S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 189

Sucre: 04 de septiembre de 2012

Expediente:C-54-07-S

Proceso: Incumplimiento de contrato.

Partes:José Gabriel Argote Torrico c/ Freddy Omar Aranibar Asbun y otra.

Distrito: Cochabamba

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

______________________________________________________________________

VISTOS: el recurso de casación de fojas 192 a 195, interpuesto por José Gabriel Argote Torrico por sí y en representación de Natalia, Ana Maria y Elizabeth Argote Torrico, contra el Auto de Vista de 27 de agosto de 2007, cursante de fojas 188 a 189 vuelta, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, en el proceso sobre incumplimiento de contrato, seguido por los actores en contra de Freddy Omar Aranibar Asbun y otra la respuesta de fojas 198 a 199 vuelta, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO: que, el Juez Segundo de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de Cochabamba, pronunció la Sentencia de 25 de abril de 2005, de fojas 160 a 167, declarando improbada la demanda, probada la excepción perentoria de incumplimiento opuesta a la demanda por ambos demandados, se declaró probada la acción reconvencional planteada por los demandados e improbada las excepciones perentorias opuestas a la acción reconvencional y en consecuencia se dispuso lo siguiente: a) Se declaró la resolución del contrato de Promesa y Opción de Compra Venta del local Comercial suscrito en fecha 12 de enero de 2001 con reconocimiento de firmas en la misma fecha.- b) Se dispuso la Restitución de los $us. 20.000,00.- (VEINTE MIL 00/100 DÓLARES AMERICANOS) otorgados en calidad de anticipo, más el pago de $us. 2.000.- (DOS MIL 00/100 DÓLARES AMERICANOS) emergentes del incumplimiento de contrato, en favor de las demandadas en tercero día de ejecutoriada como sea la sentencia bajo conminatoria de procederse al remate de los bienes de los obligados, y c) El pago de daños y perjuicios por la retención indebida del anticipo y los gastos de alquiler averiguables en ejecución de sentencia.

Deducidas la apelación por José Gabriel Argote por sí y en representación de Natalia, Ana Maria y Elizabeth Argote Torrico de fojas 170 a 172 vuelta, la Sala Civil Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, mediante Auto de Vista de 27 de agosto de 2007, cursante de fojas 188 a 189 vuelta, confirmó la Sentencia apelada, con costas.

Esta resolución, motivó que los recurrentes, mediante memorial cursante de fojas 192 a 195, formulen recurso de casación en el fondo con los siguientes fundamentos:

Acusan el incumplimiento del artículo 236 del Procedimiento Civil, por la supuesta falta de pertinencia en la resolución, que esa resolución del Tribunal Ad- quem comportaría la violación de la aplicación de las normas procesales. Asimismo acusan error de derecho en la apreciación de la prueba, porque teóricamente el juzgador debió haber utilizado la prueba de la tasa legal y jamás el de la sana crítica, alegan también la vulneración del artículo 397 parágrafos I y II del Código de Procedimiento Civil concordante con los artículos 1286, 1289, 1296, 1297, 1304, 1305, 1308, 1313 del Código Civil y los artículos 192, 400, 409, 441, 476 del Código de Procedimiento Civil. Por otra parte, denunciaron que el Auto de Vista impugnado no habría revisado y menos se ha pronunciado sobre la defectuosa apreciación de la prueba, incumplimiento de la obligación, falta de congruencia de la sentencia, y sentencia omisiva. Finalmente, señaló la falta de competencia para disponer la devolución de dineros y calificar daños y perjuicios, porque este hecho estaría inmerso en el contrato.

Con ese fundamento pidieron (textual): "Por todo lo expuesto y concurriendo causales de casación en el FONDO previsto Arts. 253 incisos 1, 2 y 3) del Código de Procedimiento Civil, por ello corresponderá al Tribunal Supremo, previa la compulsa de los antecedentes, la verificación de errores de hecho y derecho en la apreciación de las pruebas, falta de competencia, violación de la ley y disposiciones citadas en el presente recurso, pronunciar resolución en aplicación del artículo 274 del Código de Procedimiento Civil".

CONSIDERANDO: que, a través de su abundante jurisprudencia, este Tribunal Supremo ha dejado establecido que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho, que es concedida para invalidar una Sentencia o Auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, pudiendo plantearse en el fondo, en la forma o en ambos a la vez, conforme establece el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil.

Si el recurso de casación se interpone en el fondo, deberá circunscribirse a las causales de procedencia establecidas por el artículo 253 del Adjetivo Civil; su finalidad es la casación de la Sentencia o Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución, unificando la jurisprudencia e interpretación de las normas jurídicas o creando nueva jurisprudencia. En tanto que si el recurso se plantea en la forma, la fundamentación debe adecuarse a las previsiones establecidas en el artículo 254 del mismo cuerpo legal; persigue la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo -con o sin reposición- cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por la ley. Técnicamente no hay recurso de casación, cuando se plantea uno en el que no se concreta correctamente el reclamo como casación en el fondo o casación en la forma, lo que implica su improcedencia.

En ambos casos, es de inexcusable cumplimiento el mandato del artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, deben citarse en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

En la especie, el contenido del recurso y la forma en que concluye, denota la impericia del recurrente, en lo que a la técnica jurídica que estructura el recurso de casación se refiere, por cuanto el recurrente plantea el "recurso de casación en el fondo", pretendiendo que el Tribunal Supremo falle en la forma cuando acusa la vulneración de artículos del Código de Procedimiento Civil, siendo el contenido del recurso totalmente contradictorio e impreciso, al no haberse efectuado una distinción entre la casación en el fondo y la casación en la forma, olvidando el recurrente, que este recurso se equipara a una demanda nueva de puro derecho, cuya fundamentación legal debe ser totalmente clara y precisa, además de congruente con las pretensiones de quien la interpone. En efecto, de inicio, el recurso es interpuesto como de "Casación en el fondo" empero en el desarrollo de su contenido no se los discrimina ni individualiza, pues acusa la violación y errónea aplicación de los artículos 236, 397 parágrafo I y II, 192, 400, 409, 441 y 476 todos del Código de Procedimiento Civil, conjuntamente a aquella referida a la violación de los artículos 1286, 1289, 1296, 1297, 1304, 1305, 1308, 1313 del Código Civil, ignorando que el recurso de casación en el fondo y el recurso de casación en la forma son dos realidades procesales de distinta naturaleza jurídica, que no pueden confundirse entre sí, porque persiguen efectos jurídicos diferentes, razón por la que deben ser necesariamente individualizados y concluir, cada cual, con un petitorio claro, concreto y preciso de forma alternativa. Además de no especificar en qué consiste la violación, falsedad o error de cada uno de los artículos acusados; ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma, o ambos", conforme establece el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, planteamiento carente de los requisitos exigidos por ley, que motiva la improcedencia del recurso de casación en el fondo.

En resumen, las deficiencias del recurso, anotadas precedentemente, no permiten abrir la competencia de este Tribunal Supremo, correspondiendo resolver en la forma establecida por el artículo 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42 -I - numeral 1) y la Disposición Transitoria Octava de la Ley Nº 025 "Ley del Órgano Judicial" de 24 de junio de 2010, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial y lo establecido por el artículo 271-1) del Código de Procedimiento Civil, se declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fojas 192 a 195, interpuesto por José Gabriel Argote por sí y en representación de Natalia, Ana Maria y Elizabeth Argote Torrico. Con costas.

Se regula el honorario profesional del abogado en la suma de Bs.-500.- que mandará pagar el Tribunal A-quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 189/2012