S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 201

Sucre: 07 de septiembre de 2012

Expediente; SC-64-07-A

Proceso: Cumplimiento de obligación.

Partes:Inter Trade Ltda C/KREIDLER & CIA S.R.L.

Distrito: Santa Cruz

Magistrada Relatora: Dra. Elisa Sánchez Mamani

______________________________________________________________________

VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma de fojas 90 a 97 vuelta, interpuesto por KREIDLER & CIA S.R.L, representado por Walter Antonio Kreidler Guillaux, contra el auto de vista de 10 de noviembre de 2006, cursante a fojas 72 y vuelta, pronunciado por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial Santa Cruz, en el proceso ordinario de cumplimiento de obligación, seguido por la Empresa Inter TradeLtda, representada por Jorge Landívar Roca contra la empresa recurrente, la respuesta de fojas 101 a 106, el auto concesorio de fojas 106 vuelta, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO: Que, mediante auto de fojas 48, de 21 de octubre de 2005, el Juez de Partido Noveno en lo Civil y Comercial de Santa Cruz declara probada la excepción previa de prescripción opuesta por la empresa demandada por memorial de fojas 42 a 44, con costas.

En grado de apelación, interpuesto por la Empresa Inter Trade Ltda, la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, pronuncia el Auto de Vista Nº 601 de 10 de noviembre de 2006, mediante el cual revoca el auto apelado y declara improbada la excepción de prescripción, sin costas por la revocatoria.

Contra la resolución de segunda instancia KREIDLER & CIA S.R.L. a través de su representante Walter Antonio Kreidler Guillaux, interpone recurso de casación en la forma y en el fondo con los siguientes argumentos:

I.- En la forma:

Indica que el auto de vista recurrido, ha violado las formas esenciales del proceso, al haber otorgado más de lo pedido en el recurso de apelación incurriendo en la causal establecida en el artículo 254 - 4) del Código de Procedimiento Civil, tomando en cuenta que la empresa apelante, sólo se abocó a pedir que se revoque el auto de 21 de octubre de 2005, y sin embargo el auto de vista en forma ultra petita revoca el auto apelado y declara improbada la excepción de prescripción; manifiesta que el auto de vista recurrido, no contiene el fundamento ni el sustento jurídico que viabilice su solidez jurídica; denuncia que el auto de vista incurrió en flagrante violación al artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, transgrediendo los principios y garantías señaladas, al haber resuelto una apelación sin que en el recurso estén especificados los agravios sufridos, basándose en aspectos no invocados en el recurso de apelación y efectuando una simple enunciación de actuados.

Finaliza su recurso, solicitando en observancia del artículo 15 de la Ley de Organización Judicial y aplicando la garantía del debido proceso, se disponga la anulación llana del auto de vista.

II.- En el fondo:

Acusa violación e inobservancia de los artículos 1492, 1493 y 1507 del Código Civil, así como aplicación indebida de los artículos 494 - II del Código Sustantivo Civil, 188 y 90 del Código de Procedimiento Civil, artículo 15 de la Ley de Organización Judicial; denuncia que de la sinopsis del auto de vista recurrido, se evidencia con meridiana claridad que se trata de una resolución enunciativa, carente de fundamentación y lógica jurídica por inobservancia y errónea aplicación de la norma sustantiva y adjetiva civil, así como de los principios de legalidad, imparcialidad y garantías del debido proceso y la seguridad jurídica; indica que el auto de vista lejos de cumplir con la finalidad que tiene el tribunal de apelación como instancia reguladora, no ha ejercitado la potestad otorgada por el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial para la revisión del proceso a fin de restablecer el orden procesal civil conculcado; manifiesta que, el auto de vista ha incurrido en inobservancia y falta de aplicación de lo prescrito en los artículos 1492, 1493 y 1507 del Código Civil, al no haber efectuado un análisis fáctico - jurídico de la reglas establecidas en la ley sustantiva; señala que, en el caso de autos se dio la extinción por prescripción del derecho del demandante para pedir el cumplimiento del contrato suscrito más de 7 años atrás, al no haber ejercitado el mismo dentro el plazo fijado por el artículo 1507 del Código Civil, denuncia que el tribunal ad quem, de manera incongruente y fuera de todo contexto y lógica jurídica, sin hacer un análisis previo si el recurso de apelación planteado por el perdidoso reunía mínimamente los requisitos exigidos por el artículo 227 del Código de Procedimiento Civil, referidos a la fundamentación de los agravios sufridos, de manera ilógica, carente de fundamentos y obviando la aplicación de los artículos 1492,1493 y 1507 del Código Civil, pronunció el auto de vista; denuncia errónea aplicación del artículo 494 - II del Código Civil, en claro atentado a los principios del derecho, al referir que, en el contrato motivo de autos existe condición suspensiva, sin tomar en cuenta que se trata de una venta al crédito cuyo derecho al pago del precio en la forma estipulada, era exigible a partir del momento de la suscripción del documento; manifiesta que, la condición suspensiva debe estar expresamente consentida entre las partes contratantes, lo que no ha ocurrido en el caso de autos; señala que, por disposición del artículo 654 del Código Civil, es compatible en cuanto a la aplicación de la permuta las normas sobre la venta; indica haber errónea aplicación del artículo 188 - 1) y 2) del Código de Procedimiento Civil, al haberse el tribunal de apelación abocado a realizar una transcripción de memoriales anteriores, sin ingresar al fondo de la cuestión, menos aún realizar una fundamentación adecuada que contenga una decisión expresa, positiva y precisa; denuncia violación de la tutela jurisdiccional efectiva por inobservancia de la norma sustantiva civil, transgrediendo el principio de legalidad, el debido proceso, las garantías constitucionales establecidas en la Constitución Política del Estado, las leyes y los tratados internacionales.

Finaliza el recurso, solicitando en aplicación de los artículos 271 - 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil, se anule el auto de vista impugnado, rechazando la apelación y se declare ejecutoriado el auto de 21 de octubre de 2005, o en su defecto se case el auto de vista recurrido y deliberando en el fondo se confirme el auto de 21 de octubre de 2005.

CONSIDERANDO: Que, así planteado el recurso de casación en la forma y en el fondo, corresponde ingresar a su análisis y consideración partiendo de los siguientes criterios:

I.- En cuanto al recurso de casación en la forma.-

De la revisión de antecedentes, se sabe que, a consecuencia de la excepción previa de prescripción planteada por la entidad demandada Kreidler y Cia. S.R.L., el juez de la causa dictó el auto de 21 de octubre de 2005, cursante a fojas 48, declarando probada la excepción, lo que motivó que la empresa demandante Inter Trade Ltda. a través de su apoderado legal Jorge Landívar Roca, por memorial de fojas 50 a 51, plantee recurso de apelación el cual finaliza con la solicitud de "revocatoria de dicho auto".

Que, en mérito al recurso de apelación, la Sala Civil Primera de la Entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, por auto de vista de fojas 72 y vuelta, revoca el auto apelado y declara improbada la excepción de prescripción opuesta.

De lo señalado, se evidencia que el auto de vista recurrido no ha violado las formas esenciales del proceso denunciadas por la entidad recurrente, al no contener ninguna decisión ultra petita o al margen del contenido del memorial de apelación, pues se entiende por lógica jurídica que el propósito del recurso de apelación efectuada por la empresa demandante al solicitar la revocatoria del auto de 21 de octubre de 2005, es la declaratoria de improbada la excepción de prescripción planteada por la entidad demandada, tal cual lo entendió acertadamente el tribunal ad quem. A esto hay que agregar que, por disposición del artículo 190 aplicable por analogía al auto de vista, se sabe que los administradores de justicia, deben dictar sus resoluciones de manera expresa, positiva y precisa, esto con el propósito que estas decisiones sean ejecutables en derecho, de ahí que, si el tribunal de apelación determinó declarar la revocatoria de la resolución de primera instancia que declara probada la excepción previa de prescripción, resulta lógico y legal que a consecuencia de esta decisión de revocatoria se determine la declaratoria de improbada la excepción previa de prescripción.

Por otro lado, tal cual lo reconoce la entidad recurrente en el recurso y corroborado por la documental adjunta al mismo, se sabe que, el derecho al debido proceso, exige que toda resolución debe imprescindiblemente exponer los hechos, realizar la fundamentación legal y citar las normas que sustenta la parte dispositiva de la misma, esto con el propósito de permitir a las partes conocer cuáles son las razones que llevaron al juez a tomar la decisión. En la especie, del contenido del auto de vista recurrido, se evidencia que los vocales suscriptores del mismo, han efectuado la correspondiente fundamentación del auto de vista, al efectuar una relación suscita de los hechos que motivan el recurso de apelación, la exposición de la normativa aplicable al caso de autos y la decisión que adoptan en función de estos aspectos, de ahí que no resulta evidente la denuncia de los recurrentes de falta de fundamentación del auto de vista recurrido.

Finalmente, establecemos que, quien se alza en apelación contra una resolución, debe necesariamente realizar un análisis crítico de la misma y sostener porqué dicha resolución le es gravosa a sus intereses, fundamentación que debe hacerla ante la misma autoridad jurisdiccional que pronunció la resolución, indicando los errores, omisiones o deficiencias que se atribuyen a la resolución recurrida. En el sub lite, de la revisión del memorial de apelación de fojas 50 a 51, se evidencia que el mismo contiene una exposición jurisprudencial y doctrinal sobre la prescripción, así como aspectos de hecho y de derecho por los cuales consideran que el juzgador de primera instancia ha violado los artículos 495 y 496 del Código Civil, así como la denuncia de una incorrecta interpretación sobre la clase de contrato celebrado, expresiones de agravios que el tribunal los acogió para fundamentar la resolución de segunda instancia. A esto hay que agregar que la entidad recurrente en el memorial que absuelve el traslado del recurso cursante de fojas 58 a 61, contradice cada uno de los agravios referidos en el recurso de apelación y no hace siquiera mención a la falta de expresión de agravios, de ahí que este aspecto no ha merecido pronunciamiento por el tribunal superior sobre tales alegaciones, lo que inclusive eximía a este Tribunal Supremo de pronunciarse al respecto.

Por lo expresado, al no existir motivos para una decisión anulatoria, corresponde resolver el recurso en virtud a lo dispuesto por los artículos 271 - 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

II.- En cuanto al recurso de casación en el fondo:

Que, a través de su abundante jurisprudencia, este Tribunal Supremo ha dejado establecido que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, que es concedida para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, pudiendo plantearse en el fondo, en la forma o en ambos la vez, conforme establece el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil.

Los recursos de "casación en el fondo" y "casación en la forma", si bien aparecen hermanados, son dos realidades procesales de diferente naturaleza jurídica. El primero se relaciona con el error "in judicando" que no afecta a los medios de hacer el proceso, sino a su contenido, o sea, a sus fundamentos sustanciales. El segundo, con el error "in procedendo" que es atinente a la procedencia del recurso de nulidad en la forma, es decir, cuando la resolución recurrida haya sido dictada violando formas esenciales del proceso, o lo que es lo mismo, errores de procedimiento y vicios deslizados que sean motivo de nulidad por haberse afectado el orden público. En ambos recursos el Código de Procedimiento Civil, señala taxativamente los casos en que proceden. Consiguientemente, bajo estos parámetros la forma de resolución también adopta una forma específica y diferenciada, así, cuando se plantea en el fondo, lo que se pretende es que el auto de vista recurrido se case, conforme establecen los artículos 271 - 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil, y cuando se plantea en la forma, la intención es la nulidad de obrados, con o sin reposición, como disponen los artículos 271 - 3) y 275 del mismo cuerpo legal, siendo comunes en ambos recursos las formas de resolución por improcedente o infundado.

Si el recurso de casación se interpone en el fondo, deberá circunscribirse a las causales de procedencia establecidas por el artículo 253 del Código adjetivo civil; siendo su finalidad la casación de la sentencia o auto de vista recurrido y la emisión de una nueva resolución, unificando la jurisprudencia e interpretación de las normas jurídicas o creando nueva jurisprudencia. En tanto que si el recurso se plantea en la forma, la fundamentación debe adecuarse a las previsiones establecidas en el artículo 254 del mismo cuerpo legal; cuya finalidad es la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo - con o sin reposición- cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por la ley.

Tanto en el recurso de casación en el fondo como en la forma es de inexcusable cumplimiento el mandato del artículo 258 - 2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, debe o deben citarse en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error y proponiendo la solución jurídica pertinente; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente, esto porque el recurso de casación es un acto procesal complejo, puesto que entre los elementos de forma esenciales a contener no es sólo expresar la voluntad de impugnar, sino principalmente fundamentar esa impugnación conforme al modo de la estructura, del acto impugnado. Así, el recurso de casación está sometido a estrictos requisitos formales, de riguroso e indispensable cumplimiento, que determinan la admisión del mismo, de lo contrario se lo rechaza por la improcedencia, dando cumplimiento a la previsión del artículo 272 - 2) del Código de Procedimiento Civil.

En la especie, el contenido del recurso de casación en el fondo, resulta impreciso, contradictorio, desordenado e incompleto, no sólo porque la entidad recurrente ha omitido precisar las causales de casación en el fondo, enumeradas en los incisos 1), 2) y 3) del artículo 253 del Código de Procedimiento Civil, sino también, por no haber cumplido con la obligación señalada en el artículo 258 - 2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste cada una de ellas y proponer la solución jurídica al caso planteado, tampoco señala o individualiza las disposiciones sustantivas contradictorias aplicadas en el auto de vista recurrido, así como no identifica la existencia de errores de derecho o de hecho en la valoración o apreciación de la prueba como causales de procedencia del recurso de casación en fondo; a esta deficiencia hay que agregar, el desconocimiento evidente de la naturaleza jurídica del recurso de casación en el fondo, al limitarse a denunciar de manera general violación, inobservancia, falta de aplicación, errónea aplicación en relación a normas constitucionales, sustantivas, adjetivas, orgánicas, así como inobservancia de principios generales como son la seguridad jurídica, el debido proceso, la legalidad y las garantías constitucionales, leyes y tratados internacionales, desvirtuando el fin y el propósito que persigue el recurso de casación en fondo y obviando considerar que el recurso de casación en el fondo está relacionado a los errores "in judicando" que no afectan a los medios o formas de hacer el proceso, sino a su contenido, o sea, a sus fundamentos sustanciales.

En consecuencia, al no haber la entidad recurrente cumplido con la carga legal prevista en el artículo 258-2) del Código de Procedimiento Civil, por desconocimiento de la adecuada técnica jurídica que debe de observarse en la formulación de este recurso extraordinario, y al no poderse suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en que incurrió el recurrente, este Tribunal se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer el recurso intentado, al que castiga conforme los artículos 271 - 1) y 272 - 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por la disposición transitoria octava, articulo 42 - I - 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio del 2010, así como del parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma e IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fojas 90 a 97 y vuelta, interpuesto por KREIDLER & CIA S.R.L., a través de su representante Walter Antonio Kreidler Guillaux, con costas.

Se regula el honorario del profesional abogado en la suma de Bs. 500 que mandara hacer efectivo el tribunal ad quem.

Fue de voto disidente la Magistrada Dra. Ana Adela Quispe Cuba.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 201/2012