SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 261

Sucre: 12 de octubre de 2012

Expediente: SC-75-07-A

Distrito: Santa Cruz

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

VISTOS: el recurso de nulidad y/o casación en la forma y en el fondo interpuesto por Lucy Bozo de Peralta de fojas 260 a 262, contra el Auto de Vista Nº 88 de 5 de marzo de 2007 pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro el proceso ordinario de concurso necesario de acreedores seguido por Wilma Luz Bozo de Viera contra Octavio Cesar Peralta Lanza y Lucy Bozo de Peralta, la respuesta de fojas de fojas 264, el auto concesorio de fojas 267 vuelta, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO: que, el Juez de Partido Cuarto en lo Civil y Comercial, de la ciudad de Santa Cruz pronunció el Auto Nº 805 de 21 de agosto de 2006 cursante de fojas 185 a 186 de obrados, que declaró probado en parte el incidente de fojas 153 y vuelta, interpuesto por el Banco Económico S.A.; disponiéndose la exclusión del presente concurso y remisión al Juzgado Sexto de Instrucción en la materia el proceso coactivo seguido por el Banco Económico S.A. contra los señores Octavio Cesar Peralta y Lucy Bozo de Peralta.

Contra esa resolución, la parte actora principal interpuso recurso de apelación, en cuyo mérito la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz pronunció el Auto de Vista Nº 88 de 05 de marzo de 2007 de fojas 247 y vuelta, por el que confirma el auto Nº 805 de 21 de agosto de 2006, con costas.

Contra la mencionada resolución la demandada Lucy Bozo de Peralta recurrió de nulidad y/o casación.

CONSIDERANDO: que, la recurrente en su recurso de casación en la forma y en el fondo de 19 de abril de 2007 (fojas 260 a 262), acusó que el Auto recurrido es lesivo, ilegal y parcializado a favor del Banco Económico S.A. porque supuestamente hubiera existido indefensión en el proceso y por supuestos vicios procedimentales que harían nulo todo lo obrado; por otra parte denunció que el Ad quem no se pronunció sobre la acumulación o no del proceso coactivo, sino simple y llanamente sobre si es o no comerciante, pese a que se menciona los vicios procesales en los cuales habría incurrido el Juez de la causa al ordenar la desacumulación del proceso coactivo, por lo que se habría violado las formas procedimentales que contravienen lo estatuido en el artículo 562 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, asimismo sostiene que el auto recurrido es atentatorio contra sus derechos patrimoniales, toda vez que su esposo tenía una empresa de servicios petroleros que estarían dentro del ámbito laboral y no así comercial, pues ésta dotaba de personal de servicio a empresas, es decir que su esposo era un empleado y no un comerciante, que la empresa no comercial está fuera de funcionamiento, que ésta tiene una deuda tributaria, por lo que la misma ya no existiría como tal; asimismo arguye que el préstamo que les hizo el Banco Económico, fue para la compra de una casa de uso familiar y no para fines comerciales; refiere además que no son comerciantes, sino simples trabajadores de una empresa de servicios y que maliciosamente el Banco Económico pretende hacer creer lo contrario a fin de desacumular el expediente relativo al proceso coactivo que sigue el Banco Económico contra Octavio Cesar Peralta y Lucy Bozo de Peralta del concurso necesario de acreedores, para así quitarles su vivienda. Finalmente en el otrosí 2º, solicita se remita el expediente original para que la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación advierta los errores procesales como es la falta de citación y notificación a las partes procesales; en el otrosí 3º, pide se tome en cuenta que el recurso de casación nunca es en el efecto devolutivo, ya que ello sólo es en el recurso de apelación, por lo que supuestamente la competencia del Juez de Partido Cuarto en lo Civil y Comercial de la Capital desde el momento de la interposición de este recurso, se encuentra suspendida por imperio de la ley.

CONSIDERANDO: que, del análisis y cotejo del recurso de casación se llega a las siguientes conclusiones:

En el caso de Autos, la recurrente no comprendió que la resolución de alzada, no se pronunció sobre la exclusión del proceso concursal de los señores Cesar Peralta Lanza y Lucy Bozo de Peralta, en razón a que la recurrente no denunció en su recurso de apelación, es más ni menciona este supuesto agravio, pues en su memorial de apelación (fojas 190 y vuelta) sólo hace referencia a que su esposo tenía una empresa "General Service Millenium" que presta servicios petroleros pero que no puede catalogarla de comercial ya que es laboral, que dicha empresa no comercial está fuera de funcionamiento; que conforme a los artículos 4, 20 y 28 del Código de Comercio los mismos no son comerciantes, pues no reúnen los requisitos exigidos por las disposiciones supra señaladas.

En consecuencia, cuando un litigante que ha sufrido agravios mediante la sentencia pudiendo apelar no lo hiciere, o al hacerlo contraviniere las exigencias legales, pierde el derecho a recurrir en casación porque no es aceptable el principio procesal del "per saltum", ya que debe agotarse legalmente la segunda instancia, para recurrir al medio extraordinario de impugnación que es de puro derecho. Así se infiere del artículo 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil que se observa y aplica con relación al caso 2) del artículo 262 del mismo cuerpo procesal, por cuanto el tribunal de alzada se ve huérfano de resolver las quejas de alzada y velar si efectivamente son producto de la sentencia de grado anterior, así como el de casación cuando corresponda.

En este marco, la recurrente mediante apelación interpuesta a fojas 190 y vuelta refirió argumentos y pretensiones que difieren totalmente al recurso de casación planteado en cuanto a sus fundamentos y pretensiones, que traslucen una incoherencia sobre los hechos expuestos, que a este Tribunal Supremo pronunciarse al respecto, porque de hacerlo se estaría frente a un "per saltum".

Por las razones expuestas, el recurso de nulidad y/o casación interpuesto deviene en improcedente.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1) y la disposición transitoria octava de la Ley del Órgano Judicial, conforme los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación y/o nulidad interpuesto por Lucy Bozo de Peralta de fojas 260 a 262, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bolivianos 500, que mandará hacer efectivo el juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

?? ?? ?? ??