S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 195

Sucre: 06 de septiembre de 2012

Expediente: CH-49-07-S

Proceso:Pago.

Partes:Compañía de Sistemas Profesionales S.R.L C/"Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca".

Distrito: Chuquisaca

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

______________________________________________________________________

VISTOS: el recurso de casación en el fondo de fojas 285 "B" a 286 vuelta, interpuesto por Fernando Peñaranda Muñoz, en representación de la Compañía de Sistemas Profesionales S.R.L., contra el Auto de Vista Nº 325, de 26 de septiembre de 2007, cursante de fojas 281 a 283 vuelta, pronunciado por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, dentro del proceso ordinario sobre pago, seguido por la empresa que representa el recurrente contra la "Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca", representada por su Rector Lic. Walter Isidro Arízaga Cervantes, el Auto Interlocutorio Nº 368/2007, de fojas 290, por el que se concedió el recurso, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I: que, el Juez Primero de Partido en lo Civil de la ciudad de Sucre, cumpliendo la nulidad determinada por Auto de Vista Nº SC-II-049/2004 de 25 de febrero de 2004, cursante a fojas 195 a 197 vuelta, emitió la Sentencia Nº 233 de 17 de abril de 2007, cursante de fojas 205 a 206 vuelta, declarando IMPROBADA la demanda de fojas 18 a 20 y la excepción de falta de acción y derecho y PROBADA la excepción de prescripción, por consiguiente se declaró no haber lugar al pago de los $us.- 13.189,00 con costas.

En grado de apelación deducida por ambas partes, conforme consta los memoriales de fojas 209 a 212 y de fojas 217 a 219 de obrados, cumpliendo la nulidad determinada por Auto Supremo Nº 359 de 15 de agosto de 2007, cursante a fojas 271 a 272 vuelta, la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, mediante el Auto de Vista Nº 325, de 26 de septiembre de 2007, cursante de fojas 281 a 283 vuelta, CONFIRMÓ la sentencia de fojas 205-206, sin costas.

Esta resolución de segunda instancia, motivó que el representante de la empresa demandante Compañía de Sistemas Profesionales S.R.L., Fernando Peñaranda Muñoz, por memorial de fojas 285 "A" a 286 vuelta, formule recurso de casación en el fondo, en el que alegó:

1.- La violación de los artículos 514, 515 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil y 1319 del Código Civil, porque pese a que el Auto de Vista Nº SCII-049/2004, de fojas 195 a 197, emitido por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Chuquisaca, adquirió la calidad de cosa juzgada, al determinar la nulidad de obrados, estableciendo que el juez a quo, debe pronunciarse sobre la excepción de prescripción aplicando el artículo 1507 del Código Civil, no lo hizo, aspecto que motivó una segunda nulidad determinada por el Auto Supremo Nº 359 de 15 de agosto de 2007, cursante a fojas 271 a 272.

2.- La "interpretación equivocada" (entiéndase interpretación errónea) de los artículos 1511 y 1512 Parágrafo I del Código Civil, porque se declaró probada la prescripción del derecho de la empresa demandante, al pago de los accesorios de los ítem 14 y 16, aplicándose indebidamente el artículo 1507 del Código Civil, pese a que conforme se refirió precedentemente este aspecto había sido determinado por el Auto de Vista de fojas 195 a 197 de obrados, que tiene calidad de cosa juzgada.

3.- Que se ha incurrido en error de hecho y de derecho al omitir y no reconocer el valor probatorio de los documentos de fojas 71 a 74, 180 a 187 y 189 a 190, vulnerando de esta manera los artículos 1283, 1286 del Código Civil, 397 y 476 del Código de Procedimiento Civil.- Porque tanto el juez a quo, como el tribunal ad quem, se basaron sólo en el documento público de adquisición de bienes suscrito entre ambas partes, sin considerar las especificaciones técnicas, oferta HDT-430/98, propuesta técnica y acta de recepción definitiva que forman parte del aludido contrato.

Concluyó solicitando que se conceda el recurso interpuesto, para su remisión ante este tribunal.

CONSIDERANDO II: que, así interpuesto el recurso, previo análisis de los fundamentos invocados y los datos del proceso, se establece lo siguiente:

1.- No es evidente que el tribunal de alzada hubiese incurrido en violación de los artículos 514, 515 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil y 1319 del Código Civil, pues el Auto de Vista Nº SCII-049/2004, de fojas 195 a 197, emitido por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Chuquisaca, si bien anuló obrados y tiene la calidad de cosa juzgada, determinando que el juez a quo, en la primera Sentencia cursante de fojas 127 a 128 vuelta, no se pronunció adecuadamente en el fallo respecto de la aplicación del artículo 1507 del Código Civil, este error, fue reiterado en la Sentencia emitida por segunda vez en la Sentencia de fojas 205 a 206 vuelta, fue nuevamente motivo de impugnación, vía recurso de apelación por el representante de la empresa demandante, aspecto que ciertamente no fue adecuadamente resuelto por el Tribunal de alzada, en el Auto de Vista Nº 339 de fojas 240 a 242, circunstancia que evidentemente motivó la nulidad determinada por el Auto Supremo Nº 359 cursante a fojas 271 a 272 de obrados, por incumplimiento del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil; es decir por la falta de pronunciamiento expreso sobre uno de los agravios alegados en la alzada.

Estas omisiones, fueron subsanadas a momento de emitirse el Auto de Vista Nº 325 de fojas 281 a 283 vuelta, pues el sustento para ambas nulidades, era establecer coherentemente si se aplicaba al caso presente el artículo 1507 del Código Civil o por el contrario los artículos 1511 y 1512 Parágrafo I del la misma norma sustantiva.

En ese entendido el tribunal de alzada, fue claro al especificar en el auto de vista ahora recurrido, que en el caso presente se aplican los artículos 1511-4 y 1512-I del Código Civil, porque. "...la Compañía de Sistemas es una entidad comerciante legalmente constituida, para proponer ofertas y negociar sus mercancías, habiendo la Universidad adquirido dichas maquinarias para su uso particular".

En definitiva, el auto de vista, resolvió todos los puntos objeto de la apelación y de la adhesión formuladas por ambas partes, adecuando su actuar a las previsiones del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil, sin incurrir en violación de las normas referidas a la cosa juzgada, pues el objeto de esas resoluciones era disponer que los de grado, fundamenten y sustenten sus fallos y no específicamente que apliquen determinada norma sobre algún aspecto en controversia, pues de haber sido así, se pudo haber revocado la sentencia o casado el auto de vista y no determinar la nulidad de obrados.

2.- Tampoco es evidente la interpretación errónea de los artículos 1511 y 1512 Parágrafo I del Código Civil, porque conforme se ha fundamentado en el punto precedente, se ha concluido que la empresa demandada, se dedica al comercio, es decir a la compra y venta de bienes, conforme también reconoce el documento de Constitución de la Compañía de Sistemas Profesionales S.R.L., cursante en el Testimonio de Poder de fojas 1 a 4 de obrados, específicamente la Cláusula Segunda (fojas 3 vuelta), la refiere que el objeto de la empresa es: "... la compraventa de mercaderías o bienes muebles, la promoción de negocios o su administración...."citando para ello en dicho documento, entre otras normas, los incisos 1) y 18) del artículo 6 del Código de Comercio: "Compra de mercaderías o bienes muebles destinados a su venta en el mismo estado o después de alguna transformación y la subsecuente enajenación de ellos así como su permuta" y "La actividad empresarial de promoción de negocios o de su administración".

Por lo referido, se concluye que prescribe en un año el derecho: "De los comerciantes, al precio de las mercaderías vendidas a quien no comercia con ellas (artículo 1511 inciso 4) del Código Civil) y que el plazo de la prescripción mencionada, "... corre desde el vencimiento de cada pago periódico o desde que se han cumplido las prestaciones a que se refieren", e incluso la prescripción "...corre aunque se hayan reanudado los suministros o prestaciones." (Artículo 1512 parágrafo I del Código Civil).

En autos, se ha demostrado que la empresa demandante, se dedica al comercio y realizó una venta a una entidad (Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca), que compró esa mercadería para su uso y no para el comercio, por consiguiente, la prescripción anual, alegada por esta entidad, al momento de la demanda, ya había operado, porque la entrega se realizó el 26 de noviembre de 1999 (fojas 71 a 74 y el último pago se realizó el 31 de diciembre de 1999, conforme constan los comprobantes de fojas 49 a 50, y la demanda fue citada al D.A.F. de la Universidad, el 7 de marzo de 2002 (fojas 24).

3.- Finalmente, pese a que se ha determinado que operó la prescripción y por consiguiente se extinguió por transcurso del tiempo el derecho de la empresa demandante para cobrar el importe alegado en la demanda, se concluye también, que no es evidente que se hubiese incurrido en error de hecho y de derecho al omitir y no reconocer el valor probatorio de los documentos de fojas 71 a 74, 180 a 187 y 189 a 190, vulnerando de esta manera los artículos 1283, 1286 del Código Civil, 397 y 476 del Código de Procedimiento Civil, porque, conforme refirió en el Auto de Vista Anulatorio de fojas 195 a 197 vuelta, el objeto del proceso, no era el cumplimiento de contrato de provisión de equipos, sino, el pago de $us. 13.189,00 correspondiente a la provisión de equipos referidos a los ítems 14 y 16, que según la empresa demandante, no se encuentran comprendidos en el contrato inicial de provisión de equipos a la Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca.

Es evidente que el objeto del proceso, no fue adecuadamente comprendido por el Tribunal ad quem, a momento de emitir el Auto de Vista ahora recurrido (fojas 281-283 vuelta), ya que en el último considerando, se volvió a concluir que se debía interpretar el contrato de provisión de equipos de fojas 54 a 59.

Sin embargo, independientemente de las estipulaciones de dicho contrato, se advierte en los documentos de fojas 71 a 74 (acta de recepción definitiva), 180 a 187 (oferta y propuesta técnica) y 189 a 190 (Pliego de Especificaciones Técnicas), citados por el recurrente, no identifican claramente que los conceptos demandados, fuesen accesorios ajenos a los ítems descritos en la documentación mencionada y lógicamente en el contrato de fojas 54 a 59.

Por otra parte, al haberse establecido que la pretensión de la empresa demandada, se encontraba prescrita al momento de iniciar la demanda, resultaría ahora, irrelevante establecer si es evidente o no que esos accesorios no fueron objeto del contrato de provisión de equipos, pese a que en el curso del proceso no existe prueba alguna que demuestre fehacientemente esa afirmación.

4.- En conclusión, se establece que no son evidentes las vulneraciones alegadas en el recurso de casación en el fondo, por ello, corresponde a este Tribunal, resolver conforme establecen los artículos 271 inciso 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición transitoria octava y artículo 42 Parágrafo I inciso 1), ambos de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio del 2010, así como del Parágrafo II del artículo 8 de la Ley Nº 212 de Transición del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Fernando Peñaranda Muñoz, en representación de la Compañía de Sistemas Profesionales S.R.L., contra el Auto de Vista Nº 325, de 26 de septiembre de 2007, cursante de fojas 281 a 283 vuelta, sin costas en todo el proceso, por no haber sido respondido el recurso y en aplicación del artículo 39 de la Ley Nº 1178.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 195/2012