SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 306

Sucre: 09 de noviembre de 2012

Expediente: LP-114-07-S

Proceso: Cobro de dineros.

Partes:Jesús Sillerico Linaresc/ ZINGARA TRAVEL LTDA.

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

__________________________________________________________________________

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto por Jorge Marcelo Villegas Niño de Guzmán y Myrna Santos de Villegas por ZINGARA TRAVEL LTDA., cursante de fojas 297 a 300, contra el Auto de Vista Nº S-136/2007, de 23 de abril de 2007, cursante de fojas 293 a 294 vuelta dictado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito de La Paz, dentro del proceso ordinario de cobro de dineros, seguido por Jesús Sillerico Salinas por Jesús Sillerico Linares en contra de los recurrentes, los antecedentes del proceso, la contestación al recurso de fojas 309 a 311 vuelta, el auto concesorio; y,

CONSIDERANDO: Que, tramitada la causa, el Juez 12º de Partido en lo Civil y Comercial de la Ciudad de La Paz pronunció la Sentencia Nº 391/04 de 15 de diciembre de 2004, cursante de fojas 264 a 265 de obrados, declarando probada la demanda de fojas 60 a 62 en todas sus partes. En su mérito dispuso que la empresa ZINGARA TRAVEL LTDA. y los co-demandados Jorge Marcelo Villegas Niño de Guzmán, Myrna Santos de Villegas paguen a favor de Jesús Sillerito Linares dentro de tercero día, el monto total de $us. 34.073,33 (TREINTA Y CUATRO MIL SETENTA Y TRES 33/100 DÓLARES AMERICANOS) o su equivalente en moneda nacional, al tipo de cambio vigente en el momento del pago. Desglosado del siguiente modo: 1.- Multa por retraso en la restitución del inmueble $us. 27.400. 2.- Alquileres devengados $us. 6.673.33 más intereses que serán determinados en ejecución de sentencia. Con costas.

Apelada la sentencia por ZINGARA TRAVEL LTDA. y los co-demandados Jorge Marcelo Villegas Niño de Guzmán, Myrna Santos de Villegas, la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito de La Paz, por Auto de Vista Nº 136/2005 de 23 de abril de 2007, cursante de fojas 293 a 294 de obrados, confirmó la Resolución 96/02 de fecha 7 de marzo de 2002, cursante a fojas 100 y vuelta, y la Sentencia Nº 391/04 de fecha 15 de diciembre de 2004, cursante a fojas 264 a 265, de conformidad a lo previsto por el artículo 237-I-1) del Código de Procedimiento Civil. Con costas en ambas instancias, lo que dio lugar al planteamiento del recurso de "casación en el fondo y la forma" interpuesto por Jorge Marcelo Villegas Niño de Guzmán y Myrna Santos de Villegas por ZINGARA TRAVEL LTDA., en los siguientes términos:

Que, al amparo de los artículos 250, 213, 253 al 258, 326 y 365 del Código de Procedimiento Civil, luego de una relación de los hechos que se asimila más las conclusiones, acusa la violación de los artículos 1327, 1330, y 1286 del Código Civil y los artículos 398 y 399 de su Código de Procedimiento, asimismo que no se hizo la valoración de la prueba, por lo que se habría infringido los artículos 1327, 1330 y 2286 del Código Civil.

Y finaliza solicitando que éste alto Tribunal dicte Auto Supremo ANULANDO OBRADOS hasta fojas 63 de obrados, porque las representaciones de fojas 64 y 65 son falsas y nulas de pleno derecho y/o CASE, el Auto de Vista y declare improbada la demanda, ya que una petición puede ser LEGAL PERO NO JUSTA, y sea con las formalidades de ley.

CONSIDERANDO: Que, de acuerdo a la abundante jurisprudencia emitida por este Tribunal, el recurso de casación en la forma, en el fondo o en ambos aspectos debe tener la motivación y fundamentación requerida por el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, a fin de precisar y puntualizar los errores de derecho formal o material en que han incurrido los tribunales de grado al procesar y decidir una causa. Para ello, las causales de casación formal están previstas en la ley de manera exhaustiva y no meramente enunciativa, acorde a la regla francesa del "pas de nullité sans texte", o sea que no hay nulidad si ésta no está clara e inequívocamente establecida en la ley, extremo recogido en la legislación procesal civil por el parágrafo I) del artículo 251 del Código de Procedimiento Civil, respondiendo al principio de especificidad. En cuanto a las causales de casación en el fondo, éstas están claramente señaladas en los tres ordinales que contiene el artículo 253 del mismo Adjetivo, de modo que no hay forma ni modo de confundirlas las unas con las otras, máxime si el artículo 250 del mismo ritual está orientado en esas dos formas de casación: la formal y la de fondo o substancial.

Que, el escrito venido en análisis, no sólo carece de técnica recursiva que impone el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, sino que, además, los recurrentes no especifican si el recurso es en el fondo o en la forma y solamente se limita a realizar un análisis del proceso a manera de fundamentación de una demanda que considera de puro derecho, sin mencionar cuál o cuáles son los defectos formales o deficiencias que adolecen estas resoluciones, que merezcan pronunciamiento del Tribunal, por lo que el escrito recursivo no abre la competencia del Tribunal para conocer y resolver el recurso.

Los recurrentes, no han tomado en cuenta y menos precisado que el recurso de casación debe necesariamente estar especificado, sea que se plantee en la forma en el fondo o en ambos a la vez; procediendo el recurso de casación en la forma cuando la resolución recurrida ha sido dictada violando formas esenciales del proceso; a su vez, el recurso de casación en el fondo, cuando el juez o tribunal de apelación ha emitido una sentencia o auto de vista violando, interpretando erróneamente o aplicando indebidamente la ley, así como la prueba, conforme establecen los artículos 250, 253 y 254 del Código de Procedimiento Civil, es decir en la forma, por errores in procedendo, que dan lugar a la nulidad del proceso y en el fondo, por errores in judicando, que motivan la invalidación de la resolución dictada con infracción de la ley sustantiva, no siendo suficiente, en ambos casos, la simple cita de disposiciones legales, sino fundamentar y precisar cuál la correcta aplicación de la norma cuya infracción se acusa. En ese sentido, si bien acusó la infracción de los artículos 250, 213, 253 al 258, 326, 365, 398 y 399 del Código de Procedimiento Civil, sin embargo dicha impugnación fue formulada conjuntamente a aquella referida a la violación de los artículos 1327, 1330, 1286, 1327, 1330 y 2286 del Código Civil. Finalmente los recurrentes olvidan que cuando se acusa la errónea valoración de la prueba, se debe fundamentar si los mencionados errores son de hecho o de derecho, aspecto que se extraña en el caso sub lite.

En la especie, el recurso planteado a fojas 297 a 300 del expediente no se ajusta al marco conceptual antes anotado, por cuanto la recurrente ha incumplido con la carga recursiva que le impone el artículo 258 numeral 2) del Código Procedimiento Civil, evidenciándose una verdadera impericia de la recurrente a la hora de formular su recurso en la forma y fondo, pues nada de lo exigido por nuestro procedimiento ha cumplido, acusando su recurso una total orfandad de fundamentación y motivación, extremo que impide se abra la competencia de este máximo Tribunal Supremo de Justicia.

Consiguientemente, corresponde resolver el recurso planteado dando aplicación a la previsión de los artículos 271 numeral 1) y 272, del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara IMPROCEDENTE el recurso interpuesto por Jorge Marcelo Villegas Niño de Guzmán y Myrna Santos de Villegas por ZINGARA TRAVEL LTDA. de fojas 297 a 300, con costas.

Se regula el honorario profesional de abogado, en la suma de Bs. 500 que mandará a pagar el Juez A quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 306/2012