SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 143

Sucre: 25 de abril de 2013  

Expediente: LP- 159- 08- S

Proceso: Divorcio.

Partes: Yngrid Alison Espinoza Cossio c/ Hector Antonio Solares Mayruma

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

__________________________________________________________________________


VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 308 y vuelta, interpuesto por Hector Antonio Solares Mayruma contra el Auto de Vista Resolución Nº S- 286/2008 de fecha 25 de julio de 2008, de fojas 306 y vuelta, emitido por la Sala Civil Cuarta de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del ordinario de Divorcio seguido por Yngrid Alison Espinoza Cossio contra Hector Antonio Solares Mayruma, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

1.- Que, transcurrida la causa, el Juez Sexto de Partido de Familia de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de La Paz, pronunció Sentencia Resolución Nº 082/08 de fecha 18 de febrero, de fojas 287 a 288 vuelta, que declaró PROBADA la demanda principal de fojas 5 a 6 y acción reconvencional de fojas 12 a 14, en consecuencia disuelto el vínculo jurídico matrimonial que unía a los esposos Hector Antonio Solares Mayruma e Yngrid Alison Espinoza Cossio por la causal del artículo 131 del Código de Familia, sin costas por tratarse de un juicio doble. En ejecución de sentencia, se dispone la cancelación de la partida matrimonial por ante la Dirección de Registro Civil, de conformidad al artículo 398 del Código de Familia.

Se homologue la Resolución de Medidas Provisionales Nº 564/06 cursante de fojas 59 a 60 para su fiel y estricto cumplimiento por las partes, con la siguiente modificación: 1.- Guarda y Custodia: Se otorga la guarda y custodia de la niña María Gabriel Solares Espinoza a la madre Yngrid Alison Espinoza  Cossio; 2.- Terapia Psicológica: Se dispone oficiarse al Servicio Departamental de Gestión Social de esta ciudad para que otorguen terapias de apoyo individuales y familiares a los progenitores Hector Antonio Solares Mayruma e Yngrid Alison Espinoza Cossio para que asuman en debida forma su rol de padres y mejoren la comunicación entre ellos y a favor de la hija de ambos para que supere el trauma de la desvinculación familiar y la conducta inapropiada de sus progenitores.

Deducida que fue la apelación por la parte demandada, la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, por Auto de Vista Resolución Nº S- 286/2008 de fecha 25 de julio de 2008, de fojas 306 y vuelta, confirma la sentencia recurrida, con costas.

2.- Contra el Auto de Vista referido, el demandado Hector Antonio Solares Mayruma, interpuso recurso de casación en el fondo, bajo los siguientes argumentos:

El recurrente en base al artículo 253 del Código de Procedimiento Civil, acusa la interpretación errónea e incorrecta aplicación del artículo 145 del Código de Familia porque hubiese denunciado las innumerables violaciones a los derechos de su hija, que hubiera protagonizado su madre y asimismo tomando en cuenta que hubiese demostrado que la misma no tendría condiciones, idoneidad y solvencia moral para hacerse cargo de su hija, finaliza su recurso solicitando se dicte auto supremo casando el auto de vista, por consiguiente se declaren probadas la demanda principal y su demanda reconvencional y disuelto el matrimonio que le une con Yngrid Alison Espinoza Cossio, pero modificando la guarda y custodia de su hija María Gabriel Solares Espinoza, disponiéndose que las mismas le sean conferidas.

CONSIDERANDO II:

En virtud al recurso de casación en el fondo expuesto, se ingresa a su consideración:

La guarda es una institución que “tiene como objeto el cuidado, protección, atención y asistencia integral a un niño, niña o adolescente con carácter provisional y es otorgada mediante resolución judicial a uno de los progenitores; en casos de divorcio y separación de las uniones conyugales libres y en otros casos a terceras personas carentes de autoridad parental o tuición legales” de acuerdo a lo previsto por el artículo 42 del Código de Niño, Niña y Adolescente, en este entendido, la guarda se constituye en una de las funciones esenciales de la patria potestad y comprende una doble consideración; de una parte es derecho y de otra deber de los progenitores a tener consigo a su hijo menor bajo el mismo techo (convivencia) para cuidarlo con debida diligencia (aseo, alimentos, salud, educación, seguridad personal, recreación), y controlar sus relaciones en el medio que le rodea, estos son derechos deberes paterno filiales.

Que, el Código del Niño, Niña y Adolescente en su artículo 43, clasifica la guarda en dos tipos: guarda en desvinculación familiar; y guarda legal. La primera procede únicamente en aquellos casos en que existe ruptura del vínculo matrimonial o interrupción de la vida en común, siendo competente el Juez de Familia para disponer la guarda sujeta a lo previsto por el Código de Familia, más propiamente en sujeción a los previsto por el artículo 145 de esa norma legal. La segunda, tiene por objeto velar por la custodia provisional, a fin de procurar al niño, niña o adolescente, que se encuentra en situación de desamparo, el cuidado, protección y atención, provisional, que el Juez de la Niñez y Adolescencia otorgará a terceras personas que no tienen tuición legal sobre el menor, en este marco, en el presente caso se trata de una guarda en desvinculación familiar que es reclamada mediante recurso de casación por el padre de la niña María Gabriel Solares Espinoza, considerando, que la misma le fue concedida a su madre Yngrid Alison Espinoza Cossio, quien a fojas 328 adjuntando Certificado de Defunción hace conocer que la niña María Gabriel Solares Espinoza falleció en fecha 22 de marzo de 2011 debido a un paro cardiorespiratorio, por lo que, considerando que la materia decidendi por la que se recurrió que en este caso es la guarda de la niña referida, quien al haber falleció, ha desaparecido por ello ya no se abre la competencia de éste Tribunal para conocer el recurso intentado, correspondiendo en consecuencia  declarar su improcedencia, en virtud a lo establecido por el artículo 271 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo dispuesto por el artículo 271 numeral 1) del Adjetivo Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fojas 308 y vuelta, interpuesto por Hector Antonio Solares Mayruma.

Fue de voto disidente la Magistrada Dra. Elisa Sánchez Mamani.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. Jose Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  143/2013