SALA  CIVIL  LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 24

Sucre: 5 de marzo de 2014

Expediente:        C 1 - 09 S

Proceso: Acción Pauliana

Partes: Carmen Muñoz c/ Marcelo Bascope Ovando

Distrito: Cochabamba

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba                                                                


VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 280 a 281, interpuesto por Aurora Orozco Bascopé en representación de José Marcelo Bascopé Ovando, contra el Auto de Vista N° 121 de 11 de noviembre de 2008, cursante a fojas 275 a 277, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso ordinario sobre ACCION PAULIANA, seguido por Carmen Muñoz de Jiménez y otras contra Hugo Bascopé Quintanilla  y otros, los antecedentes del proceso y el auto de concesión del recurso de fojas 284; y,

CONSIDERANDO I:

DE LOS ANTECEDENTES DEL PROCESO: Que en la tramitación de la causa, el Juez de Partido 1º en lo Civil de Cochabamba, pronunció sentencia de fecha 28 de octubre de 2005 cursante a fojas 202 a 206 vuelta de obrados, declarando PROBADA en parte la demanda de fojas 29 a 31,  probadas las excepciones perentorias opuestas por Ricardo Daniel Guerra Herbas y Norma Ruth Solís de Guerra, improbadas las excepciones perentorias invocadas por Aurora Orozco de Bascopé en representación de José Marcelo Bascopé Orozco y probada la excepción de eficacia de los actos de disposición en lo que concierne a la venta efectuada a los señores Ricardo Daniel Guerra Herbas y Norma Ruth Solís de Guerra, intentada por Hugo Bascopé, en consecuencia se revoca la venta hecha a José Marcelo Bascopé Orozco del Laboratorio San Miguel.

De forma separada los co demandantes y co demandados interponen recurso de apelación, misma que es atendida y resuelta por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, emitiendo  Auto de Vista Nº 121 de fecha 11 de noviembre de 2008, de fojas 275 a 277 de obrados, mediante la cual confirma la sentencia de primera instancia, con costas.

CONSIDERANDO II.-

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACION: El Codemandado José Marcelo Bascopé Orozco, a través de su representante Aurora Orozco de Bascopé, interpone recurso de  casación tanto en la forma como en el fondo, resumido de la siguiente manera:

Recurso de casación en la forma.- Acusa la falta de notificaciones con providencias que le habrían causado indefensión, omitiendo además el juez de primera instancia y de apelación realizar el saneamiento procesal que exige el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial; vulneraciones que son plenamente reconocidas por  el auto de vista, sin determinar la nulidad de obrados como corresponde, sancionando simplemente al juez infractor, pero si remediar la indefensión provocada.

Recurso de casación en el fondo.-  Indica que hubo quebrantamiento de las disposiciones 1283 del Código Civil y 397 del procedimiento, primero por el juez de la causa y posteriormente por el de segunda instancia, al haber aplicado la “sana critica”, incurriendo en errónea apreciación de las pruebas.

Concluye su memorial, solicitando conceder el recurso y pronunciar resolución anulando las actuaciones hasta el vicio más antiguo.

CONSIDERANDO III.-

DE LOS FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN: FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.- Que, la jurisprudencia sentada por este Tribunal Supremo, estableció que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho utilizada para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por ley, ello en razón a que no constituye una controversia entre las partes, sino una "cuestión de responsabilidad entre la ley y sus infractores", pudiendo presentarse como recurso de casación en el fondo, recurso de casación en la forma o en ambos efectos de acuerdo a lo estatuido por el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil, en tanto se cumplan los requisitos establecidos en el artículo 258 numeral 2) del mismo cuerpo legal, lo que implica citar en términos claros, concretos y precisos las leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, especificando en qué consiste la violación, falsedad o error y proponiendo la solución jurídica pertinente, esto porque el recurso de casación es un acto procesal complejo, puesto que entre los elementos de forma esenciales a contener no es sólo expresar la voluntad de impugnar, sino principalmente fundamentar esa impugnación conforme al modo de la estructura, del acto impugnado contenido en el citado artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil. Así, el recurso de casación está sometido a estrictos requisitos formales, de riguroso e indispensable cumplimiento, que determinan la admisión del mismo, de lo contrario se lo rechaza por la improcedencia, dando cumplimiento a la previsión del artículo 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

Por otra parte, los recursos de "casación en el fondo" y "casación en la forma", si bien aparecen hermanados, son dos realidades procesales de diferente naturaleza jurídica. El primero se relaciona con el error "in judicando" que no afecta a los medios de hacer el proceso, sino a su contenido, o sea, a sus fundamentos sustanciales. El segundo, con el error "in procedendo" que es atinente a la procedencia del recurso de nulidad en la forma, es decir, cuando la resolución recurrida haya sido dictada violando formas esenciales del proceso, o lo que es lo mismo, errores de procedimiento y vicios deslizados que sean motivo de nulidad por haberse afectado el orden público. En ambos recursos el Código de Procedimiento Civil, señala taxativamente los casos en que proceden. Consiguientemente, bajo estos parámetros la forma de resolución también adopta una forma específica y diferenciada, así, cuando se plantea en el fondo, lo que se pretende es que el auto de vista se case, conforme establecen los artículos 271 numeral 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil, y cuando se plantea en la forma, la intención es la nulidad de obrados, con o sin reposición, como disponen los artículos 271 numeral 3) y 275 del mismo cuerpo legal, siendo comunes en ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado. Técnicamente no hay recurso de casación, cuando se plantea uno en el que no se concreta correctamente el reclamo como casación en el fondo o casación en la forma, lo que implica su improcedencia.

En la especie, el contenido de los recursos es contradictorio e impreciso, no sólo porque por ejemplo, en la forma advierte falta de notificaciones a su persona, pero no acusa cual o cuales los artículos violados o vulnerados, o en el fondo, parece observar el método de apreciación de la prueba, que según él no sería el más correcto, pero al mismo tiempo, indica que no busca una nueva apreciación de la prueba, reduciendo su recurso de fondo a un simple relato y comentario, sin acusar en síntesis agravio alguno.

Al no identificar las leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente en cada recurso correspondiente, olvida que el recurso de casación en cualquiera de sus formas se equipara a una demanda nueva de puro derecho, cuya fundamentación legal debe ser totalmente clara y precisa, además de congruente con las pretensiones de quien la interpone, asimismo, el recurrente otorga a los mismos hechos la virtualidad de constituir al mismo tiempo en motivos de casación en el fondo y en la forma, haciendo sólo la petición de anulación hasta el vicio más antiguo, olvidando que los recursos de casación en el fondo y la casación en la forma por su naturaleza distinta, no pueden confundirse entre sí porque persiguen efectos jurídicos diferentes, razón por la que se exige sean necesariamente individualizados y concluyan cada cual con un petitorio claro, concreto y preciso de forma alternativa, lo que no ha ocurrido en el presente caso, lo que decanta en su improcedencia manifiesta.

En consecuencia, al no haber cumplido el recurrente con la carga legal prevista en el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, por desconocimiento de la adecuada técnica jurídica que debe de observarse en la formulación de este recurso extraordinario, y al no poderse suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en que incurrieron los mismos, este Tribunal Supremo se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer los recursos intentados, al que castiga conforme los artículos 271numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO.- La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara IMPROCEDENTES los recursos de casación en la forma como en el fondo interpuesto por Aurora Orozco de Bascopé en representación de José Marcelo Bascopé Orozco, contenidos en el memorial de fojas 280 a 28, con costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. Paola Verónica Barrios Sanabria Secretaria de Sala

Libro de Tomas de Razón 24/2014