SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 405

Sucre: 29 de agosto de 2013  

Expediente: C-57-08-S

Proceso: Mejor Derecho Propietario Y Otros

Partes: Mario Remberto Terrazas Hidalgo y otra c/ Hui Shi

Distrito: Cochabamba

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba 

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 530 a 539, interpuesto por Hui Shi contra el Auto de Vista de fecha 29 de agosto de 2008, de fojas 525 y vuelta, emitido por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del ordinario de Mejor derecho propietario, y otros seguido por Mario RembertoTerrazas Hidalgo y otra contra Hui Shi, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

  1. Que, transcurrida la causa, el Juez de Partido de Partido Décimo en lo Civil de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de Cochabamba, pronuncia Sentencia de fecha 09 de enero de 2006, de fojas 497 a 502 vuelta, que declara probada en parte la demanda principal e fojas 27 y ampliada de fojas 64 y 88, consiguientemente probadas en parte las excepciones opuestas contra ella e improbadas las de cosa juzgada y prescripción. Por otra parte improbada la acción reconvencional de fojas 79, ratificada y ampliada por memorial de fojas 117 y probadas las excepciones opuestas contra ella, En consecuencia se dispone mantener en la posesión demandada sobre el bien litigado, a los actores principales Mario RembertoTerrazas Hidalgo y Edne Rina Terrazas Hidalgo, sin lugar a su entrega a favor de la reconviniente Hui Shi.

Deducida que fue la apelación por Hui Shi, Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, pronuncia Auto de Vista de fecha 29 de agosto de 2008, de fojas 525 y vuelta, que confirma la sentencia de primera instancia, con costas.

  1. Contra el Auto de Vista referido, la demandada y reconviniente Hui Shi interpone recurso de casación en la forma y en el fondo, bajo los siguientes argumentos:

2.1.- Recurso de casación en la forma: La recurrente acusa omisión de los artículos 24 y 25 de la Ley 1760 de Abreviación Procesal, porque, la concesión del recurso de apelación solo se hubiese concedido respecto a la apelación de la sentencia y no de la apelación en el efecto diferido, denunciando también por ello indefensión e infracción al debido proceso, y que a su vez, debió haber sido valorado por el Tribunal de Apelación, de acuerdo a lo previsto por el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil.

Asimismo, refiere que el auto de vista no hubiese valorado la litis consorcio necesario, que fue planteado en las excepciones previas, por lo que se hubiera demostrado las causales del artículo 254 en sus numerales 4) y 7) del Código de Procedimiento Civil, y por último refiere que dicha resolución tampoco se pronunció respecto a los presuntos interesados que fueron demandados en la demanda, sin que hubieran sido considerados en la admisión de la demanda.

2.2.- Recurso de casación en el fondo: La recurrente recurre en el fondo porque el auto de vista hubiese incurrido en las causales del artículo 253 numerales 1), 2) y 3) de la Ley Sustantiva, denunciando que la referida resolución no se hubiese pronunciado sobre las excepciones previas opuestas de su parte, incurriendo en violación de los artículos 24 y 25 de la Ley 1760 de Abreviación Procesal, y además refiere que sería contradictoria e ilógica, incurriendo en violación del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil y artículo 31 de la Constitución Política del Estado, por otro lado, la acusa de violación del artículo 190 y 191 del Código de Procedimiento Civil, y que no se hubiese tomado en cuenta las pruebas de fofas 263 a 466, de 48 a 61, de 108 a 114, de 153 a 166 y de 368 a 381, las que demostrarían la competencia del Juez de Partido Cuarto en lo Civil en relación a la entrega del bien inmueble, por lo que, el Juez del presente proceso no podía pronunciarse sobre la prohibición de entrega del inmueble, vulnerándole el artículos 30 de la Ley de Organización Judicial, sancionada con nulidad por el artículo 31 de la Constitución Política del Estado, incurriéndose en violación de los artículos 517 del Código de Procedimiento Civil, y artículo 28 parágrafo 111 de la Ley 1860, De igual forma refiere nuevamente que el auto de vista hubiese incidido en contradicciones, acusando de violación del artículo 1 del Adjetivo Civil.y 5 de la Ley de Organización Judicial, además de ser ultra petita. En relación a la negativa de su pretensión de daños y perjuicios, acusa que el Auto de Vista hubiera vulnerando el artículo 984 del Código Civil, finalmente solicita anular obrados hasta que el Tribunal Ad quem se pronuncie sobre las omisiones acusadas o casar el auto de vista recurrido, declarando probada la reconvención y las excepciones opuestas a la demanda e improbada la demanda principal y las excepciones opuestas a la reconvención.

CONSIDERANDO II:

En virtud a los argumentos en el recurso expuesto, se tiene las siguientes consideraciones:

2.1.- Recurso de casación en la forma: Que, el recurso de apelación supone, la doble instancia, pero no significa una revisión de la instancia anterior (ius novarían), por cuanto el tribunal de apelación debe limitarse a examinar la decisión impugnada sobre la base del material reunido en primera instancia. Lo cual no obsta, a que la ley consienta, con carácter excepcional, la aportación de nuevos elementos de juicio ante los tribunales de alzada, o la producción, ante éstos, de prueba rechazada por el juez inferior (Alsina, Tomo IV, Pág, 183), y al tenor del artículo 219 del Código de Procedimiento Civil, el recuro de apelación procede en favor de todo litigante que habiendo sufrido algún agravio en la resolución del inferior, solicitare que el Juez y tribunal superior lo repare. En este entendido, entre los efectos que produce el recurso de apelación se encuentra la apelación en el efecto diferido, el que una vez planteado, deberá ser fundamentado cuando se interpone recurso de apelación contra la sentencia definitiva, por lo que, deberá ser concedido junto a ella para su resolución por el Tribunal de Alzada, de acuerdo a lo establecido por el artículo 25 en su parágrafo II de la Ley 1760 de la Ley Abreviación Procesal Civil.

Por otra parte, la nulidad de obrados corresponde cuando se ha incurrido en violación u omisión en la aplicación de las disposiciones del derecho formal o procesal, que hacen al orden público y que involucra poner en riesgo la seguridad jurídica al que tiene acceso todo litigante, debiendo ser observado obligatoriamente por las autoridades jurisdiccionales en el desarrollo del proceso, cuando se ha cumplido particularmente con los principios que rigen a las nulidades, como ser el de trascendencia, especificidad, convalidación y protección.

Por lo expuesto, de los antecedentes revisados en el presente proceso, se tiene que, la codemandada y recurrente ahora, de fofas 100 a 101 interpuso recurso de apelación en contra del Auto de fecha 5 de enero de 2004, que declaró improbadas las excepciones previas de oscuridad, contradicción e imprecision en la ampliación de la demanda de fojas 65, que a su vez, fue planteada por memorial de fojas 85, apelación que fue opuesta en el efecto diferido; empero, que no fue concedida por el Juez de Primera Instancia, para que sea resuelta por el Tribunal de Alzada, junto a la concesión de la apelación en contra de la sentencia, a pesar de haber sido ratificada en el memorial de apelación cursante de fojas 505 a 507 de obrados, conforme lo establece el artículo 25 parágrafo II de la Ley 1760 de Ley de Abreviación Procesal Civil, a cuya consecuencia, el Tribunal de Alzada no se ha pronunciado sobre dicha apelación, vulnerándose el debido proceso y poniendo en indefensión a la recurrente, por lo que, se ha incurrido en la causal del numeral 7) del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil, debiendo aplicarse en el presente recurso lo establecido por los artículos 271 numeral 3) y 275 del Adjetivo Civil.

Con relación al recurso de casación en el fondo, habiéndose resuelto el recurso de casación en la forma, correspondiendo anular obrados, ya no es viable su revisión.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo 1 numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, ANULA obrados hasta la concesión de alzada de fojas 510 vuelta, hasta que el Juez de Primera Instancia establezca el auto de concesión de alzada conforme lo observado en el presente Auto Supremo.

Se impone la multa de Bs. 200 al Juez de Primera Instancia y a cada uno de los Vocales que intervienen en el indicado auto de vista, que les serán descontados por planilla.

Cumpliendo con lo previsto por el artículo 17, parágrafo IV de la Ley del Órgano Judicial, comuníquese la presente decisión al Consejo de la Magistratura a los fines de ley.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani