S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 200

Sucre: 07 de septiembre de 2012

Expediente: T-41-07-S

Proceso: Cumplimiento de obligación.

Partes:Empresa IMEXPETROL LTDA. C/ "Estación de Servicio Héroes del Chaco Ltda.".

Distrito: Tarija

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

______________________________________________________________________

VISTOS: el recurso de casación en el fondo y en la forma de fojas 471 y vuelta, interpuesto por Jaime Rolando Alcón, Gerente propietario de la Empresa IMEXPETROL LTDA., contra el Auto de Vista Nº 112/2007 S.C. 1ra., de 26 de octubre de 2007, cursante de fojas 464 a 465, pronunciado por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, dentro del proceso ordinario sobre cumplimiento de obligación, seguido por la empresa que representa el recurrente contra la "Estación de Servicio Héroes del Chaco Ltda.", representada por José Luís Méndez Pacheco, la respuesta de fojas 476 a 479; el Auto Interlocutorio Nº 51/2007SC 1ra., de fojas 480, por el que se concedió el recurso, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO: que, el Juez Primero de Partido en lo Civil de la ciudad de Yacuiba - Tarija, emitió la sentencia de 19 de julio de 2007, cursante de fojas 393 a 395 vuelta, declarando sin lugar la pretensión planteada por la empresa demandante IMEXPETROL LTDA., de fojas 27 a 29, con costas, desestimando de esta manera la pretensión de cumplimiento de obligación incoada contra la empresa demandada "Estación de Servicio Héroes del Chaco Ltda."

En grado de apelación deducida por el representante de la empresa demandante, conforme consta el memorial de fojas 399 a 404 vuelta de obrados, la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, mediante el Auto de Vista Nº 112/2007 S.C. 1ra., de 26 de octubre de 2007, cursante de fojas 464 a 465, se declaró sin competencia para conocer y resolver el incompleto recurso de apelación de fojas 399 a 404 vuelta, de obrados y declaró ejecutoriada la sentencia de fojas 393 a 395 vuelta.

Esta resolución de segunda instancia, motivó que el representante de la empresa demandante IMEXPETROL LTDA., Jaime Rolando Alcón, por memorial de fojas 471 y vuelta, formule recurso de casación en el fondo y en la forma, en el que alegó:

que el recurso de apelación se encontraba fundamentado adecuadamente y que la petición se encuentra ratificada en el apersonamiento y que el tribunal de apelación, no se pronunció sobre esta pretensión inserta en el memorial de fojas 452, que fue negada por falta de pase profesional, obligación que no había sido exigida al apoderado de la empresa demandada cuando a fojas 427 se admitió su apersonamiento, notificándose en su domicilio procesal y a él en secretaría del tribunal y por ello no pudo cumplir o observado, aspectos que violan la seguridad jurídica y del debido proceso, citando el artículo 254 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil.

Fundamentó también, la violación del artículo 262 del Código de Procedimiento Civil, porque se declaró ejecutoriada la sentencia sin que se den los presupuestos de esta norma y lo previsto por el artículo 255 del mismo Código. Cita en este punto el artículo 254 inciso 7) del Código de Procedimiento Civil.

Concluyó solicitando que una vez concedido el recurso, este tribunal anule obrados (artículo 271 inciso 3) del Código de Procedimiento Civil, con multa.

CONSIDERANDO: que, a través de abundante jurisprudencia, este Tribunal Supremo ha dejado establecido que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, que es concedida para invalidar una sentencia o auto definitivo en los casos señalados por Ley, pudiendo plantearse recurso de casación en el fondo, en la forma o en ambos a la vez, conforme faculta el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil.

Los recursos de "casación en el fondo" y "casación en la forma", son dos realidades procesales de diferente naturaleza jurídica, el primero se relaciona con los errores "in judicando" que no afectan a los medios de efectivizar el proceso, sino a su contenido, o sea, a los fundamentos sustanciales, mientras que el segundo, se refiere a los errores "in procedendo", o incumplimiento de las formalidades procesales de cumplimiento obligatorio, es decir, cuando la resolución recurrida hubiese sido dictada violando formas esenciales del proceso, es decir, que no se hubiese advertido la existencia de errores de procedimiento oque existan vicios que sean motivo de nulidad por haberse afectado el orden público y que hubiesen sido reclamados oportunamente.

Si el recurso de casación se interpone en el fondo, deberá circunscribirse a las causales establecidas por el artículo 253 del Código adjetivo civil; siendo su finalidad la casación de la sentencia o auto de vista recurrido conforme establecen los artículos 271 inciso 4) y 274 del Código de Procedimiento Civil, determinando la emisión de una nueva resolución final, unificando o creando la jurisprudencia e interpretando las normas. En tanto que si el recurso se plantea en la forma, la fundamentación debe adecuarse a las previsiones contenidas en el artículo 254 del mismo cuerpo legal; cuya finalidad es la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo "con o sin reposición", conformen disponen los artículos 271 inciso 3) y 275 del mismo cuerpo legal, aspectos que se determinan, cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por la ley.

En ambos casos, es posible resolver por la improcedencia del recurso, conforme permiten los artículos 271 inciso 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, cuando el recurso no fue oportunamente negado, cuando no se fundamentó adecuadamente el recurso, cuando la resolución no era recurrible o cuando el recurrente no intervino en las instancias o careciere de representación.

Se podrá declarar infundado cualquiera de los recursos, en aplicación de los artículos 271 inciso 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, cuando el tribunal advierta que no son evidentes las violaciones legales acusadas.

Además, técnicamente no existe recurso de casación, cuando se plantea uno en el que no se concreta correctamente el reclamo como casación en el fondo o casación en la forma, aspecto que conlleva la declaratoria de su improcedencia; además, tanto en el recurso de casación en el fondo como en la forma es de inexcusable cumplimiento el mandato del artículo 258 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, deben citarse en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error y proponiendo la solución jurídica pertinente; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente, porque el recurso de casación está sometido a estrictos requisitos formales, de riguroso e indispensable cumplimiento, que determinan su admisión o rechazo por la improcedencia, dando cumplimiento a la previsión del artículo 272 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil.

En la especie, el recurso es incongruente e impreciso, porque no ha efectuado una diferenciación, entre la casación en el fondo y la casación en la forma y por consiguiente, si bien ha citado algunas causales de nulidad previstas en el artículo 254 del Código de Procedimiento Civil, hizo una diferente y escueta fundamentación sobre aspectos procesales que no fueron considerados en el auto de vista recurrido, abocándose a efectuar más propiamente una denuncia sobre un presunto trato diferenciado a las partes por el tribunal de alzada, sin identificar errores in procedendo que permitan determinar la nulidad de obrados, olvidando que el recurso de casación en cualquiera de sus formas se equipara a una demanda nueva de puro derecho, cuya fundamentación legal debe ser totalmente clara, precisa y congruente con las pretensiones de quien la interpone.

Por otra parte, el recurrente no ha tomado en cuenta que, el auto de vista recurrido, no ha ingresado a considerar el fondo del recurso de apelación planteado por su persona, porque se encontraba incompleto y no contenía petitorio y por consiguiente declaró ejecutoriada la sentencia, aspecto que conlleva que técnicamente no existiría recurso de apelación y menos aún casación, al encontrarse el expediente, por la razón anotada, en ejecución de fallos, oportunidad que es manifiestamente improcedente el recurso de casación, conforme prevé el artículo 518 del Código de Procedimiento Civil.

Por lo expuesto y considerando que el Tribunal Supremo, no puede suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en la que incurrió el recurrente, al no haberse abierto la competencia para conocer el recurso intentado, resuelve conforme establecen los artículos 271 inciso 1) y 272 inciso 2) en concordancia con el artículo 258 numeral 2), todos del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición transitoria octava y artículo 42 Parágrafo I inciso 1), ambos de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio del 2010, así como del Parágrafo II del artículo 8 de la Ley Nº 212 de Transición del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo y en la forma interpuesto por Jaime Rolando Alcón, Gerente propietario de la Empresa IMEXPETROL LTDA., contra el Auto de Vista Nº 112/2007 S.C. 1ra., de 26 de octubre de 2007, cursante de fojas 464 a 465, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 500, que mandará hacer efectivo el tribunal de alzada.

 

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 200/2012