SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 448

Sucre: 19 de septiembre de 2013  

Expediente: SC 89 08 A

Proceso: Divorcio.

Partes: Fructuoso Castellón Dávalos c/ Cristina Baptista Santander.

Distrito: Santa Cruz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

__________________________________________________________________________


VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 339 a 342, interpuesto por Cristina Baptista Santander contra el Auto de Vista N° 160, de fecha 26 de marzo de 2008, de fojas 327 y vuelta, emitido por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, la contestación al referido recurso de fojas 343 y vuelta, dentro del ordinario de Divorcio, seguido por Fructuoso Castellón Dávalos contra Cristina Baptista Santander, los antecedentes del proceso,  y:

CONSIDERANDO I:

1.- Que, seguida la causa el Juez Quinto de Partido de Familia, de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, emitió Sentencia Nº 193/07 de fecha 14 de septiembre, de fojas 283 a 286, que declara probada en parte la demanda de divorcio sólo en lo referente al artículo 130 inciso 1) del Código de Familia y no así al inciso 4) del mismo cuerpo de leyes y probada la demanda reconvencional, consecuentemente disuelto el vínculo matrimonial que une a los esposos Fructuosos Castellón Dávalos y Cristina Baptista Santander, determinación que en ejecución de sentencia se anotará en la respectiva partida matrimonial. No se determina  nada sobre la tenencia de los hijos y la asistencia familiar por demostrase que los mismos son mayores de edad. En cuanto a la división y partición  de bienes gananciales muebles y/ o inmuebles no se determina nada sobre la división y partición de bienes ya que durante la tramitación de la presente causa no se ha acreditado el derecho propietario con documentos fehacientes, en el caso de que si los hubiera, se procederá a su partición en la vía incidental en ejecución de sentencia.

Deducida la apelación por la parte demandada de fojas 303 a 316, la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz pronuncia Auto de Vista N° 160, de fecha 26 de marzo de 2008, de fojas 327 y vuelta, que anula el auto de fojas 303 a 316 y declara la ejecutoria de la sentencia y del auto complementario de fojas 282 a 286 y 297, respectivamente pronunciados por el Juez Quinto de  Partido de Familia de la Capital, sin responsabilidad de multa.

2.- Contra el Auto de Vista Nº 160, de fecha 26 de marzo de 2008, de fojas 327 y vuelta, la demandada y reconvencionista Cristina Baptista Santander interpone recurso de casación en el fondo, bajo los siguientes argumentos:

La recurrente acusa de interpretación errónea del artículo 221 del Código de Procedimiento Civil, refiriendo que el plazo para interponer el recurso de apelación hubiese empezado a computarse desde el 8 de noviembre de 2007 y que vencería el 17 de noviembre de 2007 a las 18:00, por lo que, no se aplicaría el cómputo fatal y acusa que se hubiese violado sus Derechos Constitucionales como ser el debido proceso, la seguridad jurídica, la igualdad efectiva de las partes procesales, y a la defensa, solicitando que se dicte Auto Supremo casando el Auto de Vista.

CONSIDERANDO II:

Que, el Tribunal Supremo de Justicia, se constituye en un Tribunal de puro derecho, y justamente por esta naturaleza, su competencia para conocer los recursos de casación se encuentra limitada al cumplimiento de ciertos requisitos, que se encuentran establecidos en el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, empero, también dicha competencia se encuentra impedida de abrirse para conocer dichos recursos, en los casos en que no se hubiesen cumplidos los requisitos de la referida disposición o cuando el recurrente no hubiese cumplido con el mandato del inciso 2) del artículo 262 del Código de Procedimiento Civil, es decir, cuando dicho recurso fue interpuesto fuera del plazo establecido o cuando pudiendo haber apelado no se hubiese hecho uso de este recurso, y en los casos en que el recurrente no hubiere intervenido en las instancias o careciere de representación legal, tal cual establece el artículo 272 del Adjetivo Civil señalado.

Por otra parte, es necesario referirnos al principio del per saltum, que para Ossorio en su diccionario de Ciencias Políticas y Sociales, viene a ser una locución latina que significa saltando, es decir, sin seguir el orden jerárquico, que se aplica respecto a los ascensos en que se omite algún grado, o no se respeta la antigüedad, también respecto de los recursos que no se plantean al tribunal inmediatamente superior al que a dictado el auto recurrido, sino al tribunal de última instancia, lo cual implica, no seguir el orden jerárquico establecido para conocer los recursos, desconociéndose  la competencia de las autoridades en sus diferentes instancias.

En la especie, la recurrente interpuso recurso de apelación fuera del plazo establecido por el artículo 220 parágrafo II del Código de Procedimiento Civil, por lo que, el Tribunal de Alzada mediante Auto de Vista N° 160, de fecha 26 de marzo de 2008, de fojas 327 y vuelta, ha resuelto por anular la concesión de alzada, habiendo declarado la ejecutoria de  la sentencia que fue apelada,  motivo por el que ya no se ingresó a responder el recurso de apelación referido, justamente por ser extemporáneo, considerándose por ende como si no se lo hubiera presentado.

Por lo expuesto, este Tribunal no abre su competencia para pronunciarse sobre el recurso de casación en el fondo interpuesto por la recurrente, en cumplimiento de lo previsto por los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil y a su vez, porque de hacerlo se estaría resolviendo el recurso en per saltum, por lo que, corresponde fallar por su improcedencia.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley de Órgano Judicial y en aplicación a lo dispuesto por los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 1) del Adjetivo Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación y de nulidad de fojas 339 a 342, interpuesto por Cristina Baptista Santander, con costas.

Con apercibimiento al Tribunal de Alzada, en cumplimiento al artículo 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1.000, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. José Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  448/2013