SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 226

Sucre: 21 de Septiembre de 2012

Expediente: SC-56-11-S

Proceso: Mejor derecho propietario, acción negatoria, cancelación de matrículas en derechos reales y pago de daños y perjuicios y demanda reconvencional de reivindicación, desocupación, entrega, resarcimiento de daños y perjuicios y garantía de evicción.

Partes: Ernesto Carrasco Villagran c/ Elda Rodríguez Bazán.

Distrito: Santa Cruz

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

_________________________________________________________________________

VISTOS: los Recursos de Casación en el fondo de fojas 694 a 699 vuelta, ratificado por memorial de fojas 718, presentado por el demandante Ernesto Carrasco Villagran y de fojas 713 a 715 vuelta, presentado por la demandada Elda Rodríguez Bazán contra el Auto de Vista Nº 47 de 3 de febrero de 2011 y Auto de Vista Complementario Nº 28 de 21 de marzo de 2011, cursantes a fojas 681 a 682 vuelta y 704 respectivamente, emitidos por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, las respuestas de fojas 706 a 709 y 720 a 721 vuelta, dentro del proceso ordinario de mejor derecho propietario, acción negatoria, cancelación de matrículas en derechos reales y pago de daños y perjuicios y demanda reconvencional de reivindicación, desocupación, entrega, resarcimiento de daños y perjuicios y garantía de evicción, sustentados entre los recurrentes y el Garante de Evicción, Fernando Paul Gasser Vincent, los antecedentes del proceso, todo lo que ver convino, y:

CONSIDERANDO I: que, tramitado el proceso ordinario el Juzgado de Partido Cuarto en lo Civil y Comercial de la Capital Santa Cruz de la Sierra, emitió la Sentencia Nº 32/2010 de 24 de mayo de 2010, cursante de fojas 615 a 618, por la que declaró PROBADA EN PARTE la demanda de fojas 141 a 154, interpuesta por Ernesto Carrasco Villagran contra Elda Rodríguez Bazán y Fernando Paul Gasser Vincent, sobre mejor derecho propietario y posesión, acción negatoria, cancelación de matrícula en Derechos Reales; e IMPROBADAS la demanda reconvencional de acción reivindicatoria, con desocupación y entrega de inmueble, más el resarcimiento de daños y perjuicios, disponiendo que en ejecución de sentencia, que por las oficinas de Derechos Reales se proceda a la cancelación de la Matrícula Computarizada Nº 7011990022582, Asiento A-1 inscrita a nombre de Elda Rodríguez Bazán el 3 de agosto de 1999, únicamente respecto a los Lotes Nos. 1 y 2 con una extensión de 1437,36 m2, manteniendo vigente la hipoteca que se encuentra registrada a favor del Banco de Crédito de Bolivia S.A., al no haber sido parte, institución que en ejecución de sentencia deberá proceder a la cancelación por el crédito que se encuentra pagado, sin costas, negando por autos de fojas 623 y 638 vuelta, las solicitudes de aclaración, complementación y enmienda pedidas por ambas partes.

En apelación formuladas por ambas partes, conforme constan los memoriales de fojas 626 a 634 vuelta; y de fojas 647 a 649 de obrados, la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, mediante Auto de Vista Nº 47/2011 de 3 de febrero de 2011, cursante a fojas 681 y auto Complementario Nº 28/2011 de 21 de marzo de 2011 cursante a fojas 704 y vuelta, revocó parcialmente la Sentencia apelada y sus Autos Complementarios, declarando improbada la demanda principal de Ernesto Carrasco Villagrán y probada la demanda reconvencional de Elda Rodríguez Bazán en lo que corresponde a la acción reivindicatoria, desocupación y entrega del bien inmueble, manteniendo improbada la demanda reconvencional sobre pago de daños y perjuicios, confirmando, el Auto de fojas 282 vuelta remitido en efecto diferido.

Estas resoluciones motivaron los recursos de casación en el fondo de fojas 694 a 699 vuelta, ratificado a fojas 718 por el demandante Ernesto Carrasco Villagrán y de fojas 713 a 715 vuelta, formulado por la demandada Elda Rodríguez Bazán, con los siguientes fundamentos:

PRIMER RECURSO.- El recurso presentado por el actor, luego de efectuar un breve análisis de los antecedentes del proceso, alegando que el Auto de Vista no tiene una adecuada fundamentación y valoración de las pruebas, fundamentó en el fondo:

a) Que, al afirmarse en el Auto de Vista que el actor es detentador, usurpador y despojante del inmueble, el Tribunal de Alzada desconoció indebidamente su derecho propietario, que se encuentra registrado bajo la Matrícula Nº 7011060076872, Asiento A-1, respecto del terreno denominado Lote Nº 10 con 1.437,36 m2 , pese a que fue adquirido por él de buena fe, mediante transferencia judicial, previa publicación de prensa, subasta y remate públicos, incurriendo de esta manera en violación de los artículos 105, 110, 520, 1538 y 1540-I del Código Civil, al desconocer un derecho propietario consolidado, que a la fecha se encuentra registrado en la oficina de derechos reales de Santa Cruz.

b) Denuncia que se incurrió también en violación de los artículos 127 y 128.II del Código Civil, normas que establecen que las edificaciones construidas pertenecen al propietario del terreno, así como que quien pretendiera tener algún derecho, debe reclamarlo dentro de los 6 meses de conocida la construcción y que en el caso presente, se pretendió efectuar perturbación después de 1 año; aspectos que fueron desconocidos en el Auto de Vista impugnado.

c) Acusó la violación de los artículos 87 y 1462 del Código Civil, en cuanto afirma haber ejercido y encontrarse ejerciendo su derecho propietario de manera libre, pacífica, continuada, pública y legal sobre el bien inmueble objeto de la litis, en base a un título de propiedad idóneo por más de un año, por el que se encuentra protegido, que fue desconocido por la Resolución de Vista.

d) Denunció la violación de los artículos 523, 1445, 1455 y 1485 del Código Civil, porque el contrato suscrito entre el eviccionista y la demandada no pueden afectar el derecho del actor, pese a haber emergido de un mismo derecho propietario la titularidad de ambas partes, porque su derecho emerge de una venta judicial y que por consiguiente no le afecta como adjudicatario la nulidad de actos ejecutivos que hubiesen precedido a la adjudicación, correspondiendo conceder la acción negatoria por haber demostrado tener el derecho para defender su propiedad.

e) Acusó la violación de los artículos 344 y 346 del Código Civil, porque como consecuencia de las perturbaciones en su propiedad y posesión ocasionadas por la demandada, ésta le provocó un daño de $us. 59.663,16 y un perjuicio (lucro cesante) de $us. 40.686,84 aspectos que ha desconocido el Auto de Vista, al ignorar los actos dolosos y desleales de la demandada que dañaron su actividad económica.

f) Fundamentó que el Tribunal de Alzada incurrió en interpretación errónea y aplicación indebida del artículo 1453 del Código Civil, al conceder la acción reivindicatoria porque el demandante no es poseedor, detentador o usurpador, sino propietario que adquirió mediante una adjudicación judicial.

g) Refirió que el Tribunal de Alzada violó el artículo 624 del Código Civil porque no se pronunció ni condenó al resarcimiento por la evicción, al vendedor Fernando Paul Gasser Vincent, pese a constar en obrados que fue él quien transfirió los terrenos a la demandada.

h) Finalmente denunció que el Tribunal de Apelación, incurrió en error de hecho y de derecho en la apreciación de las pruebas documentales, periciales, testificales e inspección que acreditan que los terrenos de propiedad del demandante, son los mismos que los de la demandada, pero que cambió su denominación en los registros municipales, derechos que se encontraban registrados en Derechos Reales y en el Plan Regulador y que en base a la prueba testifical e inspección, se acreditó que el demandante se encuentra en actual posesión; aspecto que el Tribunal de Alzada, ha omitido, desconociendo la eficacia de estos elementos probatorios.

Concluyó solicitando se admita el recurso, se remita a este tribunal y en virtud al artículo 271-4) del Código de Procedimiento Civil, pronuncie Auto Supremo CASANDO el Auto de Vista recurrido y deliberando en el fondo, declare probada su demanda, improbada la demanda reconvencional, condenando y responsabilizando a Fernando Paul Gasser Vincent con la evicción a la demandada, con costas.

SEGUNDO RECURSO.- La demandada interpuso recurso de casación en el fondo, denunciando la violación de los artículos 113-I de la Constitución Política del Estado y 984 del Código Civil, porque alega que ha demostrado en el proceso su demanda reconvencional; es decir, su derecho a la reivindicación; sin embargo, vulnerando la garantía constitucional al debido proceso descrita en la norma constitucional citada, se desconoció el derecho al pago del resarcimiento de daños y perjuicios derivados de los hechos maliciosos alegados y no demostrados por el actor, por consiguiente pidió se case el Auto de Vista y su complemento en lo que se refiere al pago de daños y perjuicios.

CONSIDERANDO II: que así interpuestos los recursos, previo análisis de los datos del proceso, las normas invocadas, se pasa a resolver conforme al siguiente detalle:

1.- Para resolver los fundamentos de ambos recursos, corresponde puntualizar los siguientes aspectos:

El objeto del presente proceso es el reconocimiento de mejor derecho propietario y posesión, la acción negatoria, cancelación de inscripción en Derechos Reales y el pago de daños y perjuicios, solicitado por el actor Ernesto Carrasco Villagran y la acción reivindicatoria, desocupación, entrega de inmueble, resarcimiento de daños y perjuicios, formulada por la demandada reconvencionista Elda Rodríguez Baza, quien también solicitó como excepción previa, la citación al garante de evicción, que fue admitida, respecto del vendedor de la propiedad de ésta última, Fernando Paul Gasser Vincent, todo respecto de dos terrenos ubicados en la Unidad Vecinal ET. 52, Manzana Nº 1-A, Lote Nº 2, con una extensión de 523,20 m2 y el Lote Nº 1, con una superficie de 914,16 m2, Urbanización "Los Manglares" de la ciudad de Santa Cruz, que fueron fusionados por el actor bajo la Matrícula Computarizada Nº 7.01.1.06.0076872, Asiento A-1, de Derechos Reales de Santa Cruz, habiendo asignado a ese inmueble la denominación de Lote Nº 10 con 1.437,36 m2.

Verificados los antecedentes, se advierte que el primer propietario de los inmuebles ahora fusionados, más un tercer terreno que no es objeto de la litis, era Fernando Paul Gasser Vincent, quien tenía registrada su propiedad, bajo la partida computarizada Nº 010360309 (fs. 60-61), en base a la escritura pública Nº 679 de 18 de diciembre de 1998.

Esta propiedad, en primer lugar, fue vendida en tres fracciones, con un total de 1891,60 m2 por Fernando Paul Gasser Vincent, a favor de la demandada Elda Rodríguez Bazán, por Escritura Privada de 7 de junio de 1999 y registrada bajo la Partida Computarizada N° 010379672 de 3 de agosto de 1999 (Informe de fs. 56), actual Matrícula Computarizada Nº 7.01.1.06.0022582, Asiento A-1 de Titularidad Sobre el Dominio, reiterado en el certificado de tradición de fojas 193 a 194 de obrados.

Sin embargo, luego previo proceso ejecutivo seguido por la Empresa FLAMBOYAN S.R.L., contra Fernando Paul Gasser Vincent, tramitado ante el Juez Séptimo de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz, se procedió a la subasta y remate de dos de los tres terrenos que tenía antes en propiedad Fernando Paul Gasser Vincent, adjudicando por separado a favor de Ernesto Carrasco Villagran, registrándose estas transferencias bajo las Matrículas Computarizadas Nos. 7.01.1.06.0073766, Asiento A-1 de Titularidad Sobre el Dominio de 08 de diciembre de 2007 y 7.01.1.06.007584 Asiento A-1 de Titularidad Sobre el Dominio de 11 de febrero de 2008 (fs. 7-31 y 32-51), fusionadas después bajo la Matrícula Computarizada Nº 7.01.1.06.0076872, Asiento A-1 (fs. 1-6), terrenos que se encuentran sobrepuestos al de la demandada, conforme consta el informe de 20 de julio de 2008, emitido por la Dirección de Regularización Urbana del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra, de fojas 84, repetido en fotocopia legalizada a fojas. 207, que no ha sido observado por las partes.

2.- En ese entendido, a simple vista, pareciera que el mejor derecho propietario y la acción reivindicatoria, podría beneficiar a la demandada Elda Rodríguez Bazán, por haber registrado su derecho propietario con anterioridad al del actor Ernesto Carrasco Villagran, conforme determina el artículo 1545 del Código Civil, sin embargo, el tribunal de alzada, no advirtió que el demandante, adquirió la propiedad de los dos terrenos, ahora fusionados, mediante una adjudicación judicial, que fue de conocimiento de Elda Rodríguez Bazán, conforme acreditan los documentos de fojas 338 a 344, por cuyo motivo, en aplicación de los artículos 1479 y 1485 del Código Civil, su derecho propietario se extinguió como emergencia de la adjudicación judicial, no pudiendo oponerse nuevamente contra el adjudicatario, alegando causales de nulidad de actos ejecutivos que hubiesen precedido a la adjudicación, implicando con ello, que su derecho a la reivindicación, desocupación, entrega del inmueble y consiguiente pago de daños y perjuicios, se habría también extinguido, manteniendo subsistente su derecho al resarcimiento más pago de daños y perjuicios, contra el vendedor y eviccionista Fernando Paul Gasser Vicent y que ha sido admitido por resolución de fojas 250-251, de 4 de diciembre de 2008, aclarado por Auto de fojas 279 vuelta, de 4 de enero de 2009 y que no ha sido impugnado por las partes, respecto de esta punto.

3.- Considerando los antecedentes descritos precedentemente, se advierte que es evidente que el tribunal de alzada, desconoció el derecho propietario registrado bajo la Matrícula Nº 7.01.1.06.0076872, Asiento A-1, respecto del terreno denominado Lote Nº 10 con 1.437,36 m2 , incurriendo en violación de los artículos 105, 110, 520, 1538 y 1540-I del Código Civil, al desconocer un derecho propietario que fue adquirido mediante transferencia judicial, previa publicación de prensa, subasta y remate públicos, actos que se encuentran consolidados en aplicación de los artículos 1479 y 1485 del Código Civil, descritos precedentemente.

Igual violación se demuestra que se incurrió respecto de los artículos 523, 1445, 1455 y 1485 del Código Civil, pues conforme se ha referido, la demandada, adquirió a título de compra venta de Fernando Paul Gasser Vincent, tres terrenos, dos de los cuales son objeto del presente proceso y que no se activaron oportunamente los mecanismos de defensa de esas propiedades en la tramitación del proceso ejecutivo, previo a la adjudicación a favor del ahora demandante y por consiguiente, como vendedor de buena fe, en aplicación de los artículos 614 inciso 3), 624 Parágrafo I y siguientes del Código Civil, se encuentra obligado a la evicción de la cosa, aunque no se hubiese expresado en el contrato, con el simple requisito de haber sido llamado oportunamente al proceso, conforme admitió en el caso presente, el Auto de fojas 250-251 de obrados.

Se advierte también que en el Auto de Vista, se incurrió en interpretación errónea y aplicación indebida del artículo 1453 del Código Civil, porque reconoció la facultad de pedir la reivindicación, desocupación y entrega del inmueble objeto de litis, sin advertir que frente a esta acción se sobrepone el mejor derecho propietario del demandante, quien con la adjudicación judicial en la que fue beneficiario, el derecho propietario de la demandada Elda Rodríguez Bazán, se ha extinguido y por consiguiente, no puede solicitar la reivindicación, entrega y desocupación, respecto de un inmueble cuyo derecho propietario ya no existe a la fecha.

Se concluye también, que el demandante, ha demostrado con las pruebas del proceso, (testifical, pericial e inspección), que se encuentra en posesión del inmueble objeto del presente proceso, como propietario del mismo, sin embargo, el tribunal de alzada, incurriendo en error de hecho y de derecho, tanto respecto de la valoración de los documentos de fojas 1 a 54 de obrados, como de las declaraciones testificales de cargo de fojas 586 a 588 y acta de inspección de fojas 548 a 585 vuelta, reconoció al actor como un detentador del inmueble, concediendo indebidamente la reivindicación, pese haberse demostrado su calidad de poseedor legal como propietario, siendo lo correcto que debió mantenerse en la posesión, conforme refieren los artículos 87 y 1462 del Código Civil.

Se aclara que no es evidente la violación de los artículos 127, 128.II, 344 y 346 del Código Civil, referidos a la restitución del valor de las construcciones, porque no fue objeto del proceso, ni respecto de los daños y perjuicios ocasionados al actor, por no haberse acreditado en el curso del proceso.

Por último, se ha constatado que tanto el juez a quo, como el tribunal de alzada, omitieron aplicar, es decir, violaron las previsiones contenidas en el artículo 624 del Código Civil porque el eviccionista, fue oportunamente convocado al proceso mediante una excepción previa, pero en resolución final, tanto de primera como de segunda instancia, no emitieron un criterio claro y concreto sobre su responsabilidad admitida en la resolución de esa excepción, aspecto que debe ser enmendado en esta resolución.

4.- Resolviendo el recurso de casación de fojas 713 a 715 vuelta, presentado por la demandada Elda Rodríguez Bazán, revisando detenidamente los antecedentes del proceso, se advierte que se resguardó adecuadamente el derecho o garantía constitucional al debido proceso, consagrado en el artículo 113 parágrafo I de la Constitución Política del Estado y si bien es cierto, que la demandada, sufrió daños y perjuicios emergentes de la adjudicación judicial que fueron objeto los terrenos de su propiedad, estos daños y perjuicios, no pueden imputarse al demandado, sino al eviccionista, quien con su desinterés, no supo resguardar el derecho propietario de su compradora permitiendo que lamentablemente, su derecho propietario se extinga como emergencia de la adjudicación judicial.

5.- En conclusión, al ser parcialmente evidentes las infracciones acusadas en los recursos de casación de fojas 694 a 699 vuelta, ratificado por memorial de fojas 718, presentado por el demandante Ernesto Carrasco Villagran y de fojas 713 a 715 vuelta, presentado por la demandada Elda Rodríguez Bazán, corresponde dar aplicación a los artículos. 271- 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial y lo dispuesto por los artículos 271 inciso 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil, resolviendo los dos recursos formulados, CASA el Auto de Vista Nº 47 de 3 de febrero de 2011 y el Auto de Vista Complementario Nº 28 de 21 de marzo de 2011, cursantes a fojas 681 a 682 vuelta y 704 de obrados, emitidos por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz y deliberando en el fondo, mantiene subsistente la Sentencia Nº 32/2010 de 24 de mayo de 2010, cursante a fojas 615 a 618 vuelta, modificando el punto III.-) de la siguiente manera:

III.-) Se declara improbada la demanda reconvencional por acción reivindicatoria con desocupación y entrega; y se declara probada la demanda del resarcimiento de daños y perjuicios de fojas 236 a 244, con cargo al vendedor y eviccionista Fernando Paul Gasser Vincent, por haberse determinado la extinción del derecho de la demandada, por la adjudicación judicial del inmueble objeto de litis, disponiéndose que dicho garante, debe devolver a favor de la demandada Elda Rodríguez Bazán, el valor total de los terrenos vendidos, más el resarcimiento previsto por el artículo 625 del Código Civil, a ser calificados en ejecución de sentencia, conforme faculta el artículo 519 del Código de Procedimiento Civil.

Sin multa por ser excusable.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

 

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 226/2012