SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 68

Sucre: 22 de marzo de 2013  

Expediente: SC  16 08 A

Proceso: Nulidad de contratos, instrumentos públicos y otros.

Partes: Tania Elizabeth Saavedra de Coronel c/ Banco Nacional de Bolivia S.A.

Distrito: Santa Cruz

Magistrada Relatora: Dra. Elisa Sánchez Mamani

__________________________________________________________________________


         VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fojas 611 a 617 vuelta, interpuesto por Mario Gonzales Solares Sánchez en representación del Banco Nacional de Bolivia S.A., contra el auto de vista de 19 de octubre de 2007, cursante a fojas 603 y vuelta, dictado por la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso ordinario sobre nulidad de contratos, instrumentos públicos, ilegal capitalización de intereses más daños y perjuicios, seguido por Tania Elizabeth Saavedra de Coronel contra la entidad recurrente, la respuesta de fojas 619 a 621 vuelta, el auto concesorio a fojas 622, los antecedentes del proceso; y

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO.-

Tramitada la causa, el Juez de Partido Segundo en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz, mediante Sentencia de 5 de abril de 2007 cursante de fojas 551 a 562, declaró probada en parte la demanda de fojas 24 a 32, en relación a la ilegal capitalización de intereses y a los daños y perjuicios, con costas.

En grado de apelación, deducida por el Banco Nacional de Bolivia S.A., la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, anula el auto de concesión de la alzada de fojas 596, disponiendo que el juez de la causa conceda los recursos en el efecto diferido.

Esta resolución de segunda instancia, motivó que la entidad demandada Banco Nacional de Bolivia S.A., formule recurso de casación en la forma y en el fondo.

CONSIDERANDO II:

DE LOS FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN.-

I.- Recurso de casación en la forma.- La entidad recurrente acusa de error in procedendo, al no haberse dado cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 431 del Código de Procedimiento Civil, violando el derecho constitucional a la seguridad jurídica, a la defensa y la garantía constitucional al debido proceso; señala que, se ha omitido considerar que no se ha puesto en conocimiento del banco demandado el informe del perito tal como ordena el artículo 440 del Código de Procedimiento Civil; indica haberse violado flagrantemente el derecho constitucional a la seguridad jurídica, el derecho a la defensa y la garantía constitucional del debido proceso; manifiesta que, no se ha dado cumplimiento al auto de vista de fojas 577, que anula obrados hasta fojas 531.

Finaliza el recurso, solicitando se anule la sentencia por ser injusta y ser violatoria de derechos y garantías constitucionales.

II.- Recurso de casación en el fondo.- La entidad recurrente, denuncia haberse incurrido en error in judicando al haberse dictado una sentencia, con violación a la ley, cometiendo graves errores de hecho y derecho y sin ninguna fundamentación; señala que, el juez de primera instancia, ha declarado probada la demanda en lo que respecta a la capitalización de intereses, así como los daños y perjuicios sin hacer una adecuada y correcta apreciación de la prueba; indica que, el juez de primera instancia ha incurrido en interpretación errónea y aplicación indebida de la ley; manifiesta que, el Banco Nacional de Bolivia S.A. no ha capitalizado los intereses de la cuenta bancaria de la demandante; señala que, la prueba pericial debió ser rechazada por el juzgador por los vicios de nulidad que existieron desde el momento de su presentación, y no ser considerada para declarar probada la demanda; indica que, los vocales no se pronunciaron sobre las apelaciones concedidas en el efecto diferido.

Finalizan el recurso, solicitando se case el auto de vista recurrido y revocando la sentencia se declare improbada la demanda con costas en todas las instancias.

III.- FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCION:

1.- En cuanto al recurso de casación en la forma: Si bien, por efecto del recurso de apelación queda trabada la relación procesal de segundo grado a fin de que el tribunal de alzada resuelva con la pertinencia del caso según manda el artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, no obstante de ello, por disposición del artículo 15 de la abrogada Ley de Organización Judicial, el juez o tribunal de apelación de oficio podía determinar la anulación de obrados cuando evidenciaba que en el desarrollo del proceso o en la realización de un acto jurisdiccional se había incurrido en infracción de normas procesales de orden público, esta decisión anulatoria impedía se abra la competencia del tribunal ad quem para pronunciarse sobre el fondo de la apelación planteada como ha sucedido en el presente caso.

Dentro del contexto precedentemente descrito, en la especie, la entidad recurrente lejos de cuestionar en derecho el contenido anulatorio del auto de vista recurrido, se limita a efectuar una repetición de las denuncias contenidas en el recurso de apelación, sin tomar en cuenta, que el tribunal de apelación no se ha pronunciado sobre el fondo de las mismas, porque entendió que su competencia no estaba abierta en relación a las apelaciones en el efecto diferido al no haber sido consignadas en el auto concesorio de fojas 596, de ahí que, al no haber pronunciamiento en el auto de vista sobre los agravios contenidos en el memorial de apelación, no corresponde a este Tribunal Supremo pronunciamiento alguno, sobre tales alegaciones, porque de hacerlo se estaría frente a un "per saltum" (pasar por alto).

Por lo referido, se evidencia que el auto recurrido no ha violado ninguna forma esencial del proceso para dar lugar a la nulidad impetrada, por el contrario, el auto de vista recurrido realizó una correcta interpretación de los antecedentes del proceso, ajustando su criterio a las normas en vigencia, por lo que corresponde aplicar al recurso los artículos  271 - 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

2.- En cuanto al recurso de casación en el fondo:

La entidad recurrente, no ha considerado que el auto de vista al ser anulatorio, no se ha pronunciado sobre el fondo del  litigio,  lo que impedía la interposición del recurso de casación en el fondo, al no haber materia decidendum para que el Tribunal Supremo se pronuncie en lo sustantivo, lo que decanta en su improcedencia manifiesta, en tal sentido corresponde resolver el recurso aplicando los artículos  271 numeral  1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por la disposición transitoria octava, artículo 42 I 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio del 2010, el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma e IMPROCEDENTE en el fondo, interpuesto por el Banco Nacional de Bolivia S.A. de fojas 611 a 617 vuelta, con costas.

Se regula el honorario del profesional abogado en la suma de Bs. 500, que mandara hacer efectivo el juez a quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Jose Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  68/2013