman Bueno, en este sentido se tiene que el Recurso de Casación formulado por el recurrente y en cuanto a este numeral se refiere, deviene en Infundado por los motivos señalados precedentemente.  

Con referencia al tercer numeral de la denuncia se tiene que, los argumentos esgrimidos son los mismos del numeral anterior, solo que en este numeral el recurrente se refiere a la señora Carmen Beatriz Vásquez Fernández, (fojas 181) como su hija contra tal cual realizó el trámite de “supresión de nombre”, sin embargo de manera contradictoria en el Testimonio de la Partida 1706 del libro de Propiedades de la capital del año 2000, expedido por la oficina de Derechos Reales y que cursa a fojas 5 vuelta, el demandante (ahora recurrente) la menciona como su hermana. Motivo por el cual el Recurso de Casación con referencia a este numeral también deviene en Infundado.

Con referencia al cuarto numeral del recurso de casación se tiene que, de la revisión de los documentos al momento de la transferencia de las acciones y derechos y respecto de la superficie, se establece que los mismos han sido debidamente refrendados, aclarados y delimitados y medida de la transferencia por el propio demandante (ahora recurrente), y para mayor abundancia se tiene el Documento Privado o Contradocumento donde se establece las verdaderas condiciones y previo de la venta de la fracción con dimensiones y medidas donde ni siquiera se menciona a ninguna otra persona como copropietaria del inmueble, al margen de ello se debe tener en cuenta que no existe prohibición legal para la venta de un bien indiviso conforme establece el artículo 564 del Código Civil, entonces se tiene que lo denunciado en este numeral deviene en Infundado.    

En la especie, el contenido del recurso de casación, resulta impreciso y desordenado, pues no precisa a cabalidad el fundamento de las causales de casación en el fondo, es decir, no ha citado en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, de igual manera no ha especificado en qué consiste cada una de ellas, el recurrente no ha propuesto la solución jurídica al caso planteado, así como no identifica la existencia de errores de derecho o de hecho en la valoración o apreciación de la prueba como causales de procedencia del recurso de casación en fondo, para que se considere una nueva valoración y apreciación, puesto que ésta es una atribución privativa de los juzgadores de instancia, incensurable en casación.

Por las razones expuestas, siendo infundados los agravios expuestos por la parte recurrente, corresponde fallar en la forma prevista por los artículos 271 numeral 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42- 1) y disposición transitoria octava de la Ley del Órgano Judicial, y en aplicación a lo dispuesto por los artículos 271-2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fojas 475 a 477, interpuesto por Jacqueline Mónica Vásquez Nogales representante legal de Sergio Vásquez Plaza, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.- que mandará hacer efectivo la jueza inferior.

Regístrese notifíquese y devuélvase.

Fdo. Javier Medardo Serrano Llanos

Fdo. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi Abog. Paola Verónica Barrios Sanabria/Secretaria de Sala

Libro de Tomas de Razón Nº 238/2014