SALA  CIVIL  LIQUIDADORA


Auto Supremo: Nº 166

Sucre: 7 de mayo de 2014.

Expediente: O-40-11-S

Proceso: Violación

Partes: MºPº c/ los menores J.C.F.H. y otros

Distrito: Oruro

Magistrada Relatora: Dra. Elisa Sánchez Mamani


I VISTOS:

1. El recurso de casación en el fondo de fojas 369 y vuelta interpuesto por Leonarda Huarayo  Choquecallata en representación de su hijo JCFH contra el Auto de Vista Nº 104/2011 de 20 de agosto, cursante de fojas 344 a 347, pronunciada por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro el proceso infraccional seguido por el Ministerio Público, contra los menores JCFH, JÁM, JASS y JTU, los antecedentes procesales; y:

II. CONSIDERANDO:

2.1. ANTECEDENTES DEL PROCESO.

Que, el Juez de Partido Ordinario de Sentencia en lo Penal y Liquidador, Niñez y Adolescencia, Trabajo y Seguridad Social de las Provincias Pantaleón Dalence y Poopo del Departamento de Oruro con asiento en Huanuni, mediante Sentencia Nº 01 de fecha 17 de enero de 2011, declaró a los menores JCFH, JÁM, JASS y JTU, autores de la infracción de violación con agravante previsto y sancionado por el articulo 308 y 310 del Código Penal, reformados por los artículos 3 y 6 de la Ley 2033, de acuerdo a lo dispuesto por el numeral 3 inciso c) del artículo 237, 249, numeral 1) y 251, todos del Código Niño, Niña y Adolescente, imponiéndoles la sanción de 5 años de privación de libertad que deberán cumplir en el Centro de Observación Albergue Mi Casa de Oruro, más pago de costas ocasionados al Estado averiguables en ejecución de sentencia, debiendo cancelar las costas los progenitores de los adolescentes.

En grado de apelación deducida por Leonarda Huarayo Choquecallata en representación de su hijo JCFH e Inés Mamani Choquecallata por su hijo JAM, la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, confirma la sentencia de fojas 307 a 310 de fecha 17 de enero de 2011, con costas

La resolución de segunda instancia, motivó que la madre del menor infractor JCFH, mediante memorial de fojas 369 y vuelta, interponga recurso de casación en el fondo.

III. CONSIDERANDO:

3.1. La recurrente en alusión de los artículos 284 del Código Niño, Niña y Adolescente y los artículos 250, 253, 257 y 258 del Código de Procedimiento Civil, interpone recurso de casación en el fondo bajo los siguientes argumentos:

1. Que la solicitud de prórroga de la investigación efectuada por el fiscal, fue solicitada fuera de plazo ordinario, incumpliendo lo establecido en el artículo 307 del Código Niño, Niña y Adolescente.

2. La falta de citación con la acusación, debido que no se puede confundir una citación con lo que es una notificación y no se puede considerar como una citación la notificación al abogado, ya que el artículo 313 del Código Niño, Niña y Adolescente establece con claridad, "con citación de partes y notificación del fiscal" lo que implica que la citación debe ser en forma personal al demandado, y no así al abogado, como ocurrió en el presente caso.

Finaliza su recurso, manifestando interponer el recurso de casación en el fondo, en contra del Auto de Vista Nº 104/2011 de fecha 20 de agosto, solicitando, se pronuncié auto supremo y en el fondo resuelva casando el auto de vista.

3.2 Fundamentos del fallo:

Tenida cuenta que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, que tiene por objeto el enjuiciamiento de la sentencia de segunda instancia; en reiterados fallos, verbi gratia el Auto Supremo Nº 70 de 11 de febrero de 2003, entre otros, que marcan línea jurisprudencial, la entonces Corte Suprema de Justicia, ha dejado delineado que el recurso de casación, según el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil, podrá ser en el fondo y en la forma; el primero está reservado para los casos enumerados en el artículo 253 del mismo cuerpo legal, en tanto que el segundo procede por violación de las formas esenciales del proceso, cuando la sentencia o Auto de Vista recurrido hubiere sido dictado en los casos previstos en el artículo 254 del mismo adjetivo.

En razón a que la casación en el fondo y en la forma emergen de dos realidades distintas, la fundamentación y la petición del recurrente deben guardar estricta correspondencia; es decir si se denuncia errores in judicando se interpondrá recurso de casación en el fondo por las casuales previstas por el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil y se pedirá casar el Auto de Vista; en cambio sí se acusa de errores in procedendo se interpondrá recurso de casación en la forma por las causales previstas en el artículo 254 del mismo Código Adjetivo Civil y se pedirá la nulidad de obrados o la nulidad llanamente.

Por mandato del artículo 258-2) del igual procedimiento, el recurso no solo debe citar en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurre, su folio, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, sino también especificar en qué consiste la violación, falsedad o error ya se trate del recurso de casación en el fondo, en la forma o en ambos.

El cumplimiento escrupuloso de los requisitos impuestos por el citado artículo 258-2) ídem, no constituye una mera formalidad potestativa, pues tiene por finalidad delimitar el accionar del Tribunal de casación, para permitir que el fallo del Tribunal de casación sea pertinente, exhaustivo y fundamentado.

La prohibición para que el Tribunal de casación supla de oficio los requisitos del recurso incumplidos manifiestamente por el recurrente, tiene su fundamento tanto en el principio dispositivo, pues es el justiciable el que delimita el Thema decidendum del Tribunal casacional, como en el derecho a la igualdad, en su vertiente procesal, proclamado por el artículo 119 de la Constitución Política del Estado, y en el principio a la igualdad de las partes ante el juez, proclamado por el artículo 180 del Código de Procedimiento Civil; pues para el caso de que el Tribunal obrara oficiosamente, subsanando un recurso de casación defectuoso, se estaría actuando en desmedro de la parte contraria, lo cual implicaría afectar la imparcialidad del Tribunal.

En el caso en examen, el recurso de casación es manifiestamente defectuoso, pues la recurrente formula denuncias sobre supuestos errores de procedimiento dentro de su recurso de casación en el fondo, como la inobservancia del plazo de duración de la investigación, así como la falta de citación con la acusación; olvidando que los errores de procedimiento deben ser denunciados dentro del recurso de casación en la forma, pero de ninguna manera dentro del recurso de casación en el fondo, el cual está reservado para los errores de juzgamiento en el que pudieron haber incurrido los jueces de instancia al aplicar el derecho material en las resoluciones impugnadas; por ello resulta incongruente su pedido de nulidad con relación a su recurso de casación en el fondo, ya que cuando se recurre de casación en el fondo el pedido debe ser de "casar el auto de vista" y el pronunciamiento sobre el fondo, pero de ninguna manera se puede pedir la nulidad, como lo ha hecho equivocadamente la recurrente; tan defectuoso es el recurso, que ni siquiera se indica en cuál de las causales de casación en el fondo, previstas en el artículo 253 del Código de procedimiento Civil, se encuentran sustentadas sus denuncias.

En consecuencia, al no haber cumplido la recurrente con la carga legal prevista en el artículo 258-2) del Código de Procedimiento Civil, por desconocimiento de la adecuada técnica jurídica que debe observarse en la formulación de este recurso extraordinario, y al no poderse suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en las que incurrió la recurrente, este tribunal se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer los recursos intentados, y se falla conforme los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

IV. POR TANTO:

4.1 La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por  la disposición transitoria octava, artículos 41 y 42 - I - 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio del 2010, así como del parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial y en aplicación de lo dispuesto por los artículos 271-1) y 272-2 del Adjetivo Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fojas 369 y vuelta, interpuesto por Leonarda Huarayo Choquecallata en representación de su hijo JCFH. Sin costas, por no existir contestación al recurso.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi Abog. Paola Verónica Barrios Sanabria /Secretaria de Sala

Libro Tomas de Razón Nº 166/2014