SALA  CIVIL  LIQUIDADORA


Auto Supremo: Nº 145

Sucre: 5 de mayo de 2014.

Expediente: T- 17-09- S

Proceso: Extinción de Obligación

Partes: Jose Hilario Muñoz Cruz c/ Maria Amelia Ruiz Gutierrez

Distrito: Tarija

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 456 a 457 vuelta, interpuesto por María Amelia Ruiz Gutiérrez, contra el Auto de Vista Nº 83 de 29 de junio de 2009, cursante a fojas 451 a 453, pronunciado por la Sala Civil Primera de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, dentro del proceso ordinario sobre EXTINCION DE OBLIGACION, seguido por José Hilario Muñoz Cruz contra el esposo de la recurrente, los antecedentes del proceso,  el auto de concesión del recurso de fojas 462; y,

CONSIDERANDO I:

DE LOS ANTECEDENTES DEL PROCESO: Que durante la tramitación de la causa, el Juez de Partido 3º en lo Civil y Comercial de Tarija, emitió sentencia de fecha 3 de octubre de 2008, cursante a fojas 383 a 389 vuelta, declarando PROBADA la demanda de fojas 10 a 11 vuelta de obrados interpuesta por José Hilario Muñoz Cruz en contra de Gregorio Martínez Tarifa. Consecuentemente declara la extinción de la obligación de pago de la suma de dólares americanos cinco mil tres cientos ($us. 5.300.-), por su cumplimiento. 2. Nula la adjudicación judicial realizada a favor del acreedor Gregorio Martínez Tarifa, de la acción y derecho del lote de terreno de 565.36 m2. En ejecución de sentencia se librara la ejecutorial correspondiente ante la oficina Registradora de Derechos Reales. 

Que, en grado de apelación incoada por el apoderado del demandado, la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Distrito Judicial de Tarija, confirma plenamente la sentencia apelada, con costas.

CONSIDERANDO II.-

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACION: En conocimiento de la determinación adoptada por el Tribunal de Segunda Instancia, la esposa del demandado, interpuso recurso de casación, mismo que se pasa a considerar.

Manifiesta que el auto de vista ha olvidado incluir en su consideración el artículo 62 del Código de Procedimiento Civil y artículo 810-II del Código Civil, toda vez que el poder notarial N° 66/2002, es un poder especial con un fin determinado que es el de iniciar un juicio ejecutivo y de ninguna manera para que el apoderado firme documentos privados de cancelación de deuda.

Que siendo el fallo de alzada lesivo a su interés, interpone recurso de casación, solicitando se dicte auto supremo casando el auto de vista recurrido y deliberando en el fondo declare probada la contestación a la demanda y apelación en todas sus partes.

CONSIDERANDO III.-

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN: Que de la revisión de antecedentes, la Sentencia Nº 311/2008 de 3 de octubre cursante de fojas 383 a 389 vuelta, fue notificada al abogado patrocinante Wilson Ramírez Borda, quien también es apoderado del demandado Gregorio Martínez Tarifa a horas 08:41 del día miércoles 15 de octubre 2008, conforme consta en la diligencia de notificación de fojas 390 de obrados, teniendo 10 días para presentar su apelación, es decir hasta el 25 de octubre 2008 a horas 08:41; en virtud a lo previsto en el artículo 220 parágrafo I numeral 1) del Código de Procedimiento Civil que dispone, la apelación, salvo disposición contraria expresa, se interpondrá dentro de los plazos siguientes:
1) Diez días, de las Sentencias y Autos definitivos pronunciados en procesos ordinarios, sumarios y ejecutivos.
2) Cinco días, de las Sentencias y Autos definitivos en procesos sumarísimos.
II. Estos plazos son fatales y se computarán a partir de la notificación con la Sentencia o auto.
En el caso de Autos y tratándose de una Sentencia dictada en proceso ordinario, el plazo que correspondía para la impugnación de la Resolución de primera instancia, es de diez días, siendo el mismo conforme dispone el parágrafo II de la norma glosada supra, fatal y perentorio, entendiéndose que asume esa calidad porque su finalización hace caducar automáticamente su derecho a la impugnación sin necesidad de declaración judicial, debiendo computarse de momento a momento a partir de la notificación con la resolución que se pretende impugnar, plazos que corren ininterrumpidamente.
En ese mismo sentido, el Auto Supremo: Nº 268 de 29 de agosto 2011 respecto de los plazos procesales señala: "Los plazos procesales… …que se cuentan de momento a momento, el cómputo se inicia desde el momento de la notificación y culmina en la hora similar del día en que se cumplen los concedidos como plazo, asimismo el artículo 141 del Código de Procedimiento Civil, es claro al mencionar que los plazos transcurrirán ininterrumpidamente y sólo se suspenderán durante las vacaciones judiciales...".
En Autos, el apoderado Wilson Mario Ramírez Borda representante del demandado Gregorio Martínez Tarifa presentó su recurso de apelación el día sábado 25 de octubre de 2008, a horas 11:30, así se desprende del cargo de recepción de la Auxiliar del Juzgado de fojas 408 de obrados, consecuentemente, fuera del plazo establecido por el artículo 220 del Adjetivo Civil, extemporaneidad que no fue observada por el tribunal de alzada, pese a haber sido denunciada por los demandantes en su memorial de contestación a la apelación, tribunal que debía rechazar la apelación y en consecuencia anular el auto de concesión del mismo, declarando la ejecutoria de la sentencia, sin embargo terminó resolviendo la apelación sin que se le haya abierto su competencia.

En este contexto, es pertinente referirse a la jurisprudencia adoptada por la Ex Corte Suprema de Justicia y con la cual el Tribunal Supremo comparte criterio, así por ejemplo, el Auto Supremo Nº 86/2007 de 14 de febrero de 2007 citando el (A. S. Nº 66/2001, de fecha 2 de abril de 2001. Sala Civil II) señala: "... que el recurso ordinario de apelación fue presentado después de haber fenecido ese plazo "fatal", por lo que era extemporánea la alzada interpuesta y por vía de consecuencia improcedente el recurso de casación, por disposición de los numerales. 1) y 2) del artículo 262 del mencionado Código Procesal, encontrándose la Sentencia ejecutoriada...".

Esto ha sido establecido también por el Tribunal Constitucional entre otros mediante Sentencia Constitucional No. 1053/2011 de fecha 1 de julio de 2011, remarcando que "...este Tribunal sentó línea jurisprudencial respecto al plazo para la interposición del recurso de apelación mediante la SC 1643/2004-R de 13 de octubre, criterio que no es contrario a los lineamientos del nuevo ordenamiento constitucional, estableciendo que éste: procederá a favor de todo litigante, que habiendo sufrido algún agravio en la resolución del inferior, solicite que el juez o tribunal superior lo repare; recurso que salvo disposición contraria expresa, se interpondrá dentro del plazo de diez días tratándose de sentencias y autos definitivos...". " Estos plazos son fatales y se computarán a partir de la notificación con la sentencia o auto".
Finalmente, se hace necesario dejar establecido que dentro del procedimiento civil al que se sujetan las partes, los plazos procesales deben ser obligatoriamente respetados, lo contrario provocaría inseguridad jurídica para alguna de las partes y vulneración al debido proceso, garantías procesales que deben ser protegidas por los administradores de justicia.
Por lo relacionado, se concluye que en el caso presente, al no haberse agotado la vía ordinaria por la recurrente actual, corresponde a este Tribunal Supremo fallar en previsión de los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, con relación al artículo 262 numeral 2) de la misma norma, que establece que una de las causas para negar el recurso de casación es no haber hecho uso del recurso de apelación, o como ocurrió en el presente caso presentado fuera del plazo.

POR TANTO.- La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por María Amelia Ruiz Gutiérrez, contenido en el memorial de fojas 456 a 457 vuelta, con costas.

Con apercibimiento al Tribunal de Alzada, por no haber dado aplicación al artículo 262 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi Abog. Paola Verónica Barrios Sanabria /Secretaria de Sala

Libro Tomas de Razón Nº 145/2014