SALA  CIVIL  LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 14

Sucre: 5 de Marzo de 2014

Expediente:        O 6 09- S

Proceso: Reivindicación de Propiedad de Inmueble

Partes: Jacqueline Mora Bazan c/ Luis Gutiérrez Beltrán

Distrito: Oruro

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos



VISTOS: el recurso de casación en la forma o nulidad de fojas 237 a 243 vuelta, interpuesto por Jacqueline Mora Bazán representada por Delia Herrera Rojas de Alanes, contra el Auto de Vista Nº 173/2.008 de 22 de diciembre, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso Ordinario por Reivindicación de Propiedad de Inmueble seguido por la recurrente en contra de Luís Gutiérrez Beltrán, el auto concesorio de fojas 247, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO: que, el Juez Segundo de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de Oruro, mediante Sentencia Nº 663/2.008 de 14 de junio (fojas 189 a 192 vuelta), en la cual falla declarando Probada la demanda de fojas 20 a 22, con costas. En su mérito se dispone que el demandado Luís Gutiérrez Beltrán, reivindique y restituya el lote de terreno objeto de la Litis, a favor de su propietaria Jacqueline Mora Bazán, sea dentro del tercer día de la ejecutoria de la presente resolución, bajo alternativa de derecho. Sin lugar al pago de daños y perjuicios por no haberse probado este aspecto. 

En grado de apelación, la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, mediante Auto de Vista Nº 173/2008 de 22 de diciembre, cursante de fojas 230 a 231 vuelta, ANULA obrados con reposición hasta el estado en que el inferior dicte nueva sentencia debidamente motivada y fundamentada dentro del plazo que prevé la ley. Con responsabilidad civil para el juez de primera instancia Dr. Heriberto Espada Montero, que se gradúa en la suma de Bolivianos Cien (Bs. 100.-).

CONSIDERANDO: que, la demandante en su recurso de casación en la forma o nulidad de 6 de enero de 2009 cursante de fojas 237 a 243 vuelta, invoca los artículos 250 y 253-1) y 3) del Código de Procedimiento Civil, situación que fundamenta bajos los siguientes argumentos:

Que, el Auto de Vista, ha incurrido en el quebrantamiento del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil con relación al artículo 254-4) del mismo cuerpo de leyes, por los siguientes motivos: Primero, no es verdad que la sentencia dictada por el juez de primera instancia no tenga la fundamentación requerida pues de fojas 189 a 192 de obrados, se puede evidenciar la fundamentación legal con apreciación precisa de los artículos 105, 1287, 1289, 1453, 1454, 1538 y 1545, normas legales que rigen y enmarcan el tipo legal del proceso, más la insuficiente prueba de descargo no puede ser analizada ni fundamentada. Segundo, denuncia que, la competencia del Tribunal de Alzada se abre con el recurso de apelación con los fundamentos expuestos y la petitoria expresamente planteada y el apelante Luís Gutiérrez Beltrán, solo pidió que se REVOQUE (no Anule) la sentencia en todas sus partes, conforme el artículo 237-3) (no el artículo 237-4) del Código de Procedimiento Civil), es decir que solo pidió que se declare Improbada la demanda principal (no pidió nulidad alguna) por haberse demostrado que la accionante al momento de iniciar la presente acción ya no era propietaria. Tercero, denuncia que, en cumplimiento al principio de legalidad y del debido proceso el Auto de Vista debía ceñirse a lo reglado por los artículos del Título V, Capítulos III y VI del Código de Procedimiento Civil, en concreto al artículo 236 del adjetivo civil. Cuarto, acusa que, la sentencia Nº 663/2008 de fojas 189 a 192 vuelta, a enmarcado sus decisiones en la norma legal y los principios de derecho y se ha pronunciado sobre lo fundamental y lo principal de la demanda en la forma en que ha sido demandada y contestada la petición principal y conforme a la prueba producida y en aplicación del artículo 1328 del Código Sustantivo no puede valorar la insuficiente prueba testifical cuando la abundante prueba documental ha demostrado lo contrario. Quinto, acusa que, el Auto de Vista recurrido al disponer la Anulación de obrados infringe el artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, (resoluciones ultra petita) por haber otorgado más de lo solicitado, haciendo procedente la aplicación del artículo 254-4) del Código de Procedimiento Civil. Sexto, denuncia que, el Auto de Vista recurrido no debió aplicar el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial sino más bien debía aplicarse el artículo 247 de la misma ley. Séptimo, acusa que, la última Sentencia Constitucional Nº 0590/2006-R, que invoca el Auto de Vista recurrido no se vincula al caso específico de la presente acción, porque el mismo refiere a una acción penal y orienta la extinción de la misma. La recurrente concluye transcribiendo jurisprudencia y al final pide se conceda el recurso formulado y al tenor del artículo 271-3) del Código de Procedimiento Civil, se Anule el Auto de Vista recurrido y deliberando en el fondo se mantenga la sentencia de primer grado.                            

CONSIDERANDO: que, del análisis y cotejo del recurso de casación en la forma o nulidad, se llega a las siguientes conclusiones:

En cuanto al Primer numeral, se tiene que, el Auto de Vista recurrido al Anular obrados hasta la sentencia y en cumplimiento del artículo 15 de la Ley de Organización Judicial concordante con los artículos 3-1) y 90 del Código de Procedimiento Civil, ha actuado de manera correcta al establecer que la sentencia (dictada por el juez de primera instancia) no cumple con la motivación y la fundamentación requerida por ley, al señalar que, el juez no ha realizado una correcta apreciación y valoración de la prueba conforme establece el artículo 1286 del Código Civil, concordante con el artículo 397 del Código de Procedimiento Civil, pues resulta ser cierto y evidente lo afirmado en el Auto de Vista recurrido cuando señala que el juez de primera instancia al pronunciar la sentencia solo se limita a hacer una relación de los datos del proceso y de las pruebas producidas sin apreciarlas de acuerdo a la valoración que establecen los artículos 397 y 476 del Código de Procedimiento Civil y al señalar que la sentencia ha incurrido en la falta de los requisitos establecidos en los artículos 190 y 192 del Procedimiento Civil. En cuanto al Segundo numeral se debe tener en cuenta que el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial concordante con los artículos 3-1) del Código de Procedimiento Civil señalan lo siguiente: Artículo 3-1).- Deberes de los Jueces y Tribunales.- 1) Cuidar que el proceso se desarrolle sin vicios de nulidad. Esta normativa legal tiene su concordancia con el artículo 90 del mismo Procedimiento Civil el cual señala: Artículo 90 del Código de Procedimiento Civil.- Cumplimiento de normas procesales.- Las normas procesales son de orden público y por tanto de cumplimiento obligatorio. Bajo esta óptica se tiene que los Vocales recurridos al Anular obrados han actuado en cumplimiento de las normativas legales invocadas precedentemente. Con referencia al numeral Tercero, resulta no ser cierto ni evidente lo afirmado por la recurrente, pues el Auto de Vista, al evidenciar que la sentencia carecía de motivación y fundamentación, en cumplimiento de los artículos 3-1), 90 y 237-4) del Código de Procedimiento Civil, ha ordenado la nulidad de obrados hasta que el juez dicte nueva sentencia de manera motivada y fundamentada. En cuanto al numeral Cuarto del  recurso de casación, el Tribunal de Alzada ha sido claro al señalar que la Sentencia de primera instancia no ha enmarcado sus decisiones en la norma legal y los principios de derecho, y ha olvidado pronunciarse sobre lo fundamental y lo principal de la demanda, pues la misma no contiene disposiciones expresas, positivas y precisas, no ha realizado un análisis y evaluación fundamentada de las pruebas, consecuentemente cuando un juez omite la motivación y fundamentación de una resolución no solo suprime una parte estructural de la misma, sino que en la práctica toma una decisión de hecho y no de derecho, la cual impide a las partes conocer cual o cuales han sido las razones que sustentan el fallo. Con referencia al numeral Quinto del recurso de casación, se tiene que, el Tribunal de Alzada al ordenar la Anulación de obrados hasta la sentencia de primera instancia, ha actuado en cumplimiento de los artículos 3-1), 90 y 237-4) del Código de Procedimiento Civil. En cuanto al numeral Sexto del recurso de casación, y con referencia a que, el Auto de Vista recurrido no debió aplicar el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial sino más bien debía aplicarse el artículo 247 de la misma ley, esta situación ha sido explicada y fundamentada en el anterior numeral. En cuanto al numeral Séptimo del recurso de casación se tiene que la Sentencia Constitucional Nº 0590/2006-R, que invoca el Auto de Vista recurrido, en sus fundamentos fácticos se refiere a que las resoluciones deben ser pronunciadas en forma debidamente motivada y fundamentada.

En consecuencia estos motivos por los cuales ha sido formulado el recurso de casación en la forma o nulidad, devienen en Infundados.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42-1) y disposición transitoria octava de la Ley del Órgano Judicial, y en aplicación a lo dispuesto por los artículos 271-2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma o nulidad de fojas 237 a 243 vuelta, interpuesto por Jacqueline Mora Bazán representada por Delia Herrera Rojas de Alanes, sin costas.

Regístrese notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Paola Verónica Barrios Sanabria Secretaria de Sala

Libro de Tomas de Razón 14/2014