SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 645

Sucre: 4 de diciembre de 2013  

Expediente: LP 146 08

Proceso: Nulidad de Venta de Bienes Sucesorios y otros

Partes: Jaime Rodrigo Bravo Sandoval y Otros c/ Gladys Barrera Hardy

Distrito: La Paz

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

VISTOS: el recurso de casación interpuesto por Jaime Rodrigo, Álvaro Raúl y Ana Maria Jacqueline Bravo Sandoval de fojas 307 a 308 vuelta, contra el Auto de Vista Nº 270 de 29 de julio de 2008, pronunciado por la Sala Civil Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso sobre nulidad de venta de bienes sucesorios y otros, seguido por los recurrentes contra Gladys Barrera Hardy, la respuesta de fojas 311 a 312, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO: que, el Juez Séptimo de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de La Paz pronunció la Sentencia Nº 522 de 8 de diciembre de 2007 (fojas 266 a 270), declarando probada la demanda en lo que se refiere al reconocimiento de legítima y derechos de los demandantes sobre el acervo hereditario fincado al fallecimiento de Jaime Solano Bravo Burgoa y consiguiente división y partición de herencia a ser determinada en ejecución de fallo, e improbada en lo que se refiere a la nulidad de contrato de venta de bienes.

En grado de apelación, la Sala Civil Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz mediante Auto de Vista Nº 270 de 29 de julio de 2008 (fojas 303 a 304), anula obrados hasta fojas 51 inclusive, debiendo el juez a quo observar la demanda y disponer la integración a la litis de Elsa Sandoval Vda. De Bravo y Rosa Candelaria Bravo Andrade.

Contra el referido Auto de Vista interpusieron los demandandantes recurso de casación.

CONSIDERANDO: que, los demandados Jaime Rodrigo, Álvaro Raúl y Ana Maria Jacqueline Bravo Sandoval, en su recurso de casación de 27 de agosto de 2008 (fojas 307 a 308 vuelta), citando los artículos 358, 679, 671, 678 del Código de Procedimiento Civil, 247 de la Ley de Organización Judicial, solicitan al Supremo Tribunal “case el auto recurrido dictando nueva sentencia que acredite los fundamentos de nuestra demanda debidamente probada”.

CONSIDERANDO: que, del análisis y cotejo del recurso de casación se llega a las siguientes conclusiones:

Inicialmente toca recordar que la forma de resolución en casación adopta una forma específica y diferenciada, así, cuando se plantea en el fondo, el recurso de casación, lo que se pretende es que el Auto de Vista se case, conforme establecen los artículos 271 numeral 4) y 274 (casación) del Código de Procedimiento Civil, y cuando se plantea en la forma, el recurso de casación, la intención es la nulidad de obrados, con o sin reposición, como disponen los artículos 271 numeral 3) y 275 (anulación) del mismo cuerpo legal.

En el caso de Autos, los recurrentes no comprendieron la naturaleza de la resolución de alzada, que al ser anulatorio, como es lógico, no resolvió el fondo del litigio, en cuyo mérito contra esa resolución no es posible solicitar se “case el auto recurrido dictando nueva sentencia” declarando probada su demanda, toda vez que el Tribunal ad quem al haber anulado obrados no emitió criterio sobre el fondo del asunto, es decir no emitió sentencia de segundo grado, en consecuencia, resulta incoherente que los recurrentes pretendan que éste Alto Tribunal case el auto de vista recurrido y se pronuncie sobre el fondo del litigio, pues, ello supondría fallar en per saltum. En forma reiterada y uniforme este Supremo Tribunal, al resolver casos similares, se pronunció en sentido que, al no existir apelación resuelta, no puede caber recurso de casación en el fondo; correspondiendo, contra un auto de vista anulatorio, sólo recurso de casación en la forma. Por las razones expuestas, el recurso de casación interpuesto deviene en improcedente.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 y disposición transitoria octava de la Ley del Órgano Judicial, conforme los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por Jaime Rodrigo, Álvaro Raúl y Ana Maria Jacqueline Bravo Sandoval de fojas 307 a 308 vuelta; con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.-, que mandará hacer efectivo el juez inferior.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. José Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  645/2013