SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 558

Sucre: 1 de noviembre de 2013  

Expediente: LP 114 08 A

Proceso: Negación E Inexistencia De Derechos Y Otros

Partes: Mario Poma Ticona c/ H. Alcaldía Municipal de La Paz

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba 


VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 255 a 257 vuelta, interpuesto por Freddy Jaime Sinka Espejo en representación legal de Juan Del Granado Cosio Honorable Alcalde Municipal de La Paz, contra el Auto de Vista Nº 155/2008 de 21 de abril, cursante a fojas 245 y vuelta de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso sobre NEGACIÓN E INEXISTENCIA DE DERECHOS Y OTROS seguido por Mario Poma Ticona contra la institución municipal recurrente, los antecedentes del proceso, la contestación al recurso de fojas 260 a 262 vuelta, el auto de concesión de fojas 262; y,

CONSIDERANDO I:        

ANTECEDENTES DEL PROCESO.- Que, el Juez de Partido Décimo Quinto en lo Civil y Comercial de la ciudad de La Paz, a fojas 227 de fecha 12 de octubre del año 2007 dictó el Auto Interlocutorio Resolución Nº 620 que declara la perención de instancia del Proceso sobre Negación e Inexistencia de Derechos interpuesto por Mario Poma Ticona en contra de la Alcaldía Municipal de La Paz, resolviendo la solicitud planteada por el demandado, bajo el argumento de que hubo inactividad procesal por más de seis meses, señalando como última actuación, el 05 de marzo de 2007 e indicando que no se realizó ninguna actuación que interrumpa el plazo para la perención, disponiendo en aplicación del Artículo 309 del Código de Procedimiento Civil, la perención de instancia, debiendo archivarse obrados previo desglose de los documentos presentados.

Contra el referido Auto Interlocutorio, Mario Poma Ticona, interpone recurso de apelación, que tramitado, mereció el Auto de Vista Nº 155/2008, que corre a fojas 245 y vuelta que revoca la resolución recurrida, disponiendo la prosecución de la causa en el estado en que se encuentre, sin costas.

       CONSIDERANDO II:

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN.- La institución edil recurre en casación en la forma y en el fondo, con los argumentos que a continuación se señalan:

Casación en la forma.- Indica que el auto de vista recurrido le resta valor probatorio a la prueba que cursa en el proceso, así como tampoco ha realizado una exposición de argumentos y fundamentos por los cuales ha revocado el auto interlocutorio, omisiones que determina la nulidad de la resolución de vista, por violación de los artículos 190, 191, 193 y 254 inc. 4) y 7) del Código de Procedimiento Civil.

Casación en el fondo.- Señala que el auto de vista ha violado el artículo 397 del Código de Procedimiento Civil, por no haber valorado la prueba  literal, resolución de fojas 223, que establece la relación  procesal y puntos a probar, que lleva la última actuación la fecha de 5 de marzo de 2007 y no como erróneamente computa la fecha de la providencia de fojas 224 vuelta de 22 de agosto de 2008, actuados que no buscan encaminar el proceso, un actuado de mero trámite, que no interrumpe el plazo de computo de la perención de instancia, incurriendo en error de derecho, violándose los artículos 387, 187 y 50 del Código de Procedimiento Civil.

También dice haberse incurrido en error de hecho en la apreciación de la prueba al no considerar la resolución Nº 140/2007, en la cual se determina la última actuación. La fecha de auto de calificación de proceso y la providencia de fojas 224 vuelta como prueba es un hecho notorio e idóneo para producir en el caso en concreto la convicción del magistrado sobre la veracidad de los hechos afirmados.

Por último solicita a este Tribunal de Justicia, previo análisis de la causa pronunciar Auto Supremo anulando el auto de vista de fojas 155 de 21 de abril de 2008 o en su caso casando en forma total el mismo, declarando en el fondo se confirme la perención de instancia.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.- Que, la jurisprudencia sentada por este Tribunal Supremo, estableció que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho utilizada para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por ley, ello en razón a que no constituye una controversia entre las partes, sino una "cuestión de responsabilidad entre la ley y sus infractores", pudiendo presentarse como recurso de casación en el fondo, recurso de casación en la forma o en ambos efectos de acuerdo a lo estatuido por el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil, en tanto se cumplan los requisitos establecidos en el artículo 258 numeral 2) del mismo cuerpo legal, lo que implica citar en términos claros, concretos y precisos las leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, especificando en qué consiste la violación, falsedad o error y proponiendo la solución jurídica pertinente, esto porque el recurso de casación es un acto procesal complejo, puesto que entre los elementos de forma esenciales a contener no es sólo expresar la voluntad de impugnar, sino principalmente fundamentar esa impugnación conforme al modo de la estructura, del acto impugnado contenido en el citado artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil. Así, el recurso de casación está sometido a estrictos requisitos formales, de riguroso e indispensable cumplimiento, que determinan la admisión del mismo, de lo contrario se lo rechaza por la improcedencia, dando cumplimiento a la previsión del artículo 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

Por otra parte, los recursos de "casación en el fondo" y "casación en la forma", si bien aparecen hermanados, son dos realidades procesales de diferente naturaleza jurídica. El primero se relaciona con el error "in judicando" que no afecta a los medios de hacer el proceso, sino a su contenido, o sea, a sus fundamentos sustanciales. El segundo, con el error "in procedendo" que es atinente a la procedencia del recurso de nulidad en la forma, es decir, cuando la resolución recurrida haya sido dictada violando formas esenciales del proceso, o lo que es lo mismo, errores de procedimiento y vicios deslizados que sean motivo de nulidad por haberse afectado el orden público. En ambos recursos el Código de Procedimiento Civil, señala taxativamente los casos en que proceden. Consiguientemente, bajo estos parámetros la forma de resolución también adopta una forma específica y diferenciada, así, cuando se plantea en el fondo, lo que se pretende es que el auto de vista se case, conforme establecen los artículos 271 numeral 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil, y cuando se plantea en la forma, la intención es la nulidad de obrados, con o sin reposición, como disponen los artículos 271 numeral 3) y 275 del mismo cuerpo legal, siendo comunes en ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado. Técnicamente no hay recurso de casación, cuando se plantea uno en el que no se concreta correctamente el reclamo como casación en el fondo o casación en la forma, lo que implica su improcedencia.

En la especie, el contenido del recurso es contradictorio, incongruente e impreciso, no sólo porque gran parte del contenido del recurso está avocado a transcribir varios fragmentos del auto de vista recurrido, para que, en base a ellos efectuar comentarios y análisis sin trascendencia como respaldo argumentativo del recurso de casación, sino también porque los recurrentes a pesar de subtitular en su memorial, intentando separar sus recursos interpuestos,  no han efectuado una distinción entre la casación en el fondo y la casación en la forma, pues hacen mención de forma general y vanamente transcritos los artículos 254 numerales 4) y 7) y 253 numeral 3) ambos del Código de Procedimiento Civil, que harían a la procedencia de los recursos de casación en el forma y en el fondo, al no identificar las leyes violadas y aplicadas falsa o erróneamente en el recurso correspondiente, acusando erradamente por ejemplo, en su recurso en la forma mala o falta de valoración en la prueba, o en su recurso de casación en el fondo, violación de los artículos 387, 187 y 50 el Código de Procedimiento Civil o el 1296 del Código Civil, estos últimos que no guardan ninguna relación jurídica con el proceso desarrollado o las resoluciones emitidas, olvidando que el recurso de casación en cualquiera de sus formas se equipara a una demanda nueva de puro derecho, cuya fundamentación legal debe ser totalmente clara y precisa, además de congruente con las pretensiones de quien la interpone, asimismo, el recurrente otorga a los mismos hechos la virtualidad de constituir al mismo tiempo en motivos de casación en el fondo y en la forma, no así de manera alternativa; para demostrar aquello basta transcribir textualmente la parte final del recurso en que la institución recurrente solicita "…pronunciar Auto Supremo ANULANDO el Auto de Vista de fs. 155 de 21 de abril de 2008 ….o en su defecto Casando en forma total el Auto de Vista, declarando en el fondo se confirme la perención de instancia, imponiendo una multa al Tribunal infractor de acuerdo al Art. 275 del C. P. C.”; olvidando que los recursos de casación en el fondo y la casación en la forma por su naturaleza distinta, no pueden confundirse entre sí porque persiguen efectos jurídicos diferentes, razón por la que se exige sean necesariamente individualizados y concluyan cada cual con un petitorio claro, concreto y preciso de forma alternativa, lo que no ha ocurrido en el presente caso, lo que decanta en su improcedencia manifiesta.

Finalmente, y como corolario de las deficiencias anotadas sobre los recursos de casación en la forma y en el fondo, el recurrente al acusar la violación de los artículos descritos precedentemente, no logra entender que esas normas no fueron aplicadas en el pronunciamiento del fallo impugnado, constituyendo otro error en el planteamiento de sus recursos, puesto que no puede haber violación de leyes que no han sido aplicadas en el desarrollo del proceso ni en la resolución de vista impugnada y por ende no fueron motivo de debate, lo que hace que el recurso decante en su improcedencia.

En consecuencia, al no haber cumplido el recurrente con la carga legal prevista en el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, por desconocimiento de la adecuada técnica jurídica que debe de observarse en la formulación de este recurso extraordinario, y al no poderse suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en que incurrieron los mismos, este Tribunal Supremo se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer los recursos intentados, al que castiga conforme los artículos 271numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara IMPROCEDENTES los recursos de casación en la forma como en el fondo interpuesto por Freddy Jaime Sinka Espejo en representación legal de Juan Del Granado Cosio Honorable Alcalde Municipal de La Paz, contenido en el memorial de fojas 255 a 257 vuelta. Sin Costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. José Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  558/2013