SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 551

Sucre: 1 de noviembre de 2013  

Expediente: SC 134 08 S

Proceso: Usucapión Decenal.

Partes: Angela Peralta Mansilla c/ Hugo Antelo Zankys

Distrito: Santa Cruz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba 

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 138 a 139 vuelta, interpuesto por Hugo Antelo Zankys, contra el Auto de Vista N° 262/2008, de fecha 16 de mayo, de fojas 134 y vuelta, emitido por la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, la contestación al referido recurso de fojas 143 y vuelta, dentro del ordinario de Usucapión, Decenal y declaratoria de propiedad de mejoras seguido por Angela Peralta Mansilla contra Hugo Antelo Zankys, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

1.- Que, tramitada la causa el Juez de Partido Segundo en materia Civil y Comercial, de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de Santa Cruz, pronunció Sentencia N° 141, de fecha 7 de noviembre de 2007, de fojas 115 a 120, que declara probada la demanda de fojas 9 y vuelta más la ampliación de fojas 20 y vuelta, e improbada la demanda reconvencional de fojas 47 a 49 de obrados, sin costas. Declarando judicialmente propietaria a la Sra. Angela Peralta Mansilla, del lote de terreno ubicado en la zona este UV. 99 manzana 18, Lote 30, con una superficie de 437.61 Mts. 2, con las siguientes colindancias y dimensiones: Norte, NN, con 12.50 metros, al Sur, calle sin nombre con 12.40 metros, al este con lote N° 31 con 35.30 metros, al oeste con lote N° 29 con 35 metros. Como así también las mejoras introducidas en el lote de terreno, conforme lo disponen los artículos 87, 110, 138 y 1492 del Código Civil, sobre los cuales se dará la posesión el día y hora que se señalen para el efecto, disponiéndose la inscripción de la presente resolución, en la oficina de Derechos Reales, conforme lo dispone el artículo 1540 inciso 13 y el 1546 del Código Civil, previa ejecutoria. Para que le sirva de suficiente título de propiedad tanto del lote de terreno como de las mejoras existentes en el indicado inmueble. Salva del alcance de esta sentencia, las áreas verdes municipales y aquellas zonas destinadas a la planificación urbana de la ciudad.

Deducida que fue la apelación por el demandado, la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, pronunció Auto de Vista N° 262/2008, de fecha 16 de mayo, de fojas 134 y vuelta, que confirma la sentencia apelada. Con costas.

2.- Pronunciado el Auto de Vista mencionado, el demandado Hugo Antelo Zankys, interpone recurso de casación en el fondo, de conformidad a lo previsto en el artículo 253 incisos 1) y 2) del Código de Procedimiento Civil, bajo los siguientes argumentos:

Acusa violación e interpretación errónea de los artículos 1454 y 105 del Código Civil, porque el auto de vista reconocería su derecho y al mismo tiempo lo negaría sin ningún fundamento, asimismo, dicha resolución sería ambiguo y violatorio de sus derechos fundamentales, de la misma forma acusa vulneración e interpretación errónea de los artículo 1, 90, y 91 del Código de Procedimiento Civil. El recurrente también refiere el tribunal también se hubiera vulnerado los artículos 190 y 192 del referido Adjetivo Civil, porque hubiese omitido reconocer sus derechos en el considerando y no se hubiera pronunciado en la parte resolutiva sobre los términos y derechos que le corresponderían. En el otro motivo de su recurso denuncia falta de pertinencia y fundamentación, ya que el tribunal de alzada hubiese omitido referirse al segundo motivo de su apelación consistente en error de hecho y de derecho de las pruebas, vulnerándose el articulo 254 numerales 2) y 3), finalmente, en su petitorio solicita se case el auto de vista y se declare probada su demanda reconvencional y se reconozca su derecho propietario debidamente inscrito en Derechos Reales.   

CONSIDERANDO II:

Que, el recurso de casación se constituye en un recurso de puro derecho, el cual puede ser interpuesto en el fondo, en la forma o ambos a la vez, empero cumpliendo lo previsto por el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, es así, que el recurso de casación en el fondo procede sobre los errores in judicando, referentes a los errores intrínsecos o sustanciales en los que hayan incurrido los jueces de instancia al momento de emitir sus resoluciones, y que se encuentran establecidos en el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil, por lo que, dicho recurso se pronuncia sobre el fondo de la Litis, y resuelve conforme lo establecido por el artículo 271 numeral 4) del Código de Procedimiento Civil, en cambio, el recurso de casación en la forma recae sobre aquellos errores in procedendo o procesales en los que se haya incurrido durante la tramitación del proceso, y que se circunscriben al derecho formal, por ello, se pronuncian anulando obrados hasta el vicio más antiguo en el que se haya incurrido y que haya sido denunciado, en este ámbito, considerando, que el presente recurso al ser en el fondo, no corresponde la revisión de aquellas denuncias de violaciones de disposiciones adjetivas que hacen al derecho formal o procesal planteadas por el recurrente, dada la naturaleza jurídica entre uno y otro recurso, en consecuencia este Tribunal solo se pronunciará sobre aquellas acusaciones enmarcadas al recurso de casación en el fondo, cumpliendo lo establecido por el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, a cuya razón, se tiene las siguientes consideraciones:

Que, el artículo 105 del Código Civil, considera el alcance de las facultades que puede ejercer el propietario, justamente a raíz de su derecho propietario, como el de usar, gozar y disfrutar, y que el mismo además se encuentra protegido por la ley, al otorgar los medios legales necesarios para garantizar el ejercicio de dichas facultades, es así, que el propietario puede recurrir a la institución jurídica de la reivindicación, que si bien se constituye con la demostración del derecho propietario y la detentación usurpativa del detentador y tiene la condición de imprescriptibilidad, empero, dicha cualidad encuentra una salvedad en el mismo artículo 1454 del Código Civil, cuando establece que “la acción reivindicatoria es imprescriptible, salvo los efectos que produzca la adquisición de la propiedad por otra persona en virtud de la usucapión”, entendiéndose que la imprescriptibilidad de la reivindicación también puede ser opuesta por los efectos extintivos de la usucapión.

Por lo expuesto, de los antecedentes cursantes en el presente proceso, el demandado una vez apersonado a la demanda de usucapión, reconvino por mejor derecho propietario, acción negatoria, reivindicación, desocupación y entrega de lote de terreno, demostrando durante la tramitación del mismo su derecho propietario, sin embargo, la demandante probo la usucapión extraordinaria demandada, por la posesión continua e ininterrumpida por más de diez años, al tenor del artículo 138 del Código Civil, a través del contrato de incorporación del lote, objeto de la Litis, a la Cooperativa de Servicios Públicos “Plan Tres Mil” Ltda., de fojas 7, en fecha el 22 de octubre de 1993, con la certificación emitida por el Director de Catastro, de fojas 13, que describe como data de las construcciones y mejoras del bien inmueble, de 13 años, y las testificales de cargo,  considerando lo previsto por el artículo 138 del Código Civil, que previene que la usucapión es ejercida sin más título que el de la posesión, y tiene como efecto inmediato la extinción del derecho propietario de los verdaderos dueños, para dar paso a la adquisición del derecho propietario a favor de quien ha demandado y probado su posesión por más de diez años, como ocurre en este caso, no siendo evidentes las violaciones acusadas por el recurrente, justamente, tomando en cuenta que al declararse la usucapión demandada ésta es oponible a la imprescriptibilidad de la acción reivindicatoria reconvenida por el demandado, por lo que corresponde fallar en el presente caso, en virtud a lo establecido por los artículos 271 numeral 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo dispuesto por el artículo 271 numeral 2) y 273 del Adjetivo Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo, de fojas 138 a 139 vuelta, interpuesto por Hugo Antelo Zankys, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1000, que mandará hacer efectivo el Juez A quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. José Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  551/2013