SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 441

Sucre: 30 de agosto de 2013  

Expediente: LP 71 08 S

Proceso: Mejor Derecho y otros

Partes: Elizabeth Huanca Apaza de Durán c/ Máximo Jurado Llanqui

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba 

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 598 a 601, interpuesto por Elizabeth Huanca Apaza de Durán contra el Auto de Vista S-461/08, de fecha 6 de marzo, de fojas 595 a 596, emitido por la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, la contestación al recurso de fojas 605 a 608 vuelta, dentro del ordinario de Mejor Derecho y otros seguido por Elizabeth Huanca Apaza de Durán contra Máximo Jurado Llanqui, los antecedentes del proceso,y:

CONSIDERANDO I:

1.- Que, transcurrida la causa, el Juez Sexto de Partido en Lo Civil y Comercial de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de La Paz, pronuncia Sentencia Resolución Nº 117/2005, de fecha 08 de agosto, de fojas 540 a 542, que declara improbada la demanda principal de fojas 45 a 49 y declara probada la excepción de cosa juzgada interpuesta por Máximo Jurado Llanqui y Yolanda Quisbert de Jurado de fojas 81 a 83, en aplicación del artículo 343 parágrafo I) y II) del Código de Procedimiento Civil, disponiéndose en ejecución de fallos, el archivo de obrados. Igualmente declara improbada la acción reconvencional planteada por los demandados de fojas 86 a 88.

Deducida que fue la apelación por la demandante, la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del  Distrito Judicial de La Paz, pronuncia el Auto de Vista S-461/08, de fecha 25 de marzo, de fojas 595 a 596, que confirma la Sentencia Resolución Nº 117/2005, con costas.  

2.- Contra el Auto de Vista, la demandante Elizabeth Huanca Apaza de Durán, interpone recurso de casación en el fondo y en la forma, bajo los siguientes argumentos:

2.1.- Recurso de casación en el fondo: La recurrente acusa que el auto de vista hubiese violado su derecho propietario, contemplado como un derecho constitucional, en el artículo 22 parágrafo I de la Constitución Política del Estado y artículos 105 y 111 del Código Civil, que constituiría una infracción  del artículo 1455 del mismo Código Civil y artículos 192 inciso 2) y 397 del Código de Procedimiento Civil que indebidamente no hubiera sido aplicado en el presente juicio.

2.1.- Recurso de casación en la forma: La recurrente refiere que tal como se hubiese señalado en apelación  existiría una grave contradicción en la sentencia al haber declarado cosa juzgada, acusando de aplicación indebida del artículo 337 numeral 7) del Código de Procedimiento Civil, porque no existiría identidad de personas con relación al juicio presente y al anterior, además, de haber establecido que su persona no tendría legitimación activa para intervenir en el presente juicio. Asimismo, denuncia que el fallo de primera instancia hubiese sido pronunciado extemporáneamente, vulnerándose el artículo 204 del Código de Procedimiento Civil. Finalmente en su petitorio solicita que se pronuncie resolución  casando el auto de vista, y deliberando en el fondo se revoque al auto impugnado y la sentencia del juez  a quo, declarando probada su demanda, asimismo, por la casación en la forma se anule obrados hasta la sentencia.

CONSIDERANDO II:

En virtud al recurso de casación expuesto, se tiene las siguientes consideraciones:

2.1.- Recurso de casación en la forma: Que, Los plazos legales establecidos por ley, en cuanto a los actos procesales son de cumplimiento obligatorio, toda vez, que garantizan la seguridad jurídica y certeza a las partes dentro del proceso, en este entendido, los actos que emanan de los administradores jurisdiccionales debe enmarcarse en cuanto al principio del impulso procesal, que tiene que ver con el control de la continuidad de los actos procesales por ellos mismos, justamente para garantizar su cumplimiento, es así que, el artículo 139 parágrafo I del Código de Procedimiento Civil, previene que “los plazos legales o judiciales señalados a las partes para la realización de los actos procesales serán perentorios e improrrogables, salva disposición contraria transcurrirán ininterrumpidamente y solo se suspenderán durante las vacaciones judiciales”.  

Asimismo, el artículo 395 y 396 del Código de Procedimiento Civil establecen los efectos que tienen el decreto de autos, entre ellos el plazo para el pronunciamiento de la sentencia de parte del Juez de Primera Instancia, que se ajusta a su vez a lo dispuesto por el artículo 204 del Código de Procedimiento Civil, estableciendo que las sentencias se pronunciarán dentro de los cuarenta días en los procesos ordinarios, en este marco, el artículo 208 del Sustantivo Civil dispone que el juez que no hubiere pronunciado la sentencia dentro del plazo legal o del que la Corte hubiere concedido conforme el artículo 206 de dicho Sustantivo, perderá automáticamente su competencia, en el proceso, en este caso, remitirá el expediente dentro de las veinticuatro horas al juez suplente llamado por ley. Será nula cualquier sentencia que el juez titular dictare con posterioridad, toda vez, que ésta omisión vulnera las disposiciones procedimentales, que hacen a los “errores in procedendo”.

En el presente caso, el Juez de Primera instancia señaló decreto de autos en fecha 14 de diciembre de 2004, a fojas 232, que es dejada sin efecto por Resolución N° 35/2.005, de fecha 19 de julio de 2005, a fojas 537 y vuelta, considerando, que dicha autoridad en suplencia no hubiese resuelto una denuncia realizada por la parte demandada, sobre una supuesta alteración en la fecha de diligencia de notificación con el auto de clausura del plazo de prueba, sin embargo, el Juez en suplencia a fojas 530 vuelta, se pronunció sobre la referida denuncia, de acuerdo al memorial de solicitud de la parte demandada, a fojas 530, en el sentido de que se acuda directamente a la autoridad competente a los fines de ley.

Asimismo, la Juez Sexto de Partido en lo Civil y Comercial, mediante nota presentada en fecha 18 de julio de 2005, ante la Presidenta de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, y que cursa a fojas 575 y vuelta, solicita prorrogar su competencia, en aplicación analógica del artículo 206 del Código de Procedimiento Civil, para resolver procesos pendientes, entre ellos el presente proceso de acuerdo a la lista de fojas 576, solicitud que es rechazada por ser extemporánea, considerando, que la misma ya hubiese retornado a sus funciones el mes de abril, sin embargo, a pesar del rechazo a su solicitud, la mencionada juez emite la Resolución a fojas 537 y vuelta, para justificar la providencia de autos decretada en fecha 5 de agosto de 2005, sin considerar, que ya no tenía competencia, incluso para dictar la mencionada resolución y mucho menos la providencia de autos para sentencia, más aún, cuando el Juez en suplencia ya había dictado autos para sentencia en fecha 14 de diciembre de 2004 y que si bien no corría plazo para esta autoridad, habiendo retornado la juez titular en el mes de abril, a la fecha de pronunciar la sentencia cursante de fojas 540 a 542, su plazo estaba vencido superabundantemente, perdiendo la competencia para emitir la misma, vulnerándose el artículo 204 del Código de Procedimiento Civil e incurriéndose en la causal del artículo 254 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil, por lo que corresponde fallar en virtud a lo previsto por los artículos 271 numeral 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

Respecto al recurso de casación en el fondo, al haberse resuelto el recurso de casación en la forma, anulando obrados, ya no corresponde su revisión.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial y de acuerdo a lo establecido por los artículos 271 numeral 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil  ANULA obrados hasta el decreto de autos, cursante a fojas 232, hasta el momento en que la Juez de Partido Sexto en lo Civil y Comercial, de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, remita el expediente al juez suplente llamado por ley, para la emisión de la correspondiente sentencia.

Se impone la multa de Bs. 200 al Juez de Primera Instancia y a cada uno de los vocales que intervienen en el indicado auto de vista, que les será serán descontados por planilla.

Cumpliendo con lo previsto por el artículo 17, parágrafo IV de la Ley del Órgano Judicial, comuníquese la presente decisión al Consejo de la Magistratura a los fines de ley.

Fue de voto disidente el Magistrado Dr. Javier Medardo Serrano Llanos, en cuanto a los fundamentos de la resolución.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani