SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 204

Sucre: 11 de Junio de 2014.

Expediente: Lp- 35-09-S

Proceso: Venta Forzosa Judicial de Bien Inmueble

Partes: Miguel Calenzani Salinas y otro c/ Heriberto Calenzani Salinas

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 167 a 170, interpuesto por Heriberto Abraham Calenzani Salinas, contra el Auto de Vista 468/2008 de fecha de 18 de diciembre, cursante a fojas 161 162, pronunciado por la Sala Civil Tercera de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso ordinario sobre VENTA FORZOSA JUDICIAL DE BIEN INMUEBLE, seguido por Miguel Calenzani Salinas y otro contra el recurrente, los antecedentes del proceso, la contestación al recurso extraordinario de fojas 172 y vuelta, el auto de concesión del recurso de fojas 175; y,

CONSIDERANDO I:

DE LOS ANTECEDENTES DEL PROCESO: Que durante la tramitación de la causa, el Juez de Partido 4º en lo Civil y Comercial de La Paz, emitió Sentencia declarando PROBADA en parte la demanda en lo respecta a la venta forzosa judicial del bien inmueble objeto del presente proceso, por no existir acuerdo entre las partes en litigio; pues, el inmueble no soportaría el fraccionamiento en cuatro partes, llegando de esta manera a ser inservible para la vivienda o cualquier otra actividad lícita, de esta manera no admitiendo el inmueble cómoda división debe realizarse la tasación, subasta y remate del bien inmueble, para que con su producto se satisfaga de la manera más equilibrada las pretensiones. De igual forma se declara probada la reconvención de reconocimiento de mejoras en el inmueble sujeto al proceso, en consecuencia, en ejecución de sentencia señálese, día y hora de la subasta del bien común y procédase a la elaboración de un informe pericial a fin de establecer el monto de las mejoras y su pago a la reconvencionista, sin costas. 

Que, en grado de apelación incoada por el demandado, la Sala Civil Tercera de la Corte Superior de Distrito Judicial de La Paz, confirma la Sentencia Nº 153/2008 de fecha 6 de mayo, con costas.

CONSIDERANDO II.-

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACION: Contra el referido Auto de Vista, el demandado plantea recurso de casación y nulidad, con los siguientes fundamentos:

Recurso de casación en el fondo.- Indica que, la división y partición del bien inmueble debía ser declarado por la Alcaldía Municipal o por un perito.

Que, en el proceso nunca se ha probado el punto c) del auto de calificación del proceso, punto principal de la demanda,  sin embargo en una  muestra de total parcialidad con los demandantes, indican que se ha demostrado que no es posible su cómoda división y participación, siendo falso y aberrante.

Que existe un grueso error de derecho en la apreciación de las pruebas pues nunca, jamás se probó que no es posible la cómoda división del inmueble, siendo procedente el presente recurso de fondo según el artículo 253 - 3) del Código de Procedimiento Civil, pidiendo que en estricta aplicación del artículo 271 numeral 4) y 274 del mismo cuerpo legal, se case el auto de vista recurrido.

NULIDAD.- Señala que nunca fue notificado con ninguna pieza procesal del presente proceso, sustanciándose a sus espaldas y dejándole en indefensión.

Que la representación cursante a fojas 19 en el cual sorprendentemente se le arroga un hijo, constituyendo sólo falacias vertidas por el oficial de diligencias que nunca buscó a su persona. Por el contrario, dice, sí tener tres hijas, por lo que se colige que la representación es falsa, por consiguiente se ha viciado el presente proceso, pues no se ajusta a lo establecido por los artículos 120, 122 y siguientes, violándose el artículo 128 todos del Código de Procedimiento Civil.

Que, su nombre correcto es Heriberto Abraham Calezani Salinas y la demanda fue interpuesta contra Heriberto Calezani Salinas; que la notificación se la practico en calle Guatemala N° 862, sin especificar si es 862 A que es donde él vive u 862 B que también existe. Por lo expuesto solicita la nulidad, en aplicación al artículo 271 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           

CONSIDERANDO III.-

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.- Que, sometido el expediente y recurso de casación a una revisión minuciosa, es importante realizar las siguientes consideraciones:

Que, el recurso extraordinario de casación, conforme estipula el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil, se ha instituido a favor de todo litigante para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por ley. Recurso extraordinario que se halla sujeto en su interposición a una serie de requisitos que hacen al plazo y contenido; en cuanto al primero que es el que interesa al caso de autos, el artículo 257 del Código de Procedimiento Civil establece que el Recurso de Casación debe interponerse dentro del plazo fatal e improrrogable de ocho días, plazo que se computa desde la notificación con el Auto de Vista o en su caso desde la notificación con el Auto de explicación o complementación, conforme dispone el artículo 239 en relación al 221 del Código Adjetivo Civil. En caso de que el recurso de casación se interponga fuera del plazo establecido, conforme prevé el artículo 262 numeral 1) del citado adjetivo, corresponde, al Juez o Tribunal de segunda instancia, negar su concesión, empero si éste soslaya advertir ese aspecto y concede el mismo, al Tribunal de Casación le corresponde declarar la improcedencia del recurso, conforme prevé el artículo 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil, en cuyo caso el Tribunal de Casación se encuentra impedido de conocer el fondo de la impugnación deducida.
De los fundamentos anteriormente expuestos, se infiere que el plazo para la interposición del recurso de casación se computa de momento a momento, es decir desde la notificación con la resolución de vista que se impugna y culmina en la hora similar del día en que se cumple el plazo concedido.
En la especie,  el ahora recurrente fue notificado con el Auto de Vista N° 468/2008 mediante diligencia cursante a fojas 163 en fecha 5 de enero de 2009 a horas 10:15, fecha y hora que marcaba el inicio del cómputo de plazo al recurrente Heriberto Abraham Calenzani Salinas previsto en el artículo 257 del adjetivo civil para la formulación del recurso extraordinario, recurso que fue interpuesto y presentado, sin dar otra explicación que estar cerradas las puertas de la Corte Superior del Distrito de La Paz, ante el Notario de fe pública Dr. Nelson Abel Mita Zapata en fecha Lunes 12 de enero de 2009 a horas 18:30 p.m. es decir, dentro del plazo, esto en aplicación del artículo 97 del Código de Procedimiento Civil, así se evidencia en obrados de fojas 170 vuelta, procediéndose “recién” a la presentación en Secretaria de Cámara de la Sala Civil Tercera en fecha 14 de enero de 2009, a horas 16:38, así se acredita y desprende de fojas 170 vuelta, por el cargo de recepción realizado en la mencionada Sala, vale decir dos días después de habérselo presentado ante el Notario de fe pública, cuando éste funcionario tenía la obligación de presentar dicho recurso de casación  a primera hora del día siguiente hábil, al no haberse procedido de esa manera se entiende que el mencionado recurso fue presentado fuera de término legal, resultando extemporánea la alzada interpuesta, similar razonamiento lo encontramos en el A. S. Nº 159 de 3 de abril de 2007, el cual manifiesta:”…si el memorial fue presentado ante un Notario de Fe Pública, éste tiene la obligación de presentar el memorial ante el juzgado o tribunal, a primera hora del primer día hábil y no al final del día, como sucedió en actuados, lo que lleva a presumir la presentación extemporánea del recurso”.

Que, el artículo 1514 del Código Civil, dispone que "los derechos se pierden por caducidad cuando no son ejercidos dentro del término de perentoria observancia fijado para el efecto", por lo expuesto, queda evidente que el recurso fue formulado de manera extemporánea, dejando caducar su derecho para interponer el mismo, pues fue  presentado fuera del plazo perentorio y fatal señalado en el artículo 257 del Código de Procedimiento Civil, o sea después de los ocho días, plazo que no admite prórroga y que corre de momento a momento desde la notificación con el auto de vista a dicha parte, situación que el inferior tenía la obligación de observar y de esa manera, dar cumplimiento a la previsión contenida en el artículo 262 numeral 1) del adjetivo civil, negando la concesión del recurso y declarar ejecutoriado el Auto de Vista.

Al margen de lo desglosado, debemos hacer referencia, que la aplicación del artículo 97 del Código de Procedimiento Civil, está destinado a salva guardar el derecho a la defensa, por las impugnaciones que pudieran realizar las partes, con la presentación de sus recursos, ante posibles imponderables “justificados” que se presentaren y dificultarían o imposibiliten su interposición y presentación estando por vencerse algún plazo perentorio establecidos por ley, y no así para ampliar o prorrogar plazos indiscriminadamente para beneficio ilegal del o los recurrentes, como en el caso de autos, en el que el recurrente acude ante notario de fe pública, no con otro argumento de “…por la imposibilidad de llegar en forma personal a dependencias de la Sala Civil Tercera de la Respetable Corte Superior del Distrito de La Paz, por estar las puertas cerradas para la atención al público,…”, motivo que no justifica en nada el ampararse en el citado artículo, sin evidenciarse la secuencia que debía seguir para la presentación de escritos en caso de emergencia, posibilitando su presentación ante los funcionarios pertinentes en el orden propuesto por la normativa, más aún si la interposición del recurso podía habérsela realizado de manera directa a la Sala correspondiente, incluso al día siguiente, hasta antes de las 10:15, hora en la que se vencía su plazo, memorial que además no fue presentado por el Notario de fe pública, como correspondía hacerlo, si no por el abogado Luís Alberto Del Carpio Delgado Gonzales, desvirtuando dar fe a lo señalado. 

En consecuencia el presente  recurso cae dentro de la previsión de los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 1) del indicado Procedimiento Civil, no abriéndose competencia ante este Tribunal Supremo.

POR TANTO.- La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara IMPROCEDENTE el recurso de casación y nulidad interpuesto por Heriberto Abraham Calenzani Salinas contenidos en el memorial de fojas 167 a 170, con costas.

Con apercibimiento al Tribunal de Alzada, por no haber dado aplicación al artículo 262 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1000, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Javier Medardo Serrano Llanos

Fdo. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi Abog. Paola Verónica Barrios Sanabria/Secretaria de Sala

Libro de Tomas de Razón Nº 204/2014