SALA CIVIL SEGUNDA

Expediente Nº C-59-06-A

AUTO SUPREMO Nº 11 Sucre, 19 de mayo de 2009

DISTRITO: Cochabamba Proceso: Declaración Judicial de paternidad

Partes: Jorge Larach Santiago c/ Pablo Gutiérrez Herbas

MINISTRO RELATOR: Dr. Julio Ortiz Linares

 

VISTOS: El recurso de casación en el fondo promovido por Gastón Alberto, Alfredo Federico, Fernando Gustavo todos Gutiérrez Guzmán y Mario Salinas Gamarra en representación de Víctor Pablo Gutiérrez Guzmán a fs. 267-268 vta., contra el Auto de Vista No. 169 de 28 de julio de 2006, cursante a fs. 264 y vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, en el proceso ordinario sobre declaración judicial de paternidad seguido por Jorge Larach Santiago contra los recurrentes, los antecedentes procesales y

CONSIDERANDO I: Que tramitado el proceso de referencia, el Juez de Partido Primero de Familia de Cochabamba pronunció el Auto Definitivo de 31 de mayo de 2005, declarando probada la excepción previa de prescripción formulada por los demandados, motivando con ello la interposición del recurso de apelación de fs. 159-160, deducida por Gilma Pereira Aguilar en representación de Jorge Larach Santiago, que a su vez mereció el auto de vista de 28 de julio de 2006, emitido por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, a través del cual revocó el auto apelado y declaró improbada la excepción previa de prescripción, disponiendo que el a quo continúe con el trámite de la causa.

Esta decisión propició la interposición del recurso de casación en el fondo de fs. 267-268 vta., a través del cual los demandados denunciaron que el tribunal de alzada se limitó a transcribir los fundamentos de la SC 0051/2006 de 22 de junio, sin analizar el auto impugnado ni el recurso de apelación, soslayando que el demandante nació en 1942 y que en 1963 adquirió la mayoría de edad, oportunidad que le habilitaba para exigir y pedir la investigación de paternidad, situación que no fue promovida por el demandante hasta ahora, lo que implica una renuncia tácita a ella así como al derecho al nombre.

Agregan, que la sentencia constitucional 0051/2006 de 22 de junio que deroga parcialmente el art. 206 del CF, es inaplicable al presente caso porque constituye un fallo reciente y la investigación de paternidad deducida por Jorge Larach Santiago debió regirse a las normas constitucionales y familiares que regían en 1942, esta situación implica la conculcación del art. 33 de la Constitución Política del Estado en cuanto se refiere a la irretroactividad de la ley, hecho que conforme al art. 252 del código de Procedimiento Civil, apareja la nulidad del proceso, advirtiéndose además la existencia de errores de hecho y de derecho.

Concluyó solicitando se case el auto de vista y deliberando en el fondo se confirme el auto recurrido.

CONSIDERANDO II: Que así expuestos los fundamentos del recurso que se examina, corresponde resolver el mismo conforme las siguientes conclusiones:

1.- Antecedentes del proceso: Mediante memorial de fs. 109, presentado el 19 de noviembre de 2004, Fernando Gustavo, Alfredo Federico y Gastón Alberto todos Gutiérrez Guzmán, en su calidad de herederos de Víctor Gutiérrez, promovieron excepción previa de prescripción al amparo del art. 206 del Código de Familia, aduciendo que la presente demanda fue presentada 6 años después del fallecimiento del causante, es decir, fuera del término de 2 años establecido en dicha norma, razón por la que mereció el auto definitivo de 31 de mayo de 2005 (fs. 148 y vta.), a través del cual se declaró probada la aludida excepción previa de prescripción.

Mediante memorial de fs. 136-137 vta., la apoderada del demandante solicitó al a quo promueva recurso indirecto o incidental de inconstitucionalidad contra el art. 206 del CF, acción que fue rechazada mediante auto de 31 de mayo de 2005, conforme consta a fs. 150-151 de obrados, remitiéndose antecedentes al Tribunal Constitucional para la respectiva consulta que aprobó la misma mediante Auto Constitucional No. 278/2005-CA de 23 de junio, por cuanto no se cumplieron con los requisitos y condiciones estipulados en el art. 60 de la Ley del Tribunal Constitucional (LTC) (fs. 192-195).

Posteriormente, a fs. 216-224, Jorge Larach Santiago Promovió nuevamente recurso indirecto o incidental de inconstitucionalidad, que fue admitido por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Cochabamba, mediante auto de 19 de enero de 2006 (fs. 228 y vta.), por lo que se remitieron obrados ante el Tribunal Constitucional que a su vez admitió dicho recurso a través del AC No. 110/2006-CA de 6 de marzo (fs. 238-241), emitiendo posteriormente la SC No. 0051/2006 de 22 de junio en la que se determinó -entre otras cosas- "(...) que el contenido de la normativa impugnada, en particular, y por ende, el régimen legal de la filiación desarrollada en el Libro Segundo del Código de Familia, en general, no respeta la igualdad de los derechos y obligaciones que tienen los hijos respecto de sus progenitores, reconocida en el art. 195.I de la CPE, sino que más bien, en razón de su origen, en flagrante vulneración del precepto constitucional citado, hace una distinción arbitraria y discriminatoria en perjuicio de los hijos de madre y padre no casados entre sí, al condicionar su derecho a establecer la verdad en lo concerniente a su filiación, mientras viva su progenitor, o dentro de los dos años de ocurrido su deceso".

En consecuencia, en base a este y otros razonamientos, el tribunal constitucional declaró inconstitucional la parte in fine del segundo párrafo del art. 206 del CF que dice: "siempre que no hayan transcurrido dos años desde la muerte de éste último". Asimismo, declaró inconstitucional de forma parcial la primera parte del segundo párrafo del referido art. 206 del CF, en la frase: "sólo procede en vida del pretendido padre y".

2.- Efectos de la sentencia constitucional: de acuerdo a nuestra doctrina, la finalidad del recurso indirecto incidental de inconstitucionalidad, es someter al control de constitucionalidad una disposición legal sobre cuya constitucionalidad se tiene duda razonable y fundada, en aquellos casos en los que una sentencia o resolución administrativa debe fundarse en sus normas, es decir, es menester que la decisión que debe adoptar el juez, tribunal o autoridad administrativa dependa de la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la disposición legal que necesariamente será aplicada en la resolución del caso concreto.

Bajo estas premisas, conforme con lo establecido en el art. 58.III de la LTC, la sentencia que declare la inconstitucionalidad parcial de la norma legal impugnada, tendrá efecto derogatorio de los artículos sobre los que hubiera recaído la declaratoria de inconstitucionalidad y seguirán vigentes los restantes, lo que implica que a partir de la notificación del recurrente con la sentencia expedida, ninguna autoridad, funcionario público, juez o tribunal podrá aplicar o fundar su decisión en las normas declaradas inconstitucionales.

3.- Sobre el recurso de casación en el fondo planteado: ahora bien, resolviendo el recurso de casación planteado en el marco de los antecedentes y fundamentos anteriormente expuestos, es menester señalar que la SC 0051/2006 de 22 de junio pronunciada por el Tribunal Constitucional, tiene su origen en el recurso indirecto o incidental promovido por Jorge Larach Santiago dentro del presente proceso de reconocimiento judicial de paternidad que interpuso contra Gustavo Alberto Gutiérrez Guzmán y otros, alegando la inconstitucionalidad de algunos preceptos del art. 206 del CF, habida cuenta que la excepción previa de prescripción promovida por los demandados y resuelta por el a quo, se sustentó fáctica y jurídicamente en las normas sometidas a control de constitucionalidad, circunstancia que debía ser revisada nuevamente por el tribunal de alzada a raíz de la interposición del recurso de apelación deducido contra dicho fallo que, a la sazón, declaró probada la excepción de prescripción, de donde resulta que la sentencia emitida por el tribunal constitucional es vinculante para las partes que intervienen en la tramitación de esta causa, en el marco de lo preceptuado por el art. 44 de la LTC, lo que nos lleva a la conclusión de que no es posible aducir que el tribunal de apelación realizó una aplicación retroactiva de la SC 0051/2006 y que vulneró lo previsto en el art. 33 de la anterior Constitución Política del Estado al revocar el fallo de primera instancia y declarar improbada la excepción de prescripción, puesto que, por mandato del art. 58.III de la LTC, la sentencia que declara la inconstitucionalidad parcial de la norma legal impugnada, tiene efecto derogatorio sobre los artículos declarados inconstitucionales, lo que implica que a partir de la notificación del recurrente con la sentencia expedida, no podía aplicar o fundar su decisión en dichos preceptos declarados inconstitucionales, aspecto adecuadamente compulsado por el tribunal de apelación que emitió la resolución de vista ahora impugnada.

En consecuencia, en mérito a lo expuesto es posible concluir que no son evidentes las denuncias formuladas en el recurso que se revisa, por lo que corresponde fallar conforme los arts. 271.2) y 273 del adjetivo civil.

POR TANTO: La Sala Civil Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 267-268 vta., con costas.

Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs. 500.- que mandará hacer efectivo el Tribunal de alzada.

Para sorteo y resolución de la causa, interviene la señora Ministra Rosario Canedo Justiniano, según convocatoria de fs. 283-284 de obrados.

MINISTRO RELATOR: Julio Ortiz Linares

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

 

Fdo. Dr. Julio Ortiz Linares

Fdo. Dra. Rosario Canedo Justiniano

Proveido: Gladis Segovia García.- Secretaria de Cámara