S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 199

Sucre: 07 de septiembre de 2012

Expediente:LP-67-07-S

Proceso:Nulidad de escritura pública de declaratoria de herederos, partida y matrícula en Derechos Reales y otro.

Partes:Aida Campos Vda. de AlvizuriC/Remy Foronda Villanueva.

Distrito: La Paz

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

______________________________________________________________________

VISTOS: El recurso de casación de fojas 378 a 380, interpuesto por Remy Foronda Villanueva, contra el Auto de Vista R. Nº 136/2007, de fecha 10 de abril de 2007, de fojas 375 a 376, pronunciado por la Sala Civil Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso ordinario de Nulidad de escritura pública de declaratoria de herederos, partida y matrícula en Derechos Reales y otro seguido por Aida Campos Vda. de Alvizuri, representada por José María Alvizuri Campos contra Remy Foronda Villanueva, la respuesta de fojas 378 a 380, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:

Tramitada la causa, el Juez Quinto de Partido en lo Civil - Comercial de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de La Paz, emitió Sentencia Nº 564/06 de fecha 10 de noviembre de 2006, de fojas 332 a 343, que declaró IMPROBADA la demanda de fojas 77 a 79, IMPROBADA la demanda reconvencional e IMPROBADA la excepción perentoria de cosa juzgada, sin costas.

En grado de apelación deducida por Aida Campos Vda. de Alvizuri, representada por José María Alvizuri Campos, la Sala Civil Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, pronunció el R. Nº 136/2007, de fecha 10 de abril de 2007, revocando en parte la sentencia, deliberando en el fondo declaró PROBADA en parte la demanda y consiguientemente nula la Escritura Pública Nº 1046/95 de 29 de junio de 1995 y en ejecución de fallos procédase a la cancelación de la Matrícula 2.11.1.01.0000055 de 11 de marzo de 1996 por la Oficina de Derechos Reales, de conformidad al artículo 237 parágrafo I numeral 3) del Código de Procedimiento Civil. En lo demás se mantiene la sentencia en cuanto a la declaratoria de improbada la demanda reconvencional y la excepción de cosa juzgada, sin costas por la revocatoria.

Contra el referido Auto de Vista, Remy Foronda Villanueva interpone recurso de casación en la forma y en el fondo, bajo los siguientes argumentos:

1.- La recurrente, refiere que no puede considerarse prueba correspondiente a divergencias entre otras personas y al no haberse considerado la no intervención de Urbelinda Bascón Vda. de Salinas como sujeto de controversia, acusando que se hubiese infringido el artículo 50 del Código de Procedimiento Civil.

Asimismo la recurrente expresa que el Auto de Vista en el segundo considerando efectúa un análisis completamente abstracto, al haber declarado nula la declaratoria de herederos, tramitada por la misma y que fue pronunciada por el Juez Tercero de Instrucción en lo Civil, imputando que se hubiera infringido las disposiciones de los artículos 1008 y 1007 del Código Civil. De la misma forma la recurrente acusa violación de los artículos 7 y 26 de la Ley de 27 de noviembre de 1887 y artículos 1 y 29 del Decreto Reglamentario de 5 de diciembre de 1888, porque se hubiese considerado el supuesto derecho propietario por anotación preventiva de la demandante, que hubiese quedado sin efecto y finalmente acusa que se hubiese infringido los artículos 134 y 138 del Código de Procedimiento Civil, haciendo presente que la actora detentaría una posesión viciosa conforme el artículo 135 del Código Civil, solicitando se case el Auto de Vista recurrido y deliberando en el fondo mantenga la sentencia dictada por el Juez A quo (de primera instancia).

CONSIDERANDO II:

1.- En cuanto al recurso de casación en la forma, este recurso tiene la finalidad de anular la resolución recurrida o un proceso, cuando al ser dictado en su sustanciación viola formas esenciales del procedimiento, que tienen que ver con las leyes adjetivas, sancionadas con nulidad por la ley", es decir cuando se incurre en "error in procedendo", lo cual implica que si en la sustanciación del proceso no se cumplen las formas esenciales preestablecidas, corresponde establecer la nulidad, a cuya razón es imprescindible el cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 258 del Código de Procedimiento Civil, es decir, que se debe citar en términos claros, concretos y precisos las leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, debiéndose citar en dicho recurso la procedencia del mismo, de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 254 del Adjetivo Civil, en cualquiera de sus siete numerales.

En la especie, la recurrente acusa que se hubiese infringido los artículos 50, 134 y 138 del Código de Procedimiento Civil, sin explicar en qué fundamenta tal acusación, siendo contradictoria su explicación, y no encontrarse sujeta a ninguno de los siete numerales del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil, sin mucho menos enunciar sobre cuál de ellos hubiese acusado la contravención del Auto de Vista recurrido.

Por otra parte, siendo que el recurso de casación en la forma pretende la anulación de la resolución o el proceso, por la existencia de vicios insubsanables en su tramitación, la recurrente, debió solicitar la anulación de obrados hasta el vicio más antiguo, enmarcado al artículo 254 del adjetivo de la materia, sin embargo solamente solicitó se case el Auto de Vista, sin tomar en cuenta la finalidad del recurso de casación en la forma, de este modo las omisiones aludidas al interponer éste recurso, impiden que el Tribunal de Casación se vea impedido de resolver el recurso de casación en la forma, al no abrirse su competencia para ello, sujetándose a lo dispuesto en el artículo 271 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil.

2.- En cuanto al recurso de casación en el fondo: el considerando II del Auto de Vista recurrido, en virtud a los antecedentes del proceso, estableció como hecho, "que la Juez Tercero de Partido en lo Civil y Comercial, pronunció sentencia, en cuya parte resolutiva falló declarando probada la demanda reconvencional de fojas 32 a 36, debiendo en ejecución de sentencia procederse a la nulidad de la Resolución Nº 993/86 de 8 de octubre de 1986 sobre declaratoria de herederos seguido por Remy Foronda" (textual), evidentemente, a fojas 46 de obrados, cursa fotocopia legalizada de Sentencia - Resolución Nº 185/960, adjuntada por la demandante, dentro del proceso de Nulidad de Escritura y otros, seguida por Remy Foronda contra Urbelinda Bascón Vda. de Salinas, a través de la cual, la Juez Tercero de Partido en lo Civil y Comercial declaró la nulidad de la Resolución 993/86 de 8 de octubre de 1986 sobre declaratoria de herederos seguida por Remy Foronda ante el Juzgado Tercero de Instrucción en lo Civil, confirmada mediante Auto de Vista, emitido por la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, de fecha 7 de octubre de 1998, en contra de la cual, Remy Foronda interpuso recurso de casación, recurso que fue declarado infundado mediante Auto Supremo Nº 105 de fecha 25 de abril de 2000, en cuya razón fue ejecutoriada la referida sentencia, por lo que, el Auto de Vista recurrido solamente hizo referencia a dicha resolución, para argumentar la parte resolutiva de su fallo, tal cual manda el artículo 192 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil; empero, no declaró la nulidad de la Resolución 993/86 de 8 de octubre de 1986 sobre declaratoria de herederos seguido por Remy Foronda, tal cual arguye la recurrente, sino que al haber revocado en parte la sentencia, declaró nula la Escritura Pública Nº 1046/95 de 29 de junio de 1995, que dio origen a la inscripción de derecho propietario de Remy Foronda, objeto de la litis, en Derechos Reales, en cuya consecuencia el Tribunal de Alzada no ha infringido los artículos 1007 y 1008 del Código Civil, referentes a la adquisición de la herencia y la capacidad de sucesión, por cuanto este aspecto ya fue resuelto con anterioridad a éste proceso, mediante las resoluciones mencionadas y que fueron adjuntadas en calidad de prueba por la demandante.

Respecto a la acusación de violación de los artículos 7 y 26 de la Ley de 27 de noviembre de 1887 y artículos 1º y 29 del Decreto Reglamentario de 5 de diciembre de 1888, que fue derogado mediante Ley 12760 - Código Civil- , a través de su artículo 1540, el Tribunal de Alzada no ha declarado, ni reconocido el derecho propietario de la demandante tanto en la parte considerativa, como en la resolutiva, ni mucho menos ha declarado la usucapión a favor de Aida Campos Vda. de Alvizuri; toda vez, que en razonamiento del Tribunal de Alzada la usucapión no habiendo sido justificada sólo puede ser motivo de una referencia y no un derecho oponible a terceros (textual), en cuyo mérito la recurrente no puede aludir infracción del artículo 135 del Código Civil, como si el Tribunal de Alzada hubiera concedido la usucapión a la demandante, en consecuencia el recurso de casación en el fondo recae en el artículo 271 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición Transitoria Octava de la Ley de Organización Judicial y en aplicación a lo dispuesto por los artículos 271 numeral 2) del Adjetivo Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma e INFUNDADO el recurso de casación en el fondo, de fojas 378 a 380, interpuesto por Remy Foronda Villanueva, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 500, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Fue de voto disidente la Magistrada Dra. Elisa Sánchez Mamani.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 199/2012