SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 312

Sucre: 11 de julio de 2013  

Expediente: SC-53-08-A

Proceso: Pagos De Dinero

Partes: INDUSTRIAS CERAMICAS INBITUBA c/ Importadora PAREDEX     Landivar S.R.L.

Distrito: Santa Cruz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba 



VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 190 a 191 interpuesto por Manfredo Kempff Moreno representante de INDUSTRIAS CERAMICAS INBITUBA S.A., contra el Auto de Vista cursante de fojas 187 y vuelta, de fecha 19 de noviembre de 2007, pronunciado por la Sala Civil Primera de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso ordinario sobre PAGOS DE DINERO seguido por la industria recurrente contra Importadora PAREDEX Landivar S.R.L. representada por Carlos Alberto Landivar y otro, la contestación al recurso de fojas 193 a 198, los antecedentes del proceso, y el auto de concesión del recurso de fojas 212 vuelta; y,

          CONSIDERANDO I:        

ANTECEDENTES DEL PROCESO.- Que durante la tramitación de la causa, el Juez de Partido 4º en lo Civil y Comercial de Santa Cruz, emitió auto interlocutorio en fecha 13 de octubre de 2006 cursante a fojas 56 a 57 de obrados, declarando PROBADA la excepción de impersonería en el demandante y apoderado e improbada la excepción de impersonería en el demandado.

Que, en grado de apelación incoada por la empresa demandante, la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Distrito Judicial de Santa Cruz, confirma el Auto apelado de 13 de octubre de 2006, con costas.

CONSIDERANDO II:

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN.- Industria Cerámica INBITUBA S.A. a través de su representante Manfredo Kempff Moreno, interpone recurso de casación en el fondo, con argumentos que se resumen seguidamente:

Manifiesta que el auto de vista le causa perjuicio al demandante, al haberse incorrectamente aplicado la ley, desconociéndose el contenido del artículo 402 del Código de Procedimiento Civil parágrafo II, siendo deber del juez observar la presentación de los documentos y ordenar la traducción en idioma español de los mismos.

Indica que la resolución recurrida resulta ser incongruente y carece de motivación, además de adolecer de errores, malas interpretaciones, desaciertos e injusta en el campo del derecho.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.- Que, la jurisprudencia sentada por el Tribunal Supremo, estableció que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, utilizada para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por ley, pudiendo presentarse como recurso de casación en el fondo, recurso de casación en la forma o en ambos efectos de acuerdo a lo estatuido por el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil, en tanto se cumplan los requisitos establecidos en el artículo 258 de dicho cuerpo legal, citando en términos claros, concretos y precisos las leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, especificando en qué consiste la violación, falsedad o error.

Asimismo, corresponde señalar que cuando se plantea el recurso de casación en el fondo se deben circunscribir los hechos denunciados a las causales de procedencia establecidas por el artículo 253 del Código Adjetivo Civil. En tanto que, si se plantea en la forma, debe adecuarse la acción a las previsiones del artículo 254 del Procedimiento Civil citado. En tal virtud, la forma de resolución también adopta una forma específica y diferenciada, así, cuando se plantea en el fondo, lo que se pretende es que el Auto de Vista se case, conforme establecen los artículos 271 numeral 4) y 253 del Código de Procedimiento Civil, y cuando se plantea en la forma, la intención es la nulidad de obrados, con o sin reposición, conforme establecen los artículos 271numeral 3) y 275 del mismo cuerpo legal, siendo comunes a ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado.

En el sub lite, sin ingresar al fondo del asunto es preciso señalar, que las denuncias formuladas por el actor en su acción extraordinaria, no se acomodan a las exigencias establecidas por los preceptos supra señalados, pues de un modo general procede a efectuar una simple transcripción parcial de un par de artículos y antecedentes del proceso, olvidando por consiguiente que el recurso de casación es una demanda nueva de puro derecho, estando obligado el actor a señalar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, especificando en qué consiste la violación, falsedad o error en los que ha incurrido EL Tribunal de Alzada.

Así mismo, entendiendo que el recurso es interpuesto en el fondo, así se rescata de la suma del memorial de fojas 190 a 191, el recurrente omite precisar las causales de casación en el fondo, enumeradas en los incisos 1), 2) y 3) del artículo 253 del Código de Procedimiento Civil, es más ni siquiera hace alusión a estos tres ordinales, ni al artículo mismo, equivocándose al mismo tiempo en denunciar cuestiones de procedimiento, que como se dijo supra, deben ser interpuestas a través del recurso de casación en la forma. 

Finalmente, en el recurso se evidencia una percepción equivocada y confusa hasta en la forma de plantear su petitorio, pues concluye con una petición indicando: "…se dicte auto supremo CASANDO el auto de vista todo en cuanto ha sido materia del presente recurso: por consiguiente, se ANULE el auto apelado de fecha 13 de octubre de 2.006 y se ordene la respectiva traducción judicial y la prosecución del proceso”. Ante semejante petición corresponde preguntarse ¿cómo se puede casar el auto de vista (por infracción de ley sustantiva) y simultáneamente anular el mismo, para que este Supremo Tribunal ordene la traducción judicial y continuación de la causa?, técnicamente es imposible; es que no debe olvidarse que en el memorial en el que se plantea un recurso de casación, como ya se mencionó, puede plantearse al mismo tiempo la casación en el fondo y en la forma, pero el pedido debe ser realizado de manera alternada y separada.

Un recurso así planteado, alejado de los requisitos señalados en el numeral 2) del artículo 258 del Código adjetivo, por su ostensible imprecisión y ambigüedad, deviene inevitablemente en la improcedencia, correspondiendo dar aplicación a lo previsto por los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fojas 190 a 191 interpuesto por Manfredo Kempff Moreno representante de INDUSTRIAS CERAMICAS INBITUBA S.A., con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1000, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Fue de voto disidente la Magistrada Dra. Elisa Sánchez Mamani, en cuanto a su fundamentación.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano LLanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. José Luís Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro de Tomas de Razón 312/2013