SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 233

Sucre: 29 de mayo de 2013  

Expediente: LP-35-08-S

Proceso: Nulidad de letra de cambio y otros.

Partes: Néstor Jesús Aguilar Campos c/ Empresa Constructora Nuevo Siglo (ECNUS) S.R.L.

Distrito: La Paz

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

__________________________________________________________________________


VISTOS: el recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Néstor Jesús Aguilar Campos de fojas 272 a 275, contra el Auto de Vista Nº 297 de 10 de agosto de 2007 pronunciado por la Sala Civil Cuarta de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso sobre nulidad de letra de cambio, inexistencia de obligaciones de pago, inexistencia de cosa juzgada de proceso ejecutivo, levantamiento de medidas precautorias, daños y perjuicios seguido por el recurrente contra la Empresa Constructora Nuevo Siglo (ECNUS) S.R.L., la respuesta de fojas 278 a 281 vuelta, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO: que, el Juez Segundo de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de La Paz pronunció la Sentencia Nº 248 de 13 de junio de 2006 (fojas 139 a 141), declarando probada la demanda, en consecuencia nula la letra de cambio y acta de protesto en litis, y declara la inexistencia de obligación alguna de pago y la cosa juzgada formal del proceso, debiendo en ejecución de sentencia levantarse las medidas preventivas y calificarse los daños y perjuicios.

En grado de apelación, la Sala Civil Cuarta de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz mediante Auto de Vista Nº 297 de 10 de agosto de 2007 (fojas 261 a 262), anula obrados hasta fojas 71.

CONSIDERANDO: que, el demandante Néstor Jesús Aguilar Campos en su recurso de casación de 29 de octubre de 2007 (fojas 272 a 275), acusa que:

En la forma. El auto de vista recurrido: no se circunscribió a la sentencia que fue apelada extemporánea e infundadamente, al efecto anota el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial; no compulsó antecedentes, al efecto apunta los artículos 7 incisos a), h) y 16 de la Constitución Política del Estado anterior; no anuló obrados hasta fojas 151, al efecto indica los artículos 3 numeral 1), 90, 50, 254 numerales 4), 7) del Código de Procedimiento Civil y 15 de la Ley de Organización Judicial; no consideró que Eugenia Beatriz Yuque Apaza representa a la empresa demandada, al efecto alude los artículos 56, 336 numeral 2) y 337 del Código de Procedimiento Civil, agregando que no se revocaron los poderes Nº 2 de 6 de mayo de 1998, Nº 264 de 5 de junio de 2000 y Nº 171 de 11 de abril de 2002. La personería jurídica nace de la letra de cambio y tanto Roger P. Apaza Huañapaco como el apelante señalan el mismo domicilio de la empresa demandada. Roger P. Apaza Huañapaco es socio de la empresa demandada. Es extemporáneo el recurso de apelación, al efecto señala los artículos 220 párrafo I numeral 1) del Código de Procedimiento Civil y 7 inciso h) de la Constitución Política del Estado anterior.

En el fondo. El litigio concluyó en sentencia, al efecto anota los artículos 220 párrafo I numeral 1), 190, 192 y 194 del Código de Procedimiento Civil. Se aplicó indebidamente los artículos 127 y 128 del Código de Procedimiento Civil, al efecto apunta el artículo 253 numeral 1) del referido adjetivo civil. El tribunal de alzada carece de competencia para considerar la apelación de fojas 202 a 217 y anular obrados hasta fojas 71. El Auto de Vista Nº 279/2007 es contradictorio al auto de vista recurrido.

CONSIDERANDO: que, del análisis y cotejo de los recursos de casación, se llega a las siguientes conclusiones:

I. En cuanto al recurso de casación en el fondo.- El recurrente no comprendió la naturaleza de la resolución de alzada, que al ser anulatorio, como es lógico, no resolvió el fondo del litigio, en cuyo mérito contra esa resolución no es posible plantear recurso de “CASACIÓN EN EL FONDO”, toda vez que el Tribunal ad quem al haber anulado obrados no emitió criterio sobre el fondo del asunto, es decir no emitió sentencia de segundo grado, en consecuencia, resulta incoherente que el recurrente pretendan que éste Alto Tribunal case el auto de vista recurrido y se pronuncie sobre el fondo del litigio, pues, ello supondría fallar en per saltum. En forma reiterada y uniforme el Supremo Tribunal, al resolver casos similares, se pronunció en sentido que, al no existir apelación resuelta, no puede caber recurso de casación en el fondo; correspondiendo, contra un auto de vista anulatorio, sólo recurso de casación en la forma. Por las razones expuestas, el recurso de “CASACIÓN EN EL FONDO” interpuesto deviene en improcedente.

II. Con referencia al recurso de casación en la forma.- El auto de vista recurrido concluyó que, se citó “con la demanda a una persona que no es la representante legal de la empresa demandada”, en efecto, al 15 de agosto de 2005, Miguel Ángel Rolando Helguero Wayer era gerente general de la empresa demandada en consecuencia su representante legal (fojas 158) y no así, como se citó erradamente a, Eugenia Beatriz Yuque Apaza (fojas 71), por lo que el tribunal de alzada acertó al anular obrados hasta fojas 71. A esto y dado el presente caso, se agrega que resulta insulso que el Máximo Tribunal examine la nulidad del auto de vista recurrido de fojas 261 a 262, ya que esta resolución superior dispuso la nulidad de obrados, inclusive hasta la diligencia de fojas 71, es decir, hasta actuados más antiguos que el propio auto de vista impugnado; nulidad de obrados, que dicho sea de paso, incluye la diligencia también anulada de fojas 146. En consecuencia, no se advierte motivo para anular obrados conforme las denuncias del demandante en su recurso de casación en la forma, deviniendo el mismo en infundado.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 y disposición transitoria octava de la Ley del Órgano Judicial, conforme los artículos 271 numerales 1), 2), 272 numeral 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO en la forma e IMPROCEDENTE en el fondo, el recurso de casación interpuesto por Néstor Jesús Aguilar Campos de fojas 272 a 275; con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bolivianos 500, que mandará hacer efectivo el juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. José Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  233/2013