S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 205

Sucre: 11 de septiembre de 2012

Expediente: LP-71-07-S

Proceso:Reivindicación.

Partes:Pedro Yujra Mamani y otrac/Joaquin Roque Choque Gutiérrez y otros.

Distrito: La Paz

Magistrado Relator: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

______________________________________________________________________

VISTOS: El recurso de casación de fojas 240 y vuelta, interpuesto por Bonifacia Yujra Mayta y otra contra el Auto de Vista Nº S-64/2007 de fecha 12 de febrero de fojas 236 a 237, pronunciado por la Sala Civil Cuarta de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso ordinario de Reivindicación seguido por Pedro Yujra Mamani y otra, contra Joaquin Roque Choque Gutiérrez y otros, la respuesta al recurso de fojas 245 a 246, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

1.- Habiéndose tramitado la causa, el Juez Cuarto de Partido en lo Civil - Comercial de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de La Paz, pronunció Sentencia Nº 32/06 de fecha 20 de enero de fojas 205 a 207 vuelta, y Auto Complementario de fecha 8 de febrero de 2006 a fojas 211, que declaró PROBADA la demanda de fojas 42 a 44 e IMPROBADA la demanda reconvencional, de fojas 54 y vuelta, sin costas. A cuya razón las codemandadas Bonifacia Yujra Mayta y Lucía Mayta Chuquija formularon recurso de apelación, resolviendose por el Auto de Vista Nº S-64/2007 de fecha 12 de febrero, emitido por la Sala Civil Cuarta de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, que CONFIRMÓ la Sentencia recurrida, con costas.

2.- Contra el Auto de Vista mencionado, Bonifacia Yujra Mayta y Lucía Mayta Chuquija interponen recurso de casación, expresando que el Auto de Vista hubiese violado el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial por no haber revisado de oficio el proceso, siendo que el Juez de Primera Instancia no hubiese dado cumplimiento al artículo 1299, en previsión de los artículos 251, 90 y 252 del Código de Procedimiento Civil.

Por otra parte las recurrentes acusaron que la Sentencia y el Auto de Vista hubieren violado el artículo 1299 del Código Civil, al pretender otorgarle validez legal a un documento suscrito por un analfabeto, escudándose en un fallo dictado en el Juzgado Penal sobre delito de despojo en contra de los recurrentes. Asimismo éstos refieren que se hubiese incurrido en error en la apreciación de las pruebas, respecto a las actas de fojas 117 y 119 de obrados, expresando que con ello las recurrentes hubiesen acreditado toda la nulidad denunciada, por lo que solicitaron se Case el Auto de Vista recurrido, conforme el artículo 271 numeral 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil, declarando improbada la demanda, anulando la escritura base de la presente acción, por violaciones de orden público.

CONSIDERANDO II:

Así expuesto el recurso de casación, se pasa a su consideración:

1.- Que, la nulidad se constituye en sanciones previstas por ley e impuestas por el juez a los contratos que no contienen los requisitos esenciales de formación o los elementos accidentales elevados por las partes a la categoría de esenciales, para aquellos donde el consentimiento está viciado, que provenga de contratantes incapaces, o el objeto no existe o carece de sus elementos esenciales y la causa es lícita, así como a los que transgreden normas jurídicas imperativas, en este entendido, para que se declare la nulidad de algún contrato o documento, debe proseguir su trámite y condiciones señaladas en el artículo 549 del Código Civil y además debe ser declarada judicialmente, conforme establece el artículo 546 del referido Sustantivo Civil; empero, en el presente caso, las recurrentes reconvinieron por mejor derecho propietario y no así sobre nulidad de la escritura de transferencia entre Pedro Yujra Mamani, María Condori y Santiago Yujra Cruz, por lo que, las resoluciones tanto del Juez de Primera Instancia como del Tribunal de Alzada se hallan circunscritas a la pretensión procesal planteada en la reconvención. Es así que las recurrentes no pueden pretender que el Tribunal de Alzada anule el documento de transferencia referido, porque no se hubiese dado cumplimiento al artículo 1299 del Código Civil y mucho menos a través de la aplicación de los artículos 251, 90 y 252 del Código de Procedimiento Civil, toda vez que éstas disposiciones no se ajustan a la figura jurídica de la nulidad, sino a la facultad que la ley otorga al Juez o al Tribunal de Casación para anular de oficio los procesos en los que se hayan vulnerado disposiciones en las formas procedimentales, expresados en la ley y que interesaren al orden público, infracciones que tienen que ver con el error in procedendo y no así al trámite de nulidad propiamente, por cuanto no correspondía la aplicación del artículo 1299 del Código Civil en las resoluciones impugnadas, ya que dicha disposición no guarda relación a la pretensión procesal deducida en reconvención.

Respecto a la violación del artículos 549 numeral 1) del Código Civil, acusada por las recurrentes, éste tiene que ver con el requisito de forma u objeto para la consolidación de los contratos, condición para la interposición de nulidad por la falta de dicho requisito, disposición que tampoco guarda relación a la reconvención de mejor derecho propietario, ni a la reivindicación del inmueble, objeto de la litis, entonces mal pueden acusar las recurrentes que el Juez de Primera Instancia y el Tribunal de Alzada consolidaron un documento que hubiese nacido nulo, tomando en cuenta que no se ha discutido en el presente caso la validez del documento de transferencia, por lo que, el Juez y Tribunal de Alzada se ajustaron en sus decisiones a las pretensiones tanto de reivindicación por la parte demandante y de mejor derecho propietario de la parte reconvencionista, en el marco del principio de congruencia, establecido en el artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, sin que en este caso, dichas autoridades jurisdiccionales hayan cometido violación o interpretación errónea de la ley.

En relación a la acusación de que el Tribunal de Alzada hubiese incurrido en error en la apreciación de la prueba, respecto a la confesión provocada de la parte demandante que tiene que ver con la aceptación de que en el documento de transferencia del inmueble referido no intervino ningún testigo, cabe enfatizar que como facultad del Juez de Primera Instancia le corresponde hacer la valoración de las pruebas en virtud a su sana crítica y de conformidad a la valoración que le otorga la ley, valorando en este caso las pruebas esenciales y decisivas, es decir las que tiene eficacia respecto a las pretensiones demandadas, conforme lo establecido por los artículos 1286 del Código Civil y el 397 del Código de Procedimiento Civil, es así, que el Juez de Primera Instancia ha otorgado la apreciación de las pruebas en cuanto a las pretensiones deducidas en la demanda, por lo que no existe error en la apreciación de dicha prueba, a cuya razón el recurso de casación planteado por Bonifacia Yujra Mayta y otra, cursante de fojas 240 y vuelta, recae en infundado.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley del Organo Judicial y en aplicación a lo dispuesto por el artículo 271 numeral 2) del Adjetivo Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación de fojas 240 y vuelta, interpuesto por Bonifacia Yujra Mayta y otra, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 500, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 205/2012