SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 157

Sucre: 26 de abril de 2013  

Expediente: P - 17 - 08 - S

Proceso: Divorcio.

Partes: Juan Marcos Durán Gonzales c/ Irma Vargas Villavicencio.

Distrito: Potosí

Magistrada Relatora: Dra. Elisa Sánchez Mamani

__________________________________________________________________________


VISTOS: El recurso de casación de fojas 617 a 619 vuelta, interpuesto por Juan Marcos Durán Gonzales contra el Auto de Vista Nº 097 de 26 de abril de 2008, cursante de fojas 612 a 613 vuelta, pronunciado por la Sala Civil del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, dentro del proceso de divorcio seguido por el recurrente contra Irma Vargas Villavicencio, la respuesta de fojas 621 a 622, el auto concesorio a fojas 622 vuelta, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO.-

Tramitada la causa, el Juez de Partido Segundo de Familia de la ciudad de Potosí, dicto la Sentencia Nº 17 de 20 de febrero de 2008, cursante de fojas 592 a 594 vuelta, declarando probada la demanda de divorcio de fojas 9 por la causal prevista por el artículo 131 del Código de Familia, y disuelto el vínculo matrimonial que une a los esposos Juan Marcos Durán Gonzales e Irma Vargas Villavicencio, en consecuencia dispone en aplicación del artículo 143 del Código de Familia, cesar la asistencia familiar provisional fijada a favor de Irma Villavicencio sea desde la fecha de la presente resolución, ordenando además que, en ejecución de sentencia deberá comprobarse con mayor precisión la existencia de bienes gananciales para su posterior división y partición.

En grado de apelación, la Sala Civil de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí, mediante Auto de Vista Nº 097 de 26 de abril de 2008, cursante de fojas 612 a 613 vuelta, revoca parcialmente la sentencia impugnada en lo que concierne a la medida definitiva de exoneración de la asistencia familiar a favor de la esposa demandada, disponiendo que, en función de la normativa legal analizada, la demandada Irma Vargas Villavicencio es acreedora a este beneficio en la suma de Bs. 600, confirmando la sentencia en lo demás.

Contra el auto de vista, Juan Marcos Durán Gonzales por memorial de fojas 617 a 619 vuelta, interpone recurso de casación en el fondo.

CONSIDERANDO II:

DE LOS FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN.-

Señala que, los memoriales cursantes a fojas 9 y 307 de obrados, presentados por su persona y la demandada respectivamente, constituyen sin lugar a dudas, confesión expresa de su separación estrictamente voluntaria, continuada por mucho más de dos años, lo que ha dado lugar a declarar probada la demanda por la causal del artículo 131 del Código de Procedimiento Civil, es decir que, el presente proceso de divorcio no cuenta con una verdadera causal sanción; indica que el juez, obedeciendo el concepto del artículo 389 del Código de Familia, ordeno la alimentación de la esposa desde el momento de que empieza el proceso y luego obedeciendo la norma del artículo 143 última parte, cesa la concesión de la asistencia en forma permanente; manifiesta que, los vocales prescindiendo totalmente del primer fallo, la conceden nuevamente tomando en cuenta para ello única y exclusivamente las declaraciones testificales de fojas 574 a 576; denuncia que, la norma del artículo 143 del Código de Familia, en su tercer acápite, puede en caso excepcional producir fijación de alimentos en favor de uno de los cónyuges que la necesite, previa demostración de esa necesidad, lo que no ha ocurrido en el presente caso pues la declaración de los testigos señalados no informan con total seguridad que la demandada se encuentra en necesidad de ser alimentada por el actor y tampoco está respaldada por otros medios probatorios, y peor aún si ambos cónyuges son culpables del divorcio; señala que, se ha incurrido en infracción e interpretación errónea de los artículos 397, 476 del Código de Procedimiento Civil, 1286 y 1330 del Código Civil y 143 del Código de Familia, error de hecho y de derecho en la apreciación de la prueba.

Finaliza el recurso, solicitando al amparo de los artículos 255 II, 253 1) y 2) del Código de Procedimiento Civil, que el tribunal de casación case el auto de vista recurrido y deliberando en el fondo mantenga la exoneración de la asistencia familiar dispuesta por el juez de primera instancia.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.-

Así planteado el recurso de casación en el fondo, y pese a sus deficiencias recursivas, se ingresa a su consideración y análisis en virtud a la denuncia de violación del artículo 143 del Código de Familia, partiendo de los siguientes criterios:

Extraña a este Tribunal Supremo que el recurrente desconozca la Ley N° 996 de 4 de abril de 1988 que en su artículo 2°, apartado 8, establece que "En caso de divorcio declarado con apoyo del artículo 131, se fijará una pensión de asistencia al cónyuge que la necesite". Contenido que ha sido incorporado en la última parte del artículo 143 del Código de Familia.

La precitada norma legal que complementa el artículo 143 del Código de Familia y que en principio prevé que "Si el divorcio se declara por culpa de ambos cónyuges, no hay lugar a la asistencia", norma legal que está reservada únicamente cuando el divorcio se declara por alguna de las causales previstas por el artículo 130 del Código de Familia, pero de ninguna manera cuando el matrimonio se disuelve por la causal prevista en el artículo 131 del igual cuerpo legal, es decir, separación por más de dos años. En autos, la resolución de segunda instancia efectuando una revisión integral de los medios probatorios producidos en el proceso especialmente la prueba testifical la cual estaba dirigida a establecer las necesidades de alimentación de la demandada, ha determinado de manera acertada en aplicación del artículo 143 del Código de Familia, revocar en parte la sentencia apelada, en lo que concierne únicamente a la medida definitiva de la exoneración de la asistencia familiar a favor de la esposa demandada, fijando el monto de la misma en la suma de Bs. 600 en favor de la demandada Irma Vargas Villavicencio, consiguientemente, no resulta evidente que el Tribunal ad quem haya infringido la norma prevista por el artículo 143 del Código de Familia.

En cuanto a las denuncias de violación de los artículos 397, 476 del Código de Procedimiento Civil, 1286 y 1330 del Código Civil y la denuncia de error de hecho y de derecho en la valoración de prueba por parte del Tribunal ad quem, no amerita consideración alguna, al no haber cumplido el recurrente con la carga procesal establecida en el artículo 258 2) del Código de Procedimiento Civil.

Por lo expuesto, no siendo evidentes las infracciones acusadas en el recurso, corresponde a este Tribunal Supremo resolver el mismo en aplicación de los artículos 271-2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición Transitoria Octava, artículo 42 I 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio del 2010, así como del parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo interpuesto por Juan Marcos Durán Gonzales, cursante de fojas 617 a 619 vuelta, con costas.

Se regula el honorario del profesional abogado en la suma de Bs. 500, que mandara hacer efectivo el Juez a quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Ante Mi.- Abog. Jose Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  157/2013