SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 38

Sucre: 26 de febrero de 2013  

Expediente: O 70 09 - S

Proceso: Nulidad de resoluciones judiciales

Partes: Luís Arturo Bueno Mendoza c/ Juana Alicia Bueno Mendoza y otro

Distrito: Oruro

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

__________________________________________________________________________


VISTOS: Los Recurso de Casación de fojas 236 a 239 vuelta, interpuesto por Juana Alicia Bueno Mendoza de Rodríguez y el deducido por Froilán Bueno de fojas 244 a 246 vuelta contra el Auto de Vista Nº 171/2009 de fecha 19 de septiembre, de fojas 225 a 232 vuelta, emitido por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, la contestación al recurso de fojas 250 a 252 vuelta, dentro del ordinario de Nulidad de resoluciones judiciales seguido por Luís Arturo Bueno Mendoza contra Juana Alicia Bueno Mendoza y otro, los antecedentes del proceso,  todo lo que ver convino, y:

CONSIDERANDO I:

1.- Que, transcurrida la causa, el Juez de Partido Sexto en lo Civil de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de Oruro,  pronunció Sentencia Nº 1039/2008, de fecha 06 de diciembre de 2008, de fojas 88 a 89, que declara PROBADA la demanda de fojas 25 a 27, consiguientemente nulas las Resoluciones emitidas dentro de los procesos voluntarios de declaratoria de herederos seguidas por Juana Alicia Bueno Mendoza de Rodríguez ante el Juez de Instrucción Cuarto en lo Civil en fecha 18 de octubre de 2005 y por Guillermo Bueno Mendoza ante el Juzgado de Instrucción Quinto en lo Civil en fecha 22 de febrero de 2005 con resolución de fecha 18 de octubre de 2005, así como todo lo procesado en ambos trámites con costas.

Deducida la apelación por los demandados, la Sala, Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, emitió Auto de Vista Nº 171/2009 de fecha 19 de septiembre, de fojas 225 a 232 vuelta que confirma la Sentencia Nº 1039/2008, de fecha 06 de diciembre de 2008, de fojas 88 a 89.

2.- Contra el Auto de Vista de referencia, Juana Alicia Bueno Mendoza de Rodríguez interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo y por su parte Froilan Bueno recurrió de casación en la forma y en el fondo, con los argumentos expuestos en dichos memoriales:

CONSIDERANDO II:

Que, el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil, faculta al Tribunal de Casación “anular de oficio todo proceso en el que se encontraren infracciones que interesan al orden público”, disposición legal que se relaciona con el artículo 90 del Adjetivo Civil, que otorga calidad de orden público a las normas procesales y por tanto el cumplimiento obligatorio de las partes, a través de la sucesión de actos procesales desarrollados dentro del proceso, en ese ámbito, se tienen las siguientes consideraciones:

Que, “la citación es el llamamiento que de orden del juez se hace a una persona para que comparezca en juicio a estar a derecho” (Escriche), que se constituye en un procedimiento procesal fundamental y obligatorio, en el ámbito de los principios del derecho a la defensa y al debido proceso, los cuales se encuentran garantizados en la Constitución Política del Estado y que tienen por finalidad "que todo individuo sea escuchado en juicio presentando las pruebas que estime convenientes en su descargo, haciendo uso efectivo de los recursos que la ley le franquea. Asimismo, implica la observancia del conjunto de requisitos de cada instancia procesal en las mismas condiciones con quien lo procesa, a fin de que las personas puedan defenderse adecuadamente ante cualquier tipo de acto emanado del Estado que pueda afectar sus derechos” (SC 1534/2003-R), asegurando el cumplimiento de la seguridad jurídica, y la igualdad efectiva entre las partes dentro de un proceso.

En este entendido, la citación con la demanda deberá ser ejecutada según las distintas modalidades establecidas en el Código de Procedimiento Civil, entre las cuales se encuentra la citación por comisión, prevista en el artículo 123 del Adjetivo Civil, y que se utiliza cuando el que debe ser citado tiene domicilio o se encuentra transitoriamente en territorio de jurisdicción ajena a la del juez o tribunal que ordena la citación y cuando el demandado residiera en el exterior, en virtud al parágrafo II de dicho articulado, la comisión será mediante exhorto o en virtud a acuerdos internacionales.

CONSIDERANDO III:

En el caso de autos, el demandante dirige su demanda en contra de  Guillermo Bueno Mendoza quien radicaría en la República del Brasil desde los años 1950 y contra Alicia Bueno Mendoza de Rodríguez quien radicaría es Suecia desde hace más de 10 años, solicitando en el otrosí cuarto, que la citación de los demandados sea mediante edictos por desconocimiento de domicilio, petición que es atendida por el Juez de Primera Instancia, quien mediante proveído de fecha 24 de enero de 2006, a fojas 27 vuelta dispone que previo cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 124 del Código de Procedimiento Civil, mediante edicto, previo cumplimiento del artículo 124 parágrafo III) del mencionado Código Adjetivo, omitiendo  lo dispuesto por el artículo 123 del Código de Procedimiento Civil, sin embargo, la codemandada Alicia Bueno Mendoza de Rodríguez se pone a derecho mediante memorial de apelación de fojas 107 a 111 vuelta de obrados, recurso que es atendido y resuelto en el Tribunal de Alzada; empero, a pesar de haberse nombrado defensor de oficio para ambos demandados, el codemandado Guillermo Bueno Mendoza, quien radicaría en el país de Brasil, no pudo asumir defensa personal sino hasta el recurso de casación mediante poder legal otorgado a través del consulado de Bolivia en Brasil.

Por lo referido supra, se tiene que se ha violado el derecho a la defensa y al debido proceso, que hacen a la seguridad jurídica que goza Guillermo Bueno Mendoza, en su calidad de codemandado, al no haberse efectivizado correctamente el medio de citación dispuesto en el artículo 123 del Código de Procedimiento Civil, para que dicho codemandado asuma debidamente su defensa, vulneración que no fue tomada en cuenta por el Juez de Primera Instancia, al momento de disponer la citación por edictos a los demandados, ni tampoco por el Tribunal de Alzada, al momento de su pronunciamiento, vulnerando los principios de celeridad y economía procesal.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo dispuesto en los artículos 271 numeral 3) del Adjetivo Civil, ANULA obrados inclusive hasta fojas 27 vuelta, ordenando al Juez de Primera Instancia disponga la citación del codemandado Guillermo Bueno Mendoza conforme lo establecido en el artículo 123 del Código de Procedimiento Civil.

No siendo excusable el error en el cual se ha incurrido, se impone multa de Bs. 200 al Juez de Primera Instancia y a cada uno de los Vocales que intervinieron en el indicado auto de vista, que les serán descontados por planilla.

En cumplimiento con lo previsto por el artículo 17, parágrafo IV de la Ley del Órgano Judicial, comuníquese la presente decisión al Consejo de la Magistratura a los fines de ley.

Fue de voto disidente la Magistrada Dra. Elisa Sánchez Mamani

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi.- Abog. Jose Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  38/2013