SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 318

Sucre: 16 de noviembre de 2012

Expediente: LP-120-07-S

Proceso: Acción Paulinana y otros.

Partes: Casimira Pérez de Santander c/ Yolanda Chavarría Vda. de Clavel y otras.

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

__________________________________________________________________________

VISTOS: El recurso de casación de fojas 295 a 297 vuelta, deducido por Yolanda Chavarría Vda. de Clavel, por sí y en representación de sus hijas, contra el Auto de Vista - Resolución Nº S-124/2004, de fecha 20 de marzo, de fojas 288 a 290, emitido por la Sala Civil Cuarta de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del ordinario de Acción Paulinana y otros, seguido por Casimira Pérez de Santander contra Yolanda Chavarría Vda. de Clavel y otras, la contestación al recurso de fojas 300 a 301 vuelta, los antecedentes procesales, y:

CONSIDERANDO I:

Que, una vez proseguida la causa, el Juez Cuarto de Partido en lo Civil, de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, pronunció la Sentencia Nº 124/04 de fecha 13 de marzo, cursante de fojas 231 a 234, que se declara PROBADA la demanda de fojas 11 a 14 vuelta, ampliada de fojas 20 a 22 vuelta, con costas. IMPROBADA la excepción de prescripción de fojas 29 a 30 vuelta y fojas 51 a 53 vuelta, disponiendo en ejecución de sentencia y en cumplimiento del artículo 1448 del Código Civil: a) La revocatoria de la compraventa establecida en la Escritura Pública Nº 908/81 de 7 de marzo de 1991, y la aplicación estricta de los efectos que señala el artículo 1448 del Código Civil; b) Que de conformidad al artículo 1447 del Código Civil se cite a los deudores David Flores y Lucila Bustillos de Flores. Resolución que es apelada por la recurrente Yolanda Chavarría Vda. de Clavel, por sí y en representación de sus hijas, por memorial de fojas 244 a 247 vuelta, en cuyo mérito la Sala Civil Cuarta de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz pronuncia el Auto de Vista - Resolución Nº S-124/2004, de fecha 20 de marzo, de fojas 288 a 290, que confirma la Resolución Nº 260 "A" de fojas 65 y vuelta, la Sentencia Nº 124/04 de fecha 13 de marzo, con costas.

Contra el Auto de Vista, Yolanda Chavarría Vda. de Clavel, por sí y en representación de sus hijas, interpone recurso de casación en el fondo, al amparo de los artículos 250 numerales 1) y 3), 257, 258 numerales 1), 2) y 4) del Código de Procedimiento Civil, bajo los siguientes fundamentos:

La recurrente acusa violación de derechos constitucionales, relativos al régimen familiar, en sus artículos 193, 194 parágrafo I y 198, especialmente los artículos 101, 102, 111 numeral 1), 112 numeral 1), 113 y 122 del Código de Familia, considerando, que la ley salva su derecho ganancial en el 50%, aún en el supuesto acto ilícito que se pretendería atribuir a su esposo fallecido, concordante con el artículo 1105 del Código Civil, aspecto legal que no hubiera sido considerado por los Vocales de la Sala Civil en el Auto de Vista, transgrediendo el artículo 236 del Código de Procedimiento Civil. Asimismo, acusa que el Tribunal Ad quem hubiera violado su derecho sucesorio, adquirido al fallecimiento de su esposo, acreditado con la declaratoria de herederos y a su vez, también acusa violación de los artículos 1083, 1088, 1103 y 1105 del Código Civil, refiriendo la recurrente que ni ella, ni sus hijas estuvieron presentes en la suscripción de la escritura pública y violación del artículo 1430 del mismo sustantivo al haber dado validez y efectos jurídicos al contrato privado de anticresis no protocolizado y reconocido judicialmente después de tres años.

Por otra parte, la recurrente acusa que el Auto de Vista vulneraría la institución jurídica de la prescripción de la acción, prevista en los artículos 1492, 1493, 1494, 1495 y 1497 del Código Civil, concordante con los artículos 336 inciso 9) y 342 del Código de Procedimiento Civil, sosteniendo que la Escritura Pública de compra y venta Nº 908/91 hubiera sido suscrita por los esposos Flores en favor de Simón Clavel el 7 de marzo de 1991, interponiendo demanda en contra de su esposo después de seis años y siete meses de su muerte, ampliada en contra de las recurrentes, y que resultaría impertinente de que se hubiese interrumpido la prescripción, debido a la acción penal seguido por los esposos Santander en contra de los esposos Flores y no así contra el difunto Simón Clavel, demostrándose por ello la excepción perentoria de prescripción de acción y por último acusa violación del artículo 1446 numeral 3) del Código Civil. Finaliza su recurso solicitando que el Tribunal de casación se pronuncie conforme lo previsto por los artículos 271 numeral 4) y 274 del Código del Adjetivo Civil.

CONSIDERANDO II:

Que, "la acción pauliana o de revocatoria, tiene como efecto revocar los actos celebrados por el deudor en fraude de los derechos del acreedor, lleva implícita una acción de nulidad de acto realizado en fraude del acreedor" y va dirigida en contra del tercero adquirente, en el caso de autos, la parte demandante y recurrente viene a constituirse como tercero adquirente, considerando que fueron declaradas herederas de Simón Clavel a la muerte de éste, y tal cual previene el artículo 1003 del Código Civil la sucesión sólo comprende los derechos y obligaciones transmisibles que no se extinguen con la muerte, por lo que, el tribunal de Alzada no ha violado derechos constitucionales, ni mucho menos los artículos 193, 194 parágrafo I y 198, 101, 102, 111 numeral 1), 112 numeral 1), 113 y 122 del Código de Familia y los artículos 1083, 1088, 1103 y 1105, habiéndose aplicado lo dispuesto en el artículo 1446 del Código Civil.

Por otra parte, los esposos David Flores y Lucila Bustillos de Flores a través del documento de anticrético suscrito con Pedro Santander y Casimira Pérez de Santander contrajeron una obligación al suscribir el mismo, el de realizar la devolución del anticrético recibido por los ambientes otorgados por aquellos, documento que fue reconocido por autoridad judicial, y la obligación asumida por los anticresistas no puede ser desestimada, a cuya razón, los demandantes interpusieron la acción pauliana en contra de los terceros adquirentes, enmarcándose por ende en el parágrafo II del artículo 1446 del Código Civil, previniendo que "no es revocable el cumplimento de una deuda vencida", en consecuencia, el Tribunal de Alzada no ha incurrido en violación del artículo 1430 del Sustantivo Civil.

Que, "los derechos se extinguen por la prescripción cuando su titular no los ejerce durante el tiempo que la ley establece y comenzará a correr desde que el derecho a podido hacerse valer o desde que el titular a dejado de ejercerlo, tal cual establecen los artículos 1492 y 1493 del Código Civil, sin embargo en el presente caso, la parte demandante al haber interpuesto la demanda penal de estafa y estelionato en contra de los esposos David Flores y Lucila Bustillos de Flores, tal cual se coligen de los antecedentes del proceso, ejercieron ese derecho que les faculta de buscar la sanción en contra de los anticresistas, por el daño sufrido a raíz del incumplimiento de la obligación asumida mediante el contrato de anticrético y el resarcimiento de los daños y perjuicios como emergencia del proceso penal asumido, siendo así, la acción asumida por los demandantes no ha prescrito, no existiendo por tanto violación de los artículos 1492, 1493, 1494, 1495 y 1497 del Código Civil.

Con relación a la acusación de violación del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, no corresponde su consideración, tomando en cuenta que el recurso de casación en el fondo versa sobre la violación, aplicación indebida o error de las disposiciones sustantivas, persiguiendo un pronunciamiento sobre el fondo y no así la nulidad de obrados por error en las formas procesales como pretende el recurso de casación en la forma, que en el presente caso no ha sido planteado. Por lo referido corresponde la aplicación del artículo 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley de Organización Judicial y en aplicación por lo dispuesto por los artículos 271 numeral 2) del Adjetivo Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fojas 295 a 297 vuelta, deducido por Yolanda Chavarría Vda. de Clavel, por sí y en representación de sus hijas, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 500, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 318/2012