S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 142

Sucre: 30 de julio de 2012

Expediente: CH-38-07-A

Proceso: Reconocimiento judicial de derecho propietario.

Partes:Beatriz Carolina Guevara Guillén c/ Sergio Roberto Rivero Zurita

Distrito: Chuquisaca

Magistrada Relatora: Dra. Elisa Sánchez Mamani

______________________________________________________________________

 

VISTOS: El recurso de casación de fojas 268 a 272 vuelta, interpuesto por Sergio Roberto Rivero Zurita en contra del Auto de Vista Nº 257 de 10 de agosto de 2007, pronunciado por la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, en el proceso ordinario sobre reconocimiento judicial de derecho propietario seguido por Beatriz Carolina Guevara Guillén contra el recurrente, el auto que concede la impugnación, los antecedentes procesales y:

CONSIDERANDO: Que, la Jueza de Partido Quinto en lo Civil y Comercial de la ciudad de Sucre, pronunció el auto definitivo de 12 de mayo de 2007, cursante de fojas 240 a 241, declarando probada la excepción de prescripción formulada por el demandado Sergio Roberto Rivero Zurita.

Apelada la resolución, la Sala Civil Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca pronunció el Auto de Vista N° SCI 257 de 10 de agosto de 2007, mediante el cual revoca en forma total el auto impugnado, y deliberando en el fondo declara improbada la excepción de prescripción, disponiendo que la jueza de instancia prosiga con el trámite de la causa conforme a ley.

Contra la resolución de segunda instancia, Sergio Roberto Rivera Zurita, a través del memorial de fojas 268 a 272 vuelta, plantea recurso de casación en la forma y en el fondo con los siguientes fundamentos:

I.- En la forma.-

Denuncia al amparo del artículo 254 - 1) del Código de Procedimiento Civil, que no consta en el expediente la declaratoria en comisión del vocal de la Sala Civil Segunda Dr. Wilbur Daza Gutiérrez para ser excluido del conocimiento de la causa; que el vocal convocado de la Sala Penal Dr. Osvaldo Fong Roca, fue notificado con la convocatoria en fecha 11 de agosto de 2007, sin embargo, aparece firmando el auto de vista de fecha 10 de agosto de 2007; e indica que, según la providencia de convocatoria de fojas 261 y el auto de vista recurrido, se puede concluir que el vocal convocado Dr. Osvaldo Fong Roca, también fue de voto disidente, sin embargo la disidencia no consta en ningún actuado judicial, sino sólo en el auto de vista recurrido; señala que, ante la existencia de dos votos disidentes respecto al proyecto de la vocal relatora, necesariamente debía de efectuarse un segundo sorteo de la causa entre los vocales disidentes, para que exista un vocal relator legalmente designado; manifiesta que, en el auto de vista recurrido no consta la firma de la primera vocal relatora; indica que, la convocatoria de vocal de otra sala, debe de efectuarse con antelación de por lo menos tres días a la vista de la causa a fin de que las partes puedan ejercer su derecho de recusación.

En el fondo.-

Al amparo del artículo 253 - 1) del Código de Procedimiento Civil, denuncia que el auto de vista recurrido a violado, interpretado erróneamente y aplicado indebidamente el artículo 1538 numerales I), II) y III) del Código Civil, normas legales expresas y se ha incurrido en error de derecho y error de hecho en la apreciación de las pruebas de fojas 32 a 55, especialmente las cursantes de fojas 38 a 43, al revocar la declaratoria de prescripción dictada por la juez a quo y considerar erróneamente que los inmuebles en litigio son distintos.

Finaliza el recurso solicitando, se anule obrados hasta fojas 261 inclusive incluyendo la nulidad del auto de vista recurrido de fojas 263 a 265 vuelta, o alternativamente se case el auto de vista y deliberando en el fondo se mantenga firme y subsistente el auto interlocutorio definitivo Nº 338 de fojas 240 a 241, con responsabilidad.

CONSIDERANDO: Que, así expuesto el recurso de casación en la forma y en el fondo se ingresa a su consideración y análisis, y se tiene:

En cuanto al recurso de casación en la forma.-

Las normas procesales por disposición del artículo 90 del Código de Procedimiento Civil, son de orden público y cumplimiento obligatorio y éstas regulan la competencia con la que deben actuar los jueces y tribunales, así como la forma como deben organizarse estos últimos, al ser órganos o juzgados colegiados. Que el artículo 254 del Código de Procedimiento Civil en su primer numeral, establece como causa de nulidad "cuando la sentencia o auto recurrido hubiese sido dictado por tribunal incompetente, o integrado contraviniendo a lo dispuesto en la ley". Las que fueron Cortes Superior de Justicia se dividían en salas en función a las materias de su competencia, su organización atendía a los requerimientos y necesidades, pues así disponía el artículo 93 de la abrogada Ley de Organización Judicial. A cada sala este conjunto de normas orgánicas y de la competencia les confería atribuciones para el desarrollo precisamente de esta última. Asimismo, en las salas constituidas por dos o tres vocales eran suficientes dos votos uniformes cualquiera sea la forma de resolución, a menos que se trate de casación en cuyo caso se requería necesariamente tres votos, así se entendía del estudio sistemático y combinado de los artículos 100 de la abrogada Ley de Organización y de los artículos 277 y 278 del Código de Procedimiento Civil.

Bajo el contexto legal señalado supra, de la revisión de obrados no solamente en función de las acusaciones formuladas en el recurso de casación en la forma sino también en observancia del artículo 252 del Código de Procedimiento Civil, se evidencia que por efecto de la disidencia del vocal convocado de la Sala Civil Segunda Dr. Armando Cardozo Saravia al proyecto de resolución de la vocal relatora Dra. Lilian Paredes Gonzáles, por decreto de 10 de agosto de 2007, cursante a fojas 261, la única vocal que conformaba la Sala Civil Primera Lilian Paredes Gonzáles en razón a la declaratoria en comisión del otro vocal de la Sala Civil Segunda, convoca al vocal de turno de la Sala Penal Dr. Osvaldo Fong Roca para conformar sala y dirimir el voto, convocatoria con la que se notifica al convocado en fecha 11 de agosto de 2007, es decir, con posterioridad a la fecha del propio auto de vista, que es emitido en la misma fecha de la convocatoria (10 de agosto de 2007). En efecto, si se convocó para formar sala y dirimir voto por decreto de 10 de agosto de 2007, no podía firmar el auto de vista de 10 de agosto del 2007 porque el convocado aún no estaba notificado, como tampoco pudo emitirse la resolución, infiriéndose de todo esto la vulneración de la preceptiva contenida en los artículos 277 y 279 del Código de Procedimiento Civil.

La integración del tribunal con convocatoria de otro vocal de otra sala especializada, debe ser de conocimiento tanto del convocado cuanto de las partes, lo que no ha ocurrido en la especie, por cuanto la notificación a las partes y al vocal de la sala penal con el llamamiento de fojas 261 se ha realizado en fecha 11 de agosto del 2007, es decir, con posterioridad inclusive a la resolución de segundo grado que es de fecha 10 de agosto de 2007, por lo que no se ha obrado correctamente y debe ser enmendado el error por estar comprometida la conformación del tribunal.

Por otra parte, corresponde dejar establecido que, cuando una sala especializada está compuesta de dos miembros y uno de ellos no está de acuerdo con el proyecto de resolución de la vocal o vocal relatora o relator formula su disidencia elaborando un nuevo proyecto de resolución, debiendo convocarse para formar sala a otro vocal de otra sala con el objeto de manifestar con su firma si está de acuerdo con uno de los dos proyectos de resolución, o como también en caso de no estar de acuerdo con ninguno de ellos presentar su disidencia presentando un nuevo proyecto de resolución y convocarse a otro vocal, lo que no ha ocurrido en el caso concreto al estar el vocal convocado de acuerdo con el segundo proyecto, de ahí que no se requería ninguna constancia de disidencia del vocal convocado como afirma el recurrente.

En cuanto a la denuncia de ausencia de firma de la primera relatora Dra. Lilian Paredes Gonzáles, ésta resulta falsa porque se puede evidenciar que la misma consta en el auto de vista recurrido.

Por lo expuesto, al no haberse conformado sala con observancia a los textos legales indicados, se ingresa en la nulidad establecida por el ordinal 1) del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil, a ella se agrega la nulidad establecida en el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil por violación de normas procesales de orden público, lo que impide considerar el recurso de casación en el fondo, por el efecto del artículo 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición transitoria octava, artículo 42 - I - 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de 24 de junio del 2010, así como del parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial, ANULA el auto de vista incluyendo el sorteo y previa correcta conformación de la sala y realización de nuevo sorteo de la causa, resuelva la alzada con sujeción al artículo 236 del Código de Procedimiento Civil. Sin responsabilidad por ser excusable el error

Cumpliendo lo previsto por el artículo 17 - IV de la Ley del Órgano Judicial, comuníquese la presente decisión al Consejo de la Magistratura a los fines de ley.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

ibro Tomas de Razón 142/2012