SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 57

Sucre: 28 de febrero de 2013  

Expediente: LP 162 10 - S

Proceso: Nulidad Total o Parcial de Resolución Municipal.

Partes: Jesús Vladimir Sillerico Salinas c/ Gobierno Municipal de El Alto.

Distrito: La Paz

Segundo Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

__________________________________________________________________________


VISTOS: el Recurso de Casación de fojas 384 a 390, interpuesto por Jesús Vladimir Sillerico Salinas, contra el Auto de Vista N° 252/10 de fecha 24 de septiembre, cursante de fojas 380 y vuelta, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso ordinario de NULIDAD TOTAL O PARCIAL de Resolución Municipal, seguido por el recurrente en contra del Gobierno Municipal de El Alto, los antecedentes del proceso, la contestación de fojas 396 y vuelta, el auto de concesión del recurso de fojas 397; y,

CONSIDERANDO: que, tramitada la causa el Juez de Partido 2º en lo Civil y Comercial de la ciudad de El Alto, emitió sentencia N° 36/2007 de 1º de febrero, cursante de fojas 309 a 310 vuelta de obrados, que declaró IMPROBADA la demanda de nulidad total o parcial de Resolución Municipal, e IMPROBADA la demanda reconvencional, sin costas.

Deducida la apelación por el demandante Jesús Vladimir Sillerico Salinas, la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Distrito de El Alto, mediante Auto de Vista 252/10 cursante de fojas 380 y vuelta, APRUEBA Y CONFIRMA la sentencia apelada, con costas.

Esta resolución superior dio lugar al recurso de casación en el fondo y en la forma interpuesto por Jesús Vladimir Sillerico Salinas en representación de Jesús Sillerico Linares y Norah Salinas de Sillerico, en los términos expresados en su memorial de 8 de noviembre de 2010 cursante de fojas 384 a 390.

CONSIDERANDO: que, el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil, faculta al Juez o Tribunal de casación anular de oficio todo proceso en el que se encontraren infracciones que interesan al orden público; esto, porque en los procesos que llegan a su conocimiento se debe verificar si en ellos se observaron las formas esenciales que hacen eficaz a un proceso de conocimiento y fundamentalmente que las resoluciones que contenga, sean útiles en derecho y guarden la seguridad jurídica que las partes buscan a través de aquel.

Que, del análisis de la litis, corresponde con carácter previo realizar las siguientes precisiones: que la demanda versa sobre la NULIDAD TOTAL O PARCIAL de una Resolución Municipal, a este efecto es necesario advertir que las Resoluciones Municipales son emanadas tanto por el Ejecutivo Municipal y el “Concejo Municipal” u órgano deliberante del Gobierno Municipal; en el caso sub lite la nulidad de la Resolución Municipal pretendida fue emanada por el Ejecutivo Municipal de la Alcaldía Municipal de El Alto con la “Ley Orgánica de Municipalidades” vigente en aquella época, por lo que correspondía al actor aplicar lo que establecía el artículo 19 numeral 8) de la mencionada ley a momento de la emisión de la resolución impugnada: “Conocer en grado de apelación las resoluciones y fallos técnico-administrativos del Alcalde. En caso de que no fueren apelados, los conocerán en grado de revisión”.

Consecuentemente, el recurrente debió con carácter previo, concluir la vía administrativa solicitando al interior del Ejecutivo Municipal, la apelación de la Resolución Municipal Nº 038/91 cursante a fojas 4, para que éste tenga la posibilidad de efectuar un nuevo análisis y reconsideración de la decisión asumida, en razón de que era el único que tenía competencia para revisar sus propios actos; pues el contenido de la Resolución Municipal no es normativo para acudir a la vía ordinaria; sino que resuelve una inscripción definitiva en Derechos Reales de una extensión superficial de 17.288,38 mts.², lo que constituye en un acto administrativo que goza del principio de legitimidad; con la nulidad propuesta en realidad se estaría tratando de dejar sin efecto actos administrativos que deben en todo caso ser impugnados en la vía contenciosa-administrativa, los que no pueden de ningún modo sustituirse por la jurisdicción ordinaria.

Dicho entendimiento es una precisión de la Sentencia Constitucional Plurinacional 0265/2012 de 4 de junio, que  establece: “…no puede soslayarse igualmente que en los procedimientos administrativos, la nulidad puede ser invocada en los recursos que la ley faculta a los administrados, lo que puede ser planteado ya sea conforme a la Ley de Procedimientos Administrativos o procedimientos administrativos especiales contenidos en las entidades que cumplan una función administrativa, por delegación estatal, o entidades supeditadas a leyes especiales.

Adviértase que concluido el procedimiento administrativo, la determinación puede ser impugnada en vía jurisdiccional, sea que la determinación es el resultado de su procedimiento o sea porque el acto administrativo fuera emitido directamente por la autoridad mediante resoluciones ejecutivas o administrativas (…)

Por las razones expuestas, corresponde a éste Supremo Tribunal fallar en aplicación del artículo 252 del Código de Procedimiento Civil y en la forma prevista por los artículos 271 numeral 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el articulo 42 numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, en aplicación de los artículos 252, 271 numeral 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, ANULA obrados hasta el auto de admisión de la demanda de fojas 59, y dispone que el juez de la causa emita nueva resolución observando los fundamentos del presente Auto Supremo.

Siendo inexcusable el error en que han incurrido los Vocales signatarios del Auto Vista impugnado, se les impone multa de 200 Bolivianos a cada uno de ellos.

Cumpliendo lo previsto por el artículo 17-IV de la Ley del Órgano Judicial comuníquese la presente decisión al Consejo de la Magistratura a los fines de ley.

Primera Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Mamani, de cuyo proyecto fue disidente el Magistrado Dr. Javier Medardo Serrano Llanos, con cuya disidencia estuvo de acuerdo la Magistrada Elisa Sánchez Mamani.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. Jose Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  57/2013