SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 486

Sucre: 1 de octubre de 2013  

Expediente: CH 68 08 S

Proceso: Acción reivindicatoria y negatoria.

Partes: Carlos Pomacusi Daza c/ Claudio Pomacusi Daza y otro.

Distrito: Chuquisaca

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

__________________________________________________________________________


VISTOS: El  Recurso de Casación de fojas 507 a 510 vuelta, interpuesto por Carlos Pomacusi Daza, contra el Auto de Vista N° 267 de 12 de septiembre de 2008, cursante a fojas 498 a 502 de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, dentro del proceso de ACCION REIVINDICATORIA Y NEGATORIA seguido por el recurrente contra Claudio Pomacusi Daza y otro, los antecedentes del proceso, la contestación al recurso de fojas 512 y vuelta, el auto de concesión de fojas 513; y,

CONSIDERANDO I:        

ANTECEDENTES DEL PROCESO.- Que durante la tramitación de la causa, el Juez de Partido 1º en lo Civil de Chuquisaca, pronunció sentencia N° 168 de fecha 5 de mayo de 2008 cursante a fojas 459 a 463 vuelta de obrados, declarando IMPROBADA la demanda de fojas 36-37, probada en parte la demanda reconvencional interpuesta por el demandado, en relación a la acción negatoria e improbada referente al mejor derecho propietario, así mismo declara probada la acción perentoria de falta de acción y derecho opuesta por el demandado e improbada las excepciones perentorias de obscuridad, contradicción e imprecisión de la demanda de fojas 46-47, declara improbada la demanda reconvencional planteada por el eviccionista e improbada las excepciones perentorias de falta de acción y derecho opuestas por el actor, con costas.

Que, en grado de apelación incoada por el demandante, la Sala Segunda Civil de la Corte Superior de Distrito Judicial de Chuquisaca, confirma totalmente el auto N° 03/07 de 8 de febrero y la sentencia N° 149 de 5 de mayo de 2008, con costas.

CONSIDERANDO II:

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN.- El recurrente interponen recurso de casación en el fondo y la forma, de cuyo contenido se resume lo siguiente:

I. Casación en el fondo.- Acusa la violación de los artículos 1286 del Código Civil, 190, 236, 397 del Código de Procedimiento Civil, debido a la falta de valoración de la prueba contenida a fojas 490. Pidiendo casar el auto de vista y deliberando en el fondo declarar probada su demanda.

II. Recurso de casación en la forma.- Indica que se viola lo establecido por el artículo 376 en relación con el 90 del Código de Procedimiento Civil,  en razón de que las pruebas presentadas por su parte no fueron consideradas, con el fundamento de que no tendrían relación con el caso.

Señala que la sentencia tiene un pronunciamiento ultra y extra petita, al igual que el auto de vista, resultando impertinente al haberse pronunciado sobre un aspecto que no fue motivo del presente caso, refiriéndose a la validez o no del testimonio N° 63/91 de fojas 1 y 2, quebrantándose lo dispuesto por el artículo 236, conduciendo a la nulidad del auto de vista de conformidad al inciso 4) del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil.

Por último pide anular el auto de vista recurrido, así como la ilegal sentencia  de fojas 459 a 463, debiendo reponerse obrados hasta el auto de relación procesal complementario de fojas 226 vuelta y tomarse en cuenta la prueba documental no valorada por el juez.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.-

I. Sobre el recurso de casación en el fondo, diremos que:

Resulta errático reclamar sobre el sistema de valoración de la prueba, que hace alusión el Auto de Vista; aunque se debe explicar que el artículo 1286 del Código Civil concordante con el artículo 397 parágrafo I de su procedimiento disponen apreciar la prueba de acuerdo a la valoración que les otorga la ley y cuando ésta no determina otra cosa, podrán hacerlo conforme a su prudente criterio o sana crítica; en tal caso se nos remite, a un discernimiento de valoración de prueba, donde se encuentran las pruebas legales o tasadas, denominadas de esa forma en la doctrina, entendiendo que estas tiene un grado de eficacia que la ley le asigna por anticipado, por ello se debe que ante la falta de ésta determinación en la ley el Juez debe hacerlo conforme la sana crítica, eso fue lo señalado de manera concreta por el Ad quem;  al desestimar la prueba cursante a fojas 490, la cual no refleja un derecho propietario oponible  a terceros, que resulta ser la base para interponer demanda reivindicatoria y negatoria, calidad  que no goza el documento por no estar registrado en derechos Reales, por tal motivo es impertinente traer a colación supuestas infracciones sobre la valoración de la prueba, siendo que los Jueces de grado actuaron  en el marco de lo establecido en el artículo 1286 del Código Civil y 397 parágrafos I y II de su procedimiento. Con referencia a la violación del artículo 236 del Código de procedimiento, esta acusación no merece mayor pronunciamiento, debido a que este supuesto agravio, debió hacerlo mediante el recurso idóneo de casación en la forma y no en el fondo, como en el caso.

II. Entonces, diremos sobre el recurso de casación en la forma:

Las pruebas a las cuales hace referencia el recurrente, que no fueron consideradas son la prueba testifical, confesoria, peritaje y la inspección judicial. Según el artículo 376 del Código de Procedimiento Civil, las pruebas deben ceñirse a los puntos de hecho fijados por el Juez en el Auto de relación procesal, en el caso presente como se podrá advertir las pruebas anteriormente indicadas no tienen mayor relevancia, debido al análisis jurídico realizado en la respuesta al recurso de casación en el fondo, y las consecuencias legales del mismo, por la falta de derecho propietario oponible por parte de Carlos Pomacusi frente a Claudio Pomacusi, no correspondiendo analizar ni valorar toda la demás prueba pues resulta inoportuno e innecesaria, primero porque no es admisible la prueba testifical contra la documental (artículo 1328 -2) del Código Civil, y por qué la confesión, el peritaje ni la inspección judicial, pueden cambiar la situación jurídica del derecho de propiedad que como ya se dijo, constituye la base esencial para la acción reivindicatoria y la acción negatoria, que no goza el demandante.

El Recurrente acusa también la violación del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, al respecto cabe manifestar que cuando el apelante no es satisfecho en todas las pretensiones que deduce como agravios, debe usar la vía señalada por los artículos 196 numeral 2) y 249 del Código de  Procedimiento Civil en el plazo perentorio concedido al efecto. Si no obra de ese modo, incumple con la "carga procesal", no pudiendo alegar después en casación, cualquier omisión, por el principio dispositivo que informa a la legislación adjetiva en vigencia, máxime si el auto de vista no contiene disposición que pueda fundar al recurso.

Revisado que se tiene el expediente, la resolución de primera instancia y la apelación, es necesario mencionar que el auto de vista se ha circunscrito, a los puntos apelados y que fueron materia de decisión en primera instancia, por lo que no es evidente la infracción del artículo 236 del Código de procedimiento Civil, mucho menos que exista un pronunciamiento ultra o extra petita por parte del juez a quo o ad quem, pues en ningún momento otorgaron algo más o fuera de lo peticionado.

Por lo anterior mencionado y al no evidenciarse violaciones a normas sustantivas ni causales de nulidad, corresponde que el recurso de casación en el fondo y forma devenga en infundado.

En consecuencia corresponde dar aplicación a la norma contenida en los artículos 271 numeral 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil por cuanto este Supremo Tribunal no ha encontrado como ciertos los extremos denunciados tanto en el recurso de casación en la forma como en el fondo.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara INFUNDADO los recursos de casación en el fondo y forma interpuesto por Carlos Pomacusi Daza contenido en el memorial de fojas  507 a 510 vuelta, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1000, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. José Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  486/2013