SALA  CIVIL  LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 4

Sucre: 27 de febrero de 2014.

Expediente:        C- 27 11 S

Proceso: Nulidad de Documento

Partes.- Lourdes Gumucio c/ Walter Borda

Distrito: Cochabamba

Magistrada Relatora: Dra. Elisa Sánchez Mamani


I.VISTOS:

1.- El recurso de casación en la forma, interpuesto por Orlando Guillermo Valdivia Gumucio, en representación de  Lourdes Gumucio Vda. de Valdivia, de fojas 383 a 387 vuelta, contra el Auto de Vista Nº 191 de 24 de diciembre de 2010, de fojas 380 y vuelta, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito de Cochabamba, en el proceso ordinario sobre  nulidad de documento, seguido por la recurrente en contra de Walter Borda García, la contestación, los antecedentes y; 

II. CONSIDERANDO:

2.1. Antecedentes del Proceso.- Mediante sentencia de fecha 3 de octubre de 2007, de fojas 344 a 349 de obrados, pronunciado por el Juez de Partido Segundo en lo Civil y Comercial de la ciudad de Cochabamba, se declaró improbada la demanda principal de fojas 22; probada la acción reconvencional de fojas 61; probada en parte las excepciones perentorias opuestas por Walter Borda García; probada la demanda de nulidad de contrato anticrético de fojas 72, sin costas y con daños y perjuicios averiguables en ejecución de sentencia; en consecuencia declaró valido el documento de transferencia de acciones y derechos del bien inmueble ubicado en calle Uruguay esquina 25 de Mayo , suscrito entre las partes en litigio en fecha 9 de noviembre de 1995; también declaró nulo y sin valor legal alguno el contrato anticrético del bien inmueble ubicado en calle Uruguay esquina 25 de Mayo, suscrito entre las partes en litigio en fecha 9 de noviembre de 1995 y dispone que Lourdes Gumucio Vda. de Valdivia entregue el inmueble referido a favor del propietario Walter Borda García en tercero día de su notificación, y dispuso que Lourdes Gumucio Vda. de Valdivia proceda al cobro del depósito judicial Nº 6675 de fecha 17 de abril de 2002, por la suma de $us 4.000, depositados por Walter Borda García.    

Que, en grado de apelación, interpuesto por Orlando Valdivia Gumucio y Otra, en representación de Lourdes Gumucio Vda. de Valdivia, de fojas 352 a 354, la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito de Cochabamba, por Auto de Vista de fecha 24 de diciembre de 2010, anuló el auto de concesión de la alzada y declaró ejecutoriada la sentencia de 3 de octubre de 2007, sin costas.

Contra el referido Auto de Vista, por memorial cursante de fojas 383 a 387 vuelta, Orlando Guillermo Valdivia Gumucio, en representación de Lourdes Gumucio Vda. de Valdivia, interpone recurso de casación en la forma, que se compendia a continuación.

III.  CONSIDERANDO:

3.1. Denuncias del Recurso de Casación.- El recurrente denuncia que el Juez a quo no ha saneado el proceso antes de dictar el decreto de autos, con relación a que en la demanda se fundamenta a los casos de anulabilidad y que por ello no podía declararse la nulidad; que no se ha corrido en traslado la reconvención planteada por Lourdes Gumucio Vda. de Valdivia,  y acusa la violación de los artículos 3 inciso 1) 90, 252 y 254 inciso 7) del Código de Procedimiento Civil; que en sentencia no se hace una interpretación correcta de los 3 incisos del artículo 549 del Código Civil,  para declarar improbada la demanda y probada la reconvención, cuya violación denuncia; cuestiona la fundamentación y motivación de la sentencia, alegando que la resolución resulta abstracta, contradictoria y que no contiene decisiones claras, positivas, y precisas. 

Finalmente pide que se anule obrados con reposición hasta que el juez a quo corra traslado con la reconvención o hasta que dicte nueva sentencia.

3.2. Contestación al Recurso de Casación.- Mediante escrito de fojas 391 a 392, Víctor Hugo Escobar Herbas, contesta al recurso de casación, pidiendo que sea declarado improcedente.

3.3. Fundamentos del Fallo.- Según la doctrina procesal, el recurso extraordinario de casación tiene doble función, de un lado unificar la jurisprudencia nacional; y, del otro, la de proveer la realización del derecho objetivo, función que en la doctrina se ha denominado nomofiláctica o de protección de la ley.

El recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, que tiene por objeto el enjuiciamiento de la sentencia de segunda instancia; por ello, el recurrente debe denunciar violación, interpretación errónea o aplicación indebida en la que hubiere incurrido el Tribunal ad quem en la emisión del fallo que se impugna, pues dado que en la legislación civil boliviana no se encuentra permitido el salto de instancia, le corresponde al Tribunal de casación pronunciarse sobre los errores in procedendo o in judicando en el que haya incurrido el Tribunal ad quem y a éste hacer lo propio respecto de los errores en que hubiere incurrido el Juez a quo y que hubieran sido denunciados en la apelación.

Por disposición del artículo 272-1) del Código de Procedimiento Civil, el recurso de casación es improcedente en los casos previstos por el artículo 262 del mismo Código Adjetivo Civil. Por su parte el articulo 262 -2) Ídem, dispone que  el Tribunal de segundo grado tiene el deber de negar la concesión del recurso de casación y declarar la ejecutoria de la sentencia o auto recurrido, entre otros, cuando el recurrente pudiendo haber apelado no  hubiere hecho uso de este recurso ordinario. Ello implica que el Tribunal de casación previamente debe efectuar un juicio de admisibilidad o de procedencia del recurso, pues la apertura de la competencia del Tribunal de casación, para ingresar a resolver sobre el fondo del recurso, depende de que dicho recurso supere dicho juicio. 

En el caso en examen el Auto de Vista impugnado, ha anulado la concesión de la apelación formulada por Orlando Valdivia Gumucio, en representación de Lourdes Gumucio Vda. de Valdivia, en razón a que dicha apelación carecía de expresión de agravios; lo cual implica que la alzada no fue admitida, tanto así que la sentencia fue declarada ejecutoriada; por lo consiguiente y habida cuenta que en la legislación boliviana no se encuentra permitido el salto de instancia, no existiendo apelación válida, el recurso de casación no es procedente, pues en el caso que se examina la recurrente no se queja expresamente de la decisión anulatoria de la concesión de la alzada, efectuada por el Tribunal ad quem.

En mérito a las consideraciones precedentes corresponde resolver en la forma prevista por los artículos 271-1) y 272-1) del Código de Procedimiento Civil.  

IV. POR TANTO:

4.1.- La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición Transitoria Octava, los  artículos 41 y  42-I-1) de la Ley del Órgano Judicial, y los artículos 271-1) y 272-1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma, cursante de fojas 383 a 387 vuelta de obrados, interpuesto por Orlando Guillermo Valdivia Gumucio, en representación de  Lourdes Gumucio Vda. de Valdivia, con costas.

4.2.- Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1.500, que mandará hacer efectivo el Juez a quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

Ante Mi.- Abog. Paola Verónica Barrios Sanabria Secretaria de Sala

Libro de Tomas de Razón 4/2014