SALA   CIVIL   LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 15

Sucre: 22 de febrero de 2013  

Expediente: Pdo 5 08 A

Proceso: Divorcio.

Partes: Mariana Ferreira Núñez c/ Benigno Da Costa Zabala.

Distrito: Pando

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

__________________________________________________________________________

VISTOS: el recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Mariana Ferreira Núñez representada por Mirtha Da Costa Ferreira de fojas 191 a 194 vuelta, contra el Auto de Vista Nº 29 de 27 de mayo de 2008, pronunciado por la Sala Civil de la Corte Superior del Distrito Judicial de Pando, dentro el proceso sobre divorcio, en ejecución de sentencia, seguido por la recurrente contra Benigno Da Costa Zabala, el auto concesorio de fojas 198, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO: que, el Juez de Partido de la Niñez y Adolescencia de la ciudad de Cobija pronunció el Auto Interlocutorio Nº 32 de 13 de octubre de 2007 (fojas 62 y vuelta), rechazando el incidente de nulidad de notificaciones y extinción de la acción de fojas 57 a 58.

Deducida la apelación por la demandante, la Sala Civil de la Corte Superior del Distrito Judicial de Pando mediante Auto de Vista Nº 29 de 27 de mayo de 2008 (fojas 112 a 113 vuelta), confirma el auto apelado, sin costas.

Esta resolución superior dio lugar al recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Mariana Ferreira Núñez representada por Mirtha Da Costa Ferreira en los términos expresados en su memorial de 3 de junio de 2008 (fojas 191 a 194 vuelta).

CONSIDERANDO: Que, de la revisión de los antecedentes que cursan en obrados se evidencia que, en ejecución de sentencia emitida en el proceso de divorcio seguido por la recurrente Mariana Eliza Ferreira Núñez contra Benigno Da Costa Zabala, por memorial de fojas 57 a 58, ésta incidentó la nulidad de las notificaciones con la reconvención, declaratoria de rebeldía, apertura del término de prueba y sentencia, y la extinción de la acción por muerte del demandado; en cuyo mérito el Juez a quo emitió el Auto Interlocutorio Nº 32 de 13 de octubre de 2007 (fojas 62 y vuelta), rechazando el mismo, decisión que fue apelada por la demandante Mariana Eliza Ferreira Núñez y en grado de apelación fue confirmada por Auto de Vista Nº 29 de 27 de mayo de 2008 (fojas 112 a 113 vuelta).

Que, en ese marco, corresponde precisar que por determinación del artículo 518 del Código de Procedimiento Civil, se establece que las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior.

Por otra parte, el artículo 213 parágrafo II del Código de Procedimiento Civil, permite negar el examen de un recurso cuando la ley declara irrecurrible una resolución; disposición legal que guarda estricta concordancia con lo dispuesto por el artículo 262 numeral 3) del citado Código Adjetivo, de la materia (complementado por el artículo 26 de la Ley Nº 1760 de 28 de febrero de 1997). En otros términos esta regulación normativa concede al Juez o Tribunal Ad quem la potestad de rechazar la concesión del recurso de casación cuando el auto recurrido no esté comprendido en las previsiones señaladas por el artículo 255 del citado Código de Procedimiento Civil.

En la especie, como se tiene expresado, el Auto de Vista recurrido, se pronunció como emergencia del recurso de apelación interpuesto contra una resolución pronunciada en ejecución de sentencia y sobre una solicitud incidental, es decir, en el caso no corresponde la interposición del recurso de casación, por lo que correspondía al Tribunal de Apelación en observancia y cumplimiento de la normativa señalada precedentemente negar la concesión del recurso de casación a fin de evitar dilaciones innecesarias que perjudican a las partes y a la propia administración de justicia.

Finalmente, se debe señalar que, conforme prevé el artículo 518 del Código de Procedimiento Civil, las resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, razón por la cual, en el caso sub lite, el Juez A quo, al haber concedido en el efecto suspensivo la apelación deducida contra el Auto Interlocutorio Nº 32 de 13 de octubre de 2007, infringió la referida disposición legal, aspecto que no fue observado por las partes ni por el Tribunal de alzada, en cuyo mérito ese error quedó convalidado, sin que por ello los jueces de instancia queden eximidos de la responsabilidad que dicho actuado procesal genera de forma negativa en la correcta administración de justicia y la obligación de substanciar los procesos en estricto apego de la constitución y las leyes.

Por lo expuesto, corresponde fallar en la forma prevista por los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 y disposición transitoria octava de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Mariana Ferreira Núñez representada por Mirtha Da Costa Ferreira de fojas 191 a 194 vuelta.

Se apercibe y se llama la atención del Tribunal Ad quem, por no observar lo previsto por el artículo 262 numeral 3) del Código de Procedimiento Civil. De igual manera se llama la atención al Juez A quo por no observar lo previsto en el artículo 518 del Código de Procedimiento Civil, al conceder el recurso de apelación.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Jose Luis Miranda Quilo Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón  15/2013