S A L A C I V I L L I Q U I D A D O R A

Auto Supremo: Nº 29

Sucre: 13 de abril de 2012

Expediente: LP-35-07-S

Proceso: Revisión de fallos

Partes: Johnny Eduardo Jáuregui Indaburuc/ Banco Sur en Liquidación

Distrito: La Paz

Magistrado Relator: Dr. Javier Medardo Serrano Llanos


VISTOS: el recurso de casación en la forma interpuesto por Johnny Eduardo Jáuregui Indaburu representado por Juan Carlos Valencia Vargas de fojas 446 a 448, contra el Auto de Vista Nº 509 de 20 de noviembre de 2006 pronunciado por la Sala Civil Cuarta de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro el proceso sobre revisión de fallos seguido por el recurrente contra el Banco Sur en Liquidación, la respuesta de fojas 463 a 464, los antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO: que, el Juez Décimo de Partido en lo Civil y Comercial de la ciudad de La Paz pronunció la Sentencia Nº 457 de 1º de diciembre de 2003 (fojas 406 a 413), declarando probada la demanda en tal virtud sin eficacia la Sentencia Nº 120-A/2000 y el Auto de Vista Nº 001/2001 y en esa razón se declaró probada la excepción extintiva o liberatoria planteada por Johnny Eduardo Jáuregui Indaburu, e improbada la excepción de fojas 77, con costas.

Deducida la apelación por la entidad demandada, la Sala Civil Cuarta de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz mediante Auto de Vista Nº 509 de 20 de noviembre de 2006 (fojas 443 y vuelta), anula obrados hasta fojas 436, debiendo dictarse un nuevo auto de concesión de apelación.

CONSIDERANDO: que, el demandante Johnny Eduardo Jáuregui Indaburu representado por Juan Carlos Valencia Vargas en su recurso de casación en la forma de 19 de diciembre de 2006 (fojas 446 a 448), citando el artículo 254-4) del Código de Procedimiento Civil manifiesta que tácitamente por auto de 28 de marzo de 2006 se concedió las apelaciones de fojas 104 y 417-424, además al no señalar expresamente que se concedían las dos apelaciones únicamente se omitió una simple formalidad que no se encuentra penada con nulidad.

CONSIDERANDO: que, del análisis y cotejo del recurso de casación en la forma se llega a las siguientes conclusiones:

El Auto de 28 de marzo de 2006 (fojas 436), no concedió el recurso de apelación de fojas 104 y vuelta formulada contra la Resolución Nº 223 de 10 de mayo de 2002 (fojas 88 y vuelta), no obstante que la entidad demandada fundamentó dicho recurso a momento de apelar de la sentencia. En consecuencia no se advierte que el Tribunal de alzada haya incurrido en la causal de nulidad prevista por el artículo 254 numeral 4) del Código de Procedimiento Civil, pues el auto de vista recurrido anuló acertadamente el Auto de 28 de marzo de 2006, toda vez que tal resolución concesoria omitió pronunciarse sobre la apelación de fojas 104 y vuelta.

POR TANTO: la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1) y disposición transitoria octava de la Ley del Órgano Judicial, conforme los artículos 271 numeral 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma interpuesto por Johnny Eduardo Jáuregui Indaburu representado por Juan Carlos Valencia Vargas de fojas 446 a 448, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bolivianos 500, que mandará hacer efectivo el juez inferior.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Fdo. Dr. Javier M. Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Fdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Ante Mi.- Abog. Freddy H. Rodríguez Machicado Secretario de Sala

Libro Tomas de Razón 27/2012