SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 336

Sucre: 23 de noviembre de 2012

Expediente: LP-134-07-S

Proceso: División y Partición.

Partes: Jaime Ceferino y otra c/ Emma Calderón Illanes y otro.

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

__________________________________________________________________________

VISTOS: Los recursos de Casación, de fojas 1004 a 1009 interpuestos por Luís Alberto Calderón Illanes y a su turno Emma Calderón Illanes de fojas 1015 a 1020 vuelta, contra el Auto de Vista - Resolución Nº 72/2007 de fecha 23 de febrero, de fojas 996 a 998, emitido por la Sala Civil Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, las contestaciones a los recursos de fojas 1022 a 1025 vueltay de fojas 1030 a 1031 vuelta, dentro del ordinario de División y Partición seguido por Jaime Ceferino y otra contra Emma Calderón Illanes y otro, todo lo que ver convino, y:

CONSIDERANDO I:

Que, tramitada la causa, el Juez Segundo de Partido en lo Civil y Comercial, de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, pronunció sentencia - Resolución N º 185/2005, de fecha 28 de abril, de fojas 808 a 811, declarando PROBADA la demanda de fojas 12 a 14 e IMPROBADA la demanda de daños y perjuicios, interpuesta por Jaime Ceferino Illanes y Aida Rosario CalderonIllanes, asimismo PROBADA la demanda reconvencional en parte, interpuesta por Luís Humberto Calderón Illanes y Emma Calderón Illanes, en cuanto a la justa compensación de la construcción y mejoras en la suma de Bs. 19.829,96. En consecuencia se dispuso que en ejecución de sentencia, se proceda a la subasta y remate del bien inmueble ubicado en la calle Monseñor Abel Antezana en la zona de Villa Fátima, con una superficie de 348 mts2, terreno y construcciones, cuyo producto sea repartido entre los cuatro herederos, sin costas. Contra la sentencia referida Luís Humberto Calderón Illanes y Emma Calderón Illanes, cada uno por su parte, plantean recurso de apelación, de fojas 825 a 834 y de fojas 840 a 851 vuelta, de la misma forma Jaime Ceferino y Aida Calderón Illanes apelan parcialmente de fojas 867 a 868 vuelta, a cuya razón la Sala Civil Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, pronunció el Auto de Vista - Resolución Nº 72/2012 que anula obrados hasta fojas 805 vuelta inclusive, disponiendo que el juez A quo pronuncie nueva sentencia observando a cabalidad el artículo190 y 192 del Código de Procedimiento Civil. Todo en aplicación del artículo 237 parágrafo I numeral 4) del Código Adjetivo Civil.

Contra el Auto de Vista, Luís Alberto Calderón Illanes y Emma Calderón Illanes a su turno interponen recurso de casación en la forma y en el fondo, bajo los siguientes argumentos:

1.- El recurrente Luís Alberto Calderón Illanes, en su recurso, acusa que el Auto de Vista hubiese violado el artículo 397 del Código de Procedimiento Civil y que al incurrir en omisión hubiera violado el artículo 399 parágrafos I y II del Adjetivo Civil, artículos 1286, 1289 parágrafos I y II del Código Civil.

Asimismo, el recurrente refiere que la Juez de Primera Instancia no hubiese dado cumplimiento al artículo 65 parágrafo I del Código de Procedimiento Civil, por lo que acusa violación de dicha disposición, como de los artículos 252, 3 y 90 del mismo Adjetivo Civil.

Por otra parte, el recurrente señala que supuestamente se le hubiese notificado a fojas 510 con varios actuados, violando su derecho a la defensa, y acusa violación de los artículos 3 numerales 1), 3), 6), 90, 137 numerales 49, 5), 8), 10) del Código de Procedimiento Civil, artículo 16 parágrafo II de la Constitución Política del Estado, artículo 213 de la Ley de Organización Judicial por la parcialización del Oficial de Diligencias. Además, denuncia errores en las foliaciones que vulneran el artículo 210 de la Ley de Organización Judicial.

Y sostiene que se hubiese recepcionado el memorial de fojas 806, 807 del demandante, cuando el expediente hubiese estado en despacho, acusando violación de los principios de equidad, publicidad, legitimidad, responsabilidad, de servicio a la sociedad y de probidad de la Ley de Organización Judicial, e infringir los artículos 396 y 57 del Código de Procedimiento Civil y que a su vez, realizó denuncias sobre delitos tipificados por el Código de Procedimiento Penal, alteración en la fecha de recepción de memorial de ofrecimiento de prueba y que de acuerdo al numeral 4) del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil el Juez no se hubiera pronunciado sobre lo denunciado oportunamente. Y precluye señalando que el Auto de Vista viola flagrantemente los artículos 327 numerales 5, 6, 7, 8, 9, artículo 65 parágrafo I, artículo 252 numeral 3, artículos 90, 396, 107 parágrafos II, III, IV del Código de Procedimiento Civil, 213, 210, 203, numerales 1, 7, 13 de la Ley de Organización Judicial, artículo 16 parágrafo II de la Constitución Política del Estado, artículos 203, 199, 198 del Código Penal. Asimismo que el Auto de Vista incurre en error de hecho y manifiesta que recurre de casación en el fondo, forma y en parte contra el Auto de Vista, por no observar los artículos 253 numeral 1) y que según el artículo 254 numeral 4) el Auto violaría flagrantemente en la forma porque no se hubiese pronunciado sobre las denuncias de malas notificaciones y sobre delitos penales denunciados, por lo que pide casar en parte el Auto de Vista y deliberando en el fondo declaren probada su demanda reconvencional.

2.- Por su parte la recurrente Emma Calderón Illanes, acusa que el Auto de Vista hubiera interpretado erróneamente y aplicado indebidamente el artículo 237 parágrafo I numeral 4) del Código de Procedimiento Civil, porque se hubiera anulado hasta determinadas fojas y se hubieran mantenido firmes y subsistentes los extremos referidos a los actuados anulados. También acusa que se hubiera interpretado erróneamente y aplicado indebidamente el artículo 16 de la Ley de Organización Judicial, porque la audiencia de conciliación nunca hubiera llegado a concluirse y que no se hubiese realizado tal audiencia por razones atribuibles al juzgador y concluye refiriendo que interpone recurso de casación en el fondo por cuanto el fallo recurrido interpretaría indebidamente la ley y aplicaría indebidamente la misma y expresa que interpone recurso de casación en la forma al amparo del artículo 254 numeral 7), solicitando se case el Auto de Vista y en su mérito se disponga la nulidad de la audiencia de inspección judicial.

CONSIDERANDO II:

Que, así expuesto el recurso de casación, se tienen las siguientes consideraciones:

1.- En cuanto al recurso de casación en el fondo interpuesto por Luís Alberto Calderón Illanes y de Emma Calderón Illanes, se tiene que el Auto de Vista Nº 72/2012 de fecha 23 de febrero, de fojas 996 a 998, anula obrados hasta fojas 805 vuelta inclusive, disponiendo que el a quo pronuncie nueva sentencia, resolución que al ser anulatoria no se ha pronunciado sobre el fondo del recurso de apelación planteado, es decir sobre los agravios de la sentencia en cuanto a lo resuelto por infracción de la ley, por lo que, de acuerdo a la finalidad que tiene el recurso de casación en el fondo, que es la de invalidar una sentencia de primera instancia o auto de vista de segunda instancia, cuando el juez o tribunal ha infringido la ley decisoria del conflicto al resolverlo y constituyéndose así, en un recurso extraordinario de puro derecho y excepcional, que se encuentra sujeto a los requisitos establecidos por el artículo 253 en sus tres numerales, no se abre la competencia de este Tribunal para resolver los recursos de casación en el fondo interpuesto por ambos recurrentes, en este entendido, tal cual ha delimitado la jurisprudencia de la entonces Corte Suprema de Justicia mediante el A.S. Nº 289, de 16 de mayo de 1994, "en el recurso de casación en el fondo, necesariamente se tiene que acusar la violación, interpretación errónea o aplicación indebida de las normas legales que fundamentan el auto de vista impugnado", por cuanto, los recursos de casación en el fondo interpuesto por ambos recurrentes deviene en improcedentes.

2.- En cuanto al recurso de casación en la forma, interpuesto por Luís Alberto Calderón Illanes y por su parte Emma Calderón Illanes, al ser el recurso de casación en la forma un recurso extraordinario, toda vez, que procede contra ciertas y determinadas resoluciones judiciales y por causales que se encuentran establecidas y previstas en el artículo 254 de la norma Adjetiva Civil y al constituirse como recurso de derecho estricto, tomando en cuenta que al momento de su interposición debe sujetarse a ciertos requisitos y que tiene como finalidad la protección de las leyes procesales, los recurrentes al momento de interponer cada uno por separado el recurso de casación en la forma, ninguno de ellos ajustaron su recurso sobre las causas que hicieron a la nulidad pronunciada por el auto de vista referido, es decir sobre la falta de fundamentación y motivación, como de los defectos estructurales de la sentencia, toda vez, que el Auto de Vista la consideró incongruente, por no haber cumplido lo previsto por los artículos 190 y 192 del Código de Procedimiento Civil, por lo que, el Tribunal de Alzada al no haber entrado al fondo en el auto de vista pronunciado y al existir un fallo de nulidad en segunda instancia, correspondía a las parte recurrentes impugnar el fallo del auto de vista en cuanto a los vicios o defectos referidos y que hicieron a la nulidad emitida y no así enunciar otras causales de nulidad, que además no fueron debidamente fundamentadas por ninguno de los recurrentes, como las pretensiones deducidas por cada uno, por cuanto, el recurso de casación en la forma de ambos recurrentes también deviene en improcedentes.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley de Organización Judicial y en aplicación a lo dispuesto por el artículo 272 numeral 2) del Adjetivo Civil, declara IMPROCEDENTES los recursos de casación en el fondo y en la forma planteados por Luís Alberto Calderón Illanes de fojas 1004 a 1009 y el interpuesto por Emma Calderón Illanes de fojas 1015 a 1020 vuelta, contra el Auto de Vista Nº 72 de 23 de febrero de 2007, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 500, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 336/2012