SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 379

Sucre: 26 de agosto de 2013  

Expediente: O 50 08 S

Proceso: Divorcio

Partes: Carlos Eduardo Calizaya Loayza c/ Amalia Guzmán Molina

Distrito: Oruro

Magistrada Relatora:  Dra. Ana Adela Quispe Cuba 

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 229 a 230, interpuesto por Amalia Guzmán Molina contra el Auto de Vista Nº 152/2008, de fecha 15 de octubre, de fojas 222 a 224, emitido por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, la contestación al recurso de fojas 233 a 234, dentro del ordinario de Divorcio seguido por Carlos Eduardo Calizaya Loayza contra Amalia Guzmán Molina, los antecedentes del proceso,  y:

CONSIDERANDO I:

1.- Que, transcurrida la causa, la Juez de Partido Primero de Familia de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de Oruro,  pronuncia Sentencia Nº 49/08, de fecha 24 de mayo, de fojas 196 a 197 vuelta, que declara improbadas tanto la demanda principal de fojas 3 a 3 vuelta, incoada por Carlos Eduardo Calizaya Loayza, así como la demanda reconvencional de fojas 11 a 12 interpuesta por Amalia Guzmán Molina, ambas por la causal  del artículo 131 del Código de Familia, consecuentemente subsistente el vínculo matrimonial de los esposos Calizaya-Guzmán y como emergencia de lo resuelto deja sin efecto las medidas provisionales dispuestas mediante auto de fojas 22 vuelta. Sin lugar a la conversión del presente proceso de divorcio a la de separación. Sin costas.

Deducida la apelación por la demandada, la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, emitió Auto de Vista Nº 152/2008, de fecha 15 de octubre, de fojas 222 a 224, que confirma la sentencia apelada de fojas 196 a 197. Con costas en ambas instancias.

2.- Contra el Auto de Vista de referencia, la demandada y reconvencionista Amalia Guzmán Molina interpone recurso de casación en el fondo, con los argumentos expuestos:

La recurrente, acusa que el auto de vista hubiese efectuado una simple relación de los antecedentes y que no existiría fundamentación de motivos que señale, refiriendo que estuviese establecida y determinada la separación y que la conversión no podría estar supeditada a la conformidad e inconformidad de la parte contraria y que estando vigente el vínculo matrimonial no podría dejarse sin efecto las medias provisionales, entre las que se encontraría la asistencia familiar, en contravención a lo establecido por el artículo 35, 193 y 288 de la Constitución Política del Estado, por lo que, denuncia que el auto de vista recurrido hubiese incurrido en violación de los artículos 2, 4 y 153 del Código de Familia y lo establecido por los artículos 35, 193 y 288 de la Constitución Política del Estado, solicitando que se dicte auto supremo conforme lo señalado en el inciso 4) del artículo 271 del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO II:

Que, pese la deficiencia del recurso de casación expuesto, se ingresa a considerar el mismo, con la finalidad de dar respuesta a algunas acusaciones realizadas por la recurrente:

Que, el artículo 153 del Código de Familia señala que “el que ejerce la acción de divorcio puede convertir el juicio, hasta el momento de la sentencia, en uno de simple separación; pero si hay reconvención, la conversión no puede hacerse sin la conformidad del reconvencionista”, es así, que la separación incumbe la separación de cuerpos y de bienes, empero no disuelve el vínculo matrimonial, es por ello, que al ser solicitado por la parte demandante o en este caso la parte reconvencionista, que establece también sus pretensiones en su reconvención y al ser la separación de interés de ambas partes, la ley ha dispuesto como requisito la declaratoria de conformidad de la otra parte para la conversión del divorcio en separación, caso contrario no corresponde al juez de primera instancia dar la viabilidad de la separación solicitada.

Por otra parte, el reconocimiento de aquellos derechos y garantías que no se encuentran enunciados en la Carta Magna, pero que nacen de la soberanía del pueblo dispuesto en su artículo 35, como, la protección de la familia, la maternidad y el matrimonio establecido en su artículo 193, evidentemente garantizan la asistencia familiar para los hijos de manera obligatoria y que es compartida por ambos progenitores, de acuerdo a la situación económica de cada uno, asimismo, también garantiza dicha asistencia para uno de los cónyuges, el cual devendrá necesariamente como efecto del divorcio,  para el que no hubiera dado causa para ello, tal como lo establece el artículo 143 del Código de Familia, y considerando a su vez, el estado de necesidad de los mismos, siendo así, las causales para determinar dicha asistencia, se basa principalmente en la disolución del vínculo matrimonial y las necesidades del cónyuge, que deben ser probadas obligatoriamente.

En este ámbito, de los antecedentes que cursan en el presente proceso, se tiene que, el auto de vista recurrido ha ratificado la sentencia que declaró improbada la demanda y reconvención de divorcio, como sin lugar a la conversión de dicho proceso de divorcio a la de separación, al no haber comprobado ninguna de las partes las causales del artículo 130 del Código de Familia, que motivan imperativamente la desvinculación matrimonial,  garantizando así la protección del matrimonio, tal cual lo establece el artículo 193 de la Constitución Política del Estado, en concordancia con los artículos 2 y 4 del Código de Familia, por cuanto, no correspondía tampoco establecer la asistencia familiar para la demandada y reconvencionista Amalia Guzmán Molina, al no haberse disuelto el vínculo matrimonial de los esposos Eduardo Calizaya Loayza y Amalia Guzmán Molina.

Por otro lado, al no declararse la separación por conversión del divorcio, solicitada por la demandada y reconvencionista, debido justamente a la inconformidad de la parte demandante, se ha dado cumplimiento al artículo 153 del Código de Familia, en consecuencia, el Tribunal de Alzada no ha incurrido en violación de los artículos 2, 4 y 153 del Código de Familia y de los artículos 35, 193 de la Constitución Política del Estado, denunciados por la parte recurrente.

Con relación a la denuncia de violación del artículo 288 de la anterior Constitución Política del Estado, cabe aclarar que este artículo no se encuentra previsto en ninguna parte de la misma, siendo inviable la revisión de disposiciones inexistentes por éste Tribunal.

Respecto a la acusación de que el auto de vista recurrido no hubiese sido fundamentado, su revisión corresponde cuando dicha denuncia ha sido debidamente fundamentado y cuando se ha interpuesto recurso de casación en la forma, al contener vicios de procedimiento y no así en el fondo, como pretende la recurrente, correspondiendo aplicar al presente recurso lo previsto en el artículo 271 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo dispuesto por los artículos 271 numeral 2) del Adjetivo Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo, de fojas 229 a 230, interpuesto por Amalia Guzmán Molina, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1.000, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Fue de voto disidente la Magistrada Dra. Elisa Sánchez Mamani.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani