SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 463

Sucre: 30 de septiembre de 2013  

Expediente: C 65 08 S

Proceso: Reivindicación.

Partes: Rufina Mamani Ramos c/ Víctor Lazarte Vásquez otros.

Distrito: Cochabamba

Magistrada Relatora: Dra. Elisa Sánchez Mamani

__________________________________________________________________________


VISTOS: El recurso de casación de fojas 139 a 142 vuelta interpuesto por Rufina  Mamani Ramos contra el Auto de Vista de fojas 135 a 136, pronunciado en fecha 09 de septiembre de 2008, por la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, en el proceso ordinario sobre reivindicación, seguido por Rufina Mamani Ramos contra Víctor Lazarte Vásquez; Cirila Lazarte Guzmán y Francisco Sayjama Mamani; la respuesta de fojas 144-145, el auto concesorio de fojas 147, los antecedentes procesales, y

CONSIDERANDO I:        

ANTECEDENTES DEL PROCESO.- Que, tramitada la referida causa, el Juez Sexto de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de Cochabamba, emitió la Sentencia Nº 147 de 28 de diciembre de 2005, cursante de fojas 111 a 116 vuelta, declarando improbada la demanda y las excepciones perentorias opuestas en contra de la acción reconvencional de prescripción, cosa juzgada, falsedad, ilegalidad, improcedencia, falta de acción y derecho y probada  la acción reconvencional y las excepciones perentorias  opuestas en contra de la demanda principal de falsedad, ilegalidad, improcedencia, falta de acción y derecho. Por lo que dispone que Rufina Mamani Ramos suscriba la minuta  definitiva de venta  sobre el inmueble motivos de litis en favor  de Víctor Lazarte Vásquez; asimismo proceda a la entrega de los documentos debidamente saneados, más daños y perjuicios a averiguarse en ejecución de sentencia.

En grado de apelación, la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, mediante Auto de Vista Nº 99 de 09 de septiembre de 2008 de fojas 135 a 136, confirma la referida sentencia, con costas.

Contra la resolución de segunda instancia Rufina  Mamani Ramos, interpone recurso de casación,  sin especificar  si es de fondo o de forma.

CONSIDERANDO II:

DE LOS FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN.-

La recurrente sin especificar si recurre de casación en el fondo o en la forma, luego de hacer conocer una relación circunstanciada de los actuados del proceso, sostiene que en el Auto de Vista no se hizo una correcta valoración de la prueba; al contrario conforme a la prueba existente en obrados, demostró de su parte las pretensiones de la demanda.

Finalmente pide que se case dicha resolución y se declare probada la demanda.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.-

Que el recurso de casación en previsión al artículo 250 del Código de Procedimiento Civil, podrá ser en el fondo o en la forma, o ambos. Especificaciones que deberán hacerse precisamente en el recurso.

En ese orden se tiene, que la casación en el fondo, tiene por objeto invalidar determinadas resoluciones de fondo cuando se han pronunciado con infracción de la ley. Que esta infracción haya influido sustancialmente en la parte resolutiva  del fallo; a cuyo fin, la ley ha establecido una serie de causales que autorizan  su interposición previstos en el artículo 253 del citado Código, establecido en sus incisos: 1) cuando la sentencia recurrida contuviere violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, figuras jurídicas que son diferentes, pues, la primera implica que se incurrió en una infracción directa de la ley por no haberse aplicado correctamente sus preceptos, es decir, es el error en que incurre el juzgador sobre la existencia y aplicación de una norma jurídica en un caso concreto, la segunda, consiste en el error de una determinada ley en que incurre el juzgador, mientras que la última, consiste en la infracción de la ley sustantiva por haberse aplicado sus preceptos a hechos no regulados por aquella, imponiéndose la obligación de especificar en qué consiste la violación, cuál debía ser la norma jurídica aplicable correctamente o cual la interpretación debida, 2) cuando contuviere disposiciones contradictorias; por cuanto no es lógico que en una misma resolución judicial se trate de aplicar dos o más normas jurídicas que sean incompatibles entre sí, y 3) cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho. En este caso  para que proceda la casación, debe demostrarse la equivocación manifiesta, ya sea por  omisiones o excesos, mediante documentos o actos auténticos; debiendo todo recurrente fundar su impugnación en lo sustancial, en cualquiera de las causas que establece el citado artículo 253.

Por su parte la casación en la forma, se da cuando en la tramitación del proceso se ha violado las formas esenciales en la tramitación del proceso, cuya intención es la nulidad de obrados, conforme a los alcances de lo normado por el artículo 254 del precitado Código Adjetivo, que señala las causas por las cuales procede  dicho recurso. En sí, con el recurso de casación en la forma se pretende tener un proceso absoluto, válido y libre de vicios procesales.

Bajo estos parámetros y en consideración  de que el recurso sobre el fondo o en la forma  tiene su estructura y fundamentos propios, así como sus efectos; consiguientemente, la forma de resolución también adopta una forma específica y diferenciada, así, cuando se plantea en el fondo, lo que se pretende es que el Auto de Vista se case, conforme establecen los artículos 271 numeral 4) y 274 (casación) del Código de Procedimiento Civil, y cuando se plantea en la forma, la intención es la nulidad de obrados, con o sin reposición, como disponen los artículos 271 numeral 3) y 275 (anulación) del mismo cuerpo legal, siendo comunes a ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado; razones suficientes para que el que pretenda recurrir ya sea por el fondo o por el forma,  necesariamente debe especificar en forma  separada y  debidamente fundamentada su impugnación.

En el caso presente, la recurrente omitió distinguir la casación en el fondo y la casación en la forma, es decir, no preciso lo que pretende, habida cuenta que no especificó las causales de casación en el fondo ni las causales de casación en la forma, enumeradas en los incisos respectivos en los artículos 253 y 254 ambos del Código de Procedimiento Civil, limitándose a señalar en su petitorio principal, que en mérito de los fundamentos de hecho y de derecho  expuestos y en cumplimiento con los requisitos exigidos por el artículo 258 del Código de Procedimiento Civil  formula recurso de casación y pide  al Tribunal de Casación case el auto recurrido y declare probada la demanda.

Técnicamente no hay recurso de casación, cuando se plantea uno en el que no se concreta correctamente el reclamo como casación en el fondo o casación en la forma; en consecuencia, al no haber cumplido la recurrente con la carga legal prevista, el Tribunal Supremo se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer el recurso intentado

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial y de conformidad con los artículos 271-1) y 272-2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fojas 139 a 142 vuelta, con costas.

Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs. 1.500, que mandará pagar el Juez a quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. José Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  463/2013