SALA CIVIL SEGUNDA

Expediente Nº Sc-21-06-S

AUTO SUPREMO Nº 85 Sucre, 23 de Septiembre de 2009

DISTRITO: Santa Cruz Proceso: Ordinario Civil

Partes: Cristina Castedo Pérez c/ Cerafin Castedo Pérez

MINISTRA RELATORA: Dra. Rosario Canedo Justiniano

VISTOS: El recurso de casación en la forma interpuesto a fs. 152 a 153, por Lucía Rodríguez de Castedo y Deliz Cecilia Castedo Rodríguez, ésta última en representación de Cerafín Castedo Pérez, contra el Auto de Vista No. 524 de 8 de septiembre de 2005, cursante a fs. 148 a 149 vlta., pronunciado por la Sala Civil Primera de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso ordinario de venta de inmueble por incómoda división seguido por Cristina Castedo Pérez contra los recurrentes, la respuesta de fs. 154 a 155, el auto de concesión de fs. 155 vta., los antecedentes procesales y,

CONSIDERANDO: Que el Juez Décimo Primero de Partido Ordinario en lo Civil y Comercial de la ciudad de Santa Cruz, pronunció la Sentencia de fs. 129 a 131 de 30 de diciembre de 2004, declarando probada en parte la demanda de fs. 5 a 6 e improbada en todas sus partes las demandas reconvecionales de fs. 34 a 35 vlta. y de fs. 38 a 39 vlta., disponiendo que en ejecución de sentencia se cuantifique el valor (no del inmueble) solamente del terreno, para proceder a su venta en pública subasta y su posterior partición. Sin costas por ser juicio doble.

En apelación deducida por la parte demandada, la Sala Civil Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, mediante Auto de Vista de fs. 148 a 149 vlta. confirmó la sentencia apelada en la parte que declara probada la demanda de fs. 5 a 6 e improbada la reconvención sobre mejor derecho de propiedad, y revocó la parte que declara improbada la reconvención de fs. 34 a 35 y 38 a 39 y la declaró probada en lo concerniente a los gastos, mantenimiento y mejoras introducidas por los demandados en el inmueble materia de este juicio, disponiendo se cuantifique en ejecución de sentencia.

Contra la referida resolución de segundo grado, Lucía Rodríguez de Castedo y Deliz Cecilia Castedo Rodríguez, ésta última en representación de Cerafín Castedo Pérez, interponen recurso de casación en la forma, acusando la vulneración del art. 204 del Código de Procedimiento Civil, manifestando que la sentencia ha sido dictada fuera de término y por lo tanto con pérdida de competencia, provocando la nulidad del fallo por expresa determinación del art. 208 del precitado adjetivo civil.

Concluyen solicitando que el tribunal de casación luego de constatar las infracciones de orden público acusadas y conforme a los arts. 252 y 275 del Código de Procedimiento Civil anule el proceso reponiéndolo hasta el vicio más antiguo, es decir, hasta la sentencia de primera instancia de 30 de diciembre de 2004, saliente de fs. 129 a 131 de obrados.

CONSIDERANDO: Que así expuestos los fundamentos del recurso, se pasa al análisis de su contenido a efectos de su resolución.

Que el art. 204-I-1) del Código de Procedimiento Civil establece que las sentencias, salvo disposición expresa de la ley, se pronunciarán dentro de los cuarenta días en los procesos ordinarios. El mismo artículo en el parágrafo II dispone que éste plazo se computará desde la providencia de autos tratándose de procesos ordinarios. Por otro lado, el art. 141 del precitado adjetivo civil prevé que, los plazos transcurrirán ininterrumpidamente y sólo se suspenderán durante las vacaciones judiciales.

En el sub lite, de los antecedentes que cursan en el proceso, se tiene que el decreto de "autos" de fs. 127, data de fecha 28 de octubre de 2004, habiéndose emitido la sentencia de fs. 129 a 131 el 30 de diciembre del mismo año, lo que en apariencia implicaría que la sentencia hubiese sido dictada fuera del término de ley.

Que si bien no existe constancia en obrados de la fecha en que ingresó en vacación judicial el Distrito de Santa Cruz, como era deber del secretario del juzgado hacer constar, sin embargo, informada oficialmente esta Sala Civil mediante nota expedida que se adjunta al proceso, se tiene que la vacación judicial de dicho Distrito comenzó el 29 de noviembre hasta el 23 de diciembre de 2004, en consecuencia, efectuando el cómputo del término desde el decreto de "autos" hasta la fecha de la sentencia, descontando los días de la vacación judicial, se establece que la sentencia fue pronunciada dentro del plazo previsto en el art. 204-I-1) del Código de Procedimiento Civil, por lo que no hay mérito para la nulidad de obrados solicitada.

POR TANTO: La Sala Civil Segunda de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, ejerciendo la atribución que le confiere el art. 58 numeral 1) de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 152 a 153 de obrados, con costas.

Se regula el honorario profesional de abogado en la suma de Bs. 500.-, que mandará pagar el tribunal ad quem.

Se llama severamente la atención al secretario del juzgado Pablo W. Antelo Suárez, por no haber dejado constancia en obrados de la vacación judicial, omisión que podía inducir en error a efectos del cómputo del plazo procesal.

Para sorteo y resolución según convocatoria de fs. 159 a 159 vlta. interviene la Ministra Rosario Canedo Justiniano, Presidente de la Sala Civil Primera.

MINISTRA RELATORA: Rosario Canedo Justiniano.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo. Dra. Rosario Canedo Justiniano

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares

Proveido, Dra. Gladys Segovia García, Secretaria de Cámara