S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 153

Sucre: 10 de agosto de 2012

Expediente: C-100-11-S

Proceso: Usucapión.

Partes:José Luís Zeballos Maldonado y la recurrentec/ Felipe Vela Zeballos y otros.

Distrito: Cochabamba

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos


VISTOS: el recurso de casación y/o nulidad interpuesto por Celinda Chávez Marriozo representada por Alfredo Chulve Flores de fojas 579 y vuelta, contra el Auto de Vista Nº 128 de 28 de marzo de 2011 pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, en el proceso sobre usucapión seguido por José Luís Zeballos Maldonado y la recurrente contra Felipe Vela Zeballos y presuntos interesados, la respuesta de fojas 582 a 587, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO: que, el Juez de Partido Cuarto en lo Civil y Comercial de la ciudad de Cochabamba pronunció la Sentencia Nº 200 de 1 de abril de 2010 (fojas 514 a 519), declarando improbada la demanda, probadas las excepciones perentorias de falsedad, ilegalidad y falta de acción y derecho, y probada la reconvención; en consecuencia dispone que los demandantes entreguen el inmueble objeto de litigio a favor del demandado; sin costas.

Deducida la apelación por los demandados, la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, mediante Auto de Vista Nº 128 de 28 de marzo de 2011 (fojas 574 y vuelta), anula el auto de concesión de alzada y declara ejecutoriada la sentencia apelada.

CONSIDERANDO: que, la demandante Celinda Chávez Marriozo en su recurso de "casación y/o nulidad" de 11 de abril de 2011 (fojas 579 y vuelta), anotando el artículo 254 numeral 4) del Código de Procedimiento Civil acusa que no se debió anular el recurso y declarar ejecutoriada la sentencia apelada pues se ha sustanciado correctamente el recurso, al efecto anota los artículos 254 numeral 4), 227, 237, 252, 236, 251 parágrafo I, 229 del Código de Procedimiento Civil y 15 de la Ley de Organización Judicial, que no se notificó con el auto de apertura de prueba a la Alcaldía Municipal de Cochabamba, al efecto apunta los artículos 140 parágrafo II del Código de Procedimiento Civil y 15 de la Ley de Organización Judicial.

CONSIDERANDO: que, del análisis y cotejo del recurso de "casación y/o nulidad", no obstante su particular argumentación, se llega a las siguientes conclusiones:

En virtud al artículo 220 parágrafos I numeral 1) y II del Código de Procedimiento Civil, que establece que el recurso de apelación tratándose de sentencias pronunciadas en procesos ordinarios se interpondrá en el plazo fatal de diez días a contar desde la notificación con la sentencia, es decir que dicho plazo, al ser fatal no admite prórroga ni restitución, corre de momento a momento tomándose en cuenta la hora y fecha en la que se realizó la notificación, aspecto superabundantemente ratificado por la jurisprudencia de la ex Corte Suprema de Justicia; el tribunal de apelación anuló obrados acertadamente hasta el auto de concesión de alzada declarando ejecutoriada la sentencia apelada, toda vez que el Juez inferior no advirtió que en el caso que nos ocupa y de la revisión de obrados, se evidencia que emitida la Sentencia Nº 200 de 1 de abril de 2010, la demandante -ahora recurrente- fue legalmente notificada con aquélla resolución de primera instancia el 9 de abril de 2010 a horas 14:55, conforme se desprende de la diligencia cursante a fojas 520, y que el recurso de apelación de fojas 523 a 526 vuelta fue presentado el 19 del mismo mes y año a horas 17:55 conforme consta en el cargo de fojas 527; esto es que, computado el tiempo transcurrido desde la notificación con la sentencia hasta la presentación del recurso de apelación, transcurrieron más de diez días, consecuentemente, el recurso de fojas 523 a 526 vuelta, fue presentado estando sobradamente vencido el plazo fatal establecido por el artículo 220 parágrafo I numeral 1) del Código de Procedimiento Civil, ante aquella situación, el Tribunal ad quem no hizo otra cosa que cumplir con la obligación de observar la previsión contenida en el artículo 237 numeral 4) del Código de Procedimiento Civil anulando el auto que concede la apelación cursante a fojas 550 vuelta y declarar ejecutoriada la sentencia; obrar de otra manera, era más que causar un evidente perjuicio a las partes, dilatando innecesariamente la conclusión definitiva del proceso. En concordancia con dichos dispositivos, el artículo 515 numeral 2) del mismo Código Adjetivo Civil determina que las sentencias recibirán autoridad de cosa juzgada cuando las partes consintieren tácitamente en su ejecutoria, hecho presupuesto en la especie, por la presentación extemporánea de la apelación. A esto, se debe agregar que las reglas procesales son de orden público y de observancia obligatoria, como lo manda imperativamente el artículo 90 parágrafo I del Código de Procedimiento Civil y las estipulaciones contrarias a lo dispuesto en este articulado serán nulas.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1) y disposición transitoria octava de la Ley del Órgano Judicial, conforme los artículos 271 numeral 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación y/o nulidad interpuesto por Celinda Chávez Marriozo representada por Alfredo Chulve Flores de fojas 579 y vuelta, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bolivianos 500, que mandará hacer efectivo el juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 153/2012