SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 263

Sucre: 20 de junio de 2013  

Expediente: LP- 93-10-S

Procesos: Declaración de Eficacia de Contrato y otros

Partes: Marina Remedios Málaga de Bustillos c/ Aida Marañon Altamirano

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Elisa Sánchez Mamani


I. VISTOS:

1.- El recurso de casación, interpuesto por Marina Remedios Málaga de Bustillos de fojas 353 a 357, contra el Auto de Vista Nº S-38 de 22 de febrero de 2010, de fojas 342 a 343 vuelta, y sus autos complementarios de fojas 347 y 350 pronunciado por la Sala Civil Cuarta de la entonces Corte Superior del Distrito de La Paz, en el proceso ordinario doble de declaración de eficacia de contrato, entrega de bien inmueble, pago de daños y perjuicios y nulidad de escritura pública seguido por Marina Remedios Málaga de Bustillos en contra de Aida Marañon Altamirano, los antecedentes y;

II. CONSIDERANDO:

2.1. Antecedentes del proceso.- Mediante sentencia de fecha 8 de noviembre de 2008 y auto complementario de fojas 270, se declara improbada la demanda de fojas 5 a 6 y probada la demanda reconvencional de fojas 29 y vuelta, disponiendo la devolución de la suma de $us 5.000 que recibió Aida Marañon Altamirano a favor de Marina Remedios Málaga de Bustillos en el plazo de 3 días a partir de la ejecutoria de la sentencia, más intereses del 3 % mensual desde la suscripción del contrato. Por auto de fojas 279 se deniega la complementación solicitada por Hernán Claros Lara en representación de Aida Marañon Altamirano.

Que, en grado de apelación, interpuesto por Marina Remedios Málaga de Bustillos, de fojas 273 a 275, y la adhesión de Aida Marañon Altamirano, de fojas 282 a 286,  la Sala Civil Cuarta de la Corte Superior del Distrito de La Paz, por Auto de Vista Nº S-38 de 22 de febrero de 2010, se confirma la sentencia apelada y se revoca parcialmente el auto complementario de fojas 279 declarándose la nulidad de la escritura pública Nº 165/93 de 9 de febrero de 1993 referente a la transferencia de los lotes de terreno números 180 y 191 sito en el manzano “A” de la urbanización “Hogares Fátima C. Carmen” suscrito entre Marina Remedios Málaga de Bustillos y Aida Marañon Altamirano, sin costas.

Contra el referido Auto de Vista, por memorial cursante de fojas 353 a 357, Marina Remedios Málaga de Bustillos, interpone recurso de casación en el fondo, que se compendia a continuación.

III. CONSIDERANDO:

3.1.- Recurso de casación.- El recurrente, en su recurso extraordinario de casación en el fondo, alega que el Tribunal ad quem faltando al deber de congruencia habría violado el artículo 236 del Código de Procedimiento Civil al no haberse pronunciado sobre la sentencia pronunciada por el juez anterior, sobre el error de apreciación y valoración de la prueba, desconociendo el contenido del artículo 545-II) del Código Civil, sobre que no se estableció la causal de nulidad. Acusa de contradicción del Auto de Vista con relación al auto complementario de fojas 347.

Acusa al Tribunal ad quem de haber violado el artículo 545-II) del Código Civil con interpretación errónea e indebida ya que no existe contradocumento que acredite la simulación de la escritura pública Nº 165/03; que el juez ha establecido que los documentos cursantes de fojas 13 a 28 de obrados presentados por la reconvencionista son solo papeles privados sin valor probatorio, por lo que el fallo impugnado no puede decir que tiene valor cuando este argumento nunca ha sido esgrimido por las partes en ninguno de los recursos de apelación.

Acusa al Tribunal ad quem de haber violado el artículo 549-1) y 3) del Código Civil, ya que la escritura pública Nº 165 de 9 de febrero de 1993 tiene una forma determinada y expedido por autoridad que hace fe como el Notario de fe pública, por lo tanto es un grave error en la aplicación de esta norma para anular esta escritura pública. En cuanto al inciso 3 del artículo 549 del Código Civil, señala que no es suficiente referir que los hechos se subsumen en esa previsión y que en este caso no se ha demostrado los hechos sino que han sido inferidos.

Acusa que el Tribunal ad quem habría violado el artículo 371 del Código de Procedimiento Civil en razón a que el Auto de Vista ha cambiado virtualmente el contenido del auto de relación procesal de  fojas 48, complementado por autos de fojas 51 y 54.

3.2. Fundamentos del Fallo.- Así planteado el recurso, corresponde efectuar las siguientes consideraciones:

Según la doctrina procesal, el recurso extraordinario de casación tiene doble función, de un lado unificar la jurisprudencia nacional; y, del otro la de proveer la realización del derecho objetivo, función que en la doctrina se ha denominado nomofiláctica o de protección de la ley. Se trata de una demanda nueva de puro derecho, que tiene por objeto el enjuiciamiento de la sentencia de segunda instancia y por ello su procedencia o admisión se halla sujeto a requisitos  de forma y sustancia.

Entre tales requisitos se encuentra el plazo de interposición del recurso. Por mandato del artículo 257 del Código de Procedimiento Civil, el recurso de casación debe interponerse en el plazo fatal e improrrogable de 8 días a contar desde la notificación del auto de vista. Este plazo es personal, por lo que se computa para cada parte desde su respectiva notificación con el Auto de Vista y si bien es cierto que dicho plazo se suspende con la solicitud de complementación y por consiguiente el término se computa desde la notificación con el Auto complementario, según dispone el artículo 221 del Código de Procedimiento Civil aplicable por remisión del artículo 239 Ídem, no es menos evidente que dicha suspensión solo opera a favor de quien ha solicitado la complementación, precisamente porque se trata de un plazo personal y no común a las partes.

En el caso en examen, la demandante hoy recurrente Marina Remedios Málaga de Bustillos, ha sido notificada con el Auto de Vista de fojas 342 a 343 vuelta en fecha 1 de marzo de 2010, tal como consta en la diligencia de fojas 344 de obrados y con el auto complementario de fojas 347 en fecha 31 de marzo de 2010, tal como consta en la diligencia de fojas 348. Conforme se evidencia  en el cargo de presentación de fojas 357 vuelta, la recurrente  Marina Remedios Málaga de Bustillos ha interpuesto su  recurso de casación de fojas 353 a 357, en fecha 16 de abril de 2010, lo cual implica que dicho recurso fue presentado a los 46 días de la notificación con el Auto de Vista y a los 16 días del Auto complementario, es decir se encuentra fuera del término legal de 8 días; consiguientemente al haberse interpuesto el recurso de casación después de haber vencido el término previsto por el artículo 257 del Código de Procedimiento Civil, el Tribunal Supremo no puede aperturar su competencia para resolver sobre el fondo del recurso, el cual por dicha causa  deviene en improcedente.

Debe tenerse presente que la solicitud de complementación de un auto complementario se halla fuera del marco legal previsto por el artículo 196 y 239 del Código de Procedimiento Civil, pues el procedimiento civil boliviano no prevé la complementación de la complementación, razón por la cual la ilegal solicitud de complementación de un auto complementario no produce el efecto suspensivo al que se refiere los artículos 221 y 239 del Código Adjetivo Civil, tanto más si en el momento de efectuar dicho pedido, el plazo que tenía la recurrente para recurrir de casación del auto de vista impugnado como del auto complementario ya habían vencido superabundantemente.

En mérito a las consideraciones precedentes, corresponde resolver en la forma prevista por los artículos 271-1) y 272-1) con referencia al 262-1) del Código de Procedimiento Civil.

IV. POR TANTO:

4.1.- La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición Transitoria Octava, los artículos 41 y 42-I-1) de la Ley del Órgano Judicial, y los artículos 271-1) y 272-1) con relación al 262-1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo, cursante de fojas 353 a 357 de obrados, interpuesto por María Remedios Málaga de Bustillos, con costas.

4.2.- Se apercibe a los vocales signatarios del fallo de segunda instancia por no haber dado cumplimiento al artículo  262-3) del Código de Procedimiento Civil.

4.3.- Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1500, que mandará hacer efectivo el Juez a quo.

Fue de voto disidente el Magistrado Dr. Javier Medardo Serrano Llanos.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Elisa Sanchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Ante Mi.- Abog. José Luís Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón 263/2013