SALA CIVIL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: Nº 184 Sucre, 31 de mayo de 2.005.

DISTRITO: La Paz RECURSO: Ordinario - (Usucapión ).

PARTES: Cristina Salinas vda. de Cavero c/ Laureano Yana y esposa.

MINISTRO RELATOR: Dr. Eddy Walter Fernández Gutiérrez.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

VISTOS: Los recursos de casación de fs. 192 a 194, deducido por la actora Cristina Salinas vda. de Cavero y de fs. 196-197 interpuesto por Alejandro Huanca Mamani en representación de los demandados Laureano Yana y Felipa Chambi de Yana contra el auto de vista No. 181/2003 de 14 de abril de 2003 (fs. 188), pronunciado por la Sala Civil Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro el proceso ordinario de usucapión iniciado por Cristina Salinas contra Laureano Yana y esposa, quienes interponen reconvención sobre mejor derecho y reivindicación de inmueble, las respuestas de fs. 196-197 y 203, respectivamente; los antecedentes del proceso; y,

CONSIDERANDO I: Que, mediante sentencia No. 65/2002 de 8 de marzo de 2002 cursante a fs. 163 a 168, la jueza de partido 6to en lo civil de La Paz, declara probada la demanda de fs. 1 y 17 y operada la prescripción adquisitiva del inmueble de 120,20 m2, ubicado en la Calle Ignacia Zeballos No. 2354, zona Alto Mariscal Santa Cruz La Portada de la ciudad de La Paz, a favor de Cristina Salinas vda. de Cavero e improbada la demanda reconvencional de fs. 50-51, sin costas por ser juicio doble.

Que, en grado de apelación, mediante auto de vista No. 181/2003 de 14 de abril de 2003 (fs. 188-188 vta.), se anula obrados hasta fs. 1 vta, (decreto de 5 de mayo de 2000), ordenando a la juez observar los presupuestos procesales antes de admitir la demanda, conforme al inc. 4 del art. 237 del Pdto. Civil.

Que, contra este auto de vista ambas partes, plantean recurso de casación, la actora para que se case el auto de vista y se confirme la sentencia; en tanto que los demandados solicitan se case el auto de vista y, deliberando en el fondo, se declare improbada la demanda de usucapión y probada la reconvención de mejor derecho propietario y reivindicación con alternativa de lanzamiento.

CONSIDERANDO II: Que, es deber del Tribunal Supremo fiscalizar intra proceso, si los tribunales inferiores observaron en la tramitación y resolución de la causa, las normas que hacen a los actos y actuaciones procesales, así como los plazos establecidos al efecto, conforme determina el art. 15 de la L.O.J., para que, en caso de infracción de disposiciones adjetivas de orden público, se sancione con nulidad, conforme lo previsto por el art. 252 del Pdto. Civil.

Que, en efecto, es indispensable en la tramitación de los procesos que la sentencia deba tener correspondencia frente a la pretensión de la demanda, la contestación, reconvención, los medios de defensa y la prueba aportada por las partes, de manera que no exista contradicción, debiendo observarse lo dispuesto por el Art. 190 del Pdto. Civil, siendo deber del juzgador de primera instancia examinar todas las pruebas aportadas al proceso, analizar y valorar conforme establecen los Arts. 1286 del Cód. Civil y 397 de su Pdto, a fin de determinar el resultado que corresponda. En el caso que nos ocupa, se concluye que la sentencia de fs. 163-168, contiene análisis sobre la acción principal, la reconvención y los medios probatorios, en sujeción al art. 375 del adjetivo civil; mientras que el auto de vista de fs. 188-188 vta., no se ajusta a lo dispuesto por los Arts. 227 y 236 del Pdto. Civil; toda vez que esta resolución no responde a los puntos demandados, es incompleta e incongruente.

CONSIDERANDO III: Que, el auto de vista en su tercer considerando, justifica la decisión de nulidad de obrados, en los siguientes puntos: 1) que la juez a-quo no ha observado los presupuestos procesales de la acción de usucapión, aunque reconoce que una de las condiciones sustanciales de esta acción, es que se adquiere la propiedad de bien inmueble con solo la posesión, para luego concluir que la actora no tiene legitimación activa, que carece de personería, que la acción debía interponerse de manera conjunta con sus hijos o mediante apoderado legal; 2) que la actora habría manifestado a tiempo de subsanar su demanda que el inmueble adquirió conjuntamente su esposo fallecido, de Adolfo Tintaya, a quien no se ha integrado a la litis como co-demandado; 3) que la juez a quo al haber conocido y resuelto el proceso de usucapión sin la legitimación procesal de actora, ha actuado sin competencia, que ha violado los arts. 50 y 58 del Pdto. Civil, y que por esa razón sanciona con la nulidad de obrados.

Que, sobre el particular, de la revisión minuciosa del expediente, se colige que si bien la actora hizo mención que se encuentra en posesión del inmueble desde el año 1986 conjuntamente sus cinco hijos, desde el momento de la compra que hicieron con su esposo Lucio Eusebio Cavero Ponce; sin embargo, de la demanda se colige, que la actora no ha planteado la demanda de usucapión para sí y en representación de sus hijos, sino sólo a su nombre. Por consiguiente, se extraña que el auto de vista desconozca la legitimación que le asiste a la demandante, atentando los principios de economía y celeridad.

Que, con referencia al hecho de que debe incluirse a persona ajena al proceso (Adolfo Tintaya), tampoco es correcto, porque la acción pretendida por la actora de usucapión o prescripción adquisitiva de inmueble, es adquirir el derecho de propiedad, que no es lo mismo dirimir entre las partes mejor derecho de propiedad; de manera que al haberse interpuesto la demanda sólo contra los esposos Yana-Chambi, es suficiente, porque el inmueble aún se halla registrado en Derechos Reales a nombre de éllos.

Que, ante tal situación, al haber anulado el proceso, el tribunal de apelación desconoce su propia competencia e impide al Supremo Tribunal pronunciarse sobre el fondo del proceso; por cuanto el auto de vista carece de los principios de congruencia y exhaustividad consagrados en los arts. 190 y 236 del Pdto. Civil; siendo por lo tanto imperioso ejercer la obligación fiscalizadora prevista por el art. 15 de la L.O.J., de aplicación inexcusable por la garantía al debido proceso, toda vez que las omisiones que se observan son causa de nulidad; por todo lo expresado, releva a este Tribunal considerar los recursos interpuestos por ambas partes.

POR TANTO: La Sala Civil Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la atribución contendida por el inc. 1) del art. 58 de la L.O.J., y expresa aplicación de los arts. 252 y 275, con relación al inc. 3) del art. 271 del Pdto. Civil, ANULA el auto de vista de fs. 188-188 vta. y dispone que el tribunal ad quem emita nueva resolución previo sorteo, sin espera de turno y con la pertinencia prevista por el art. 236 del Pdto. Civil.

No siendo excusable el error, se sanciona a los vocales suscribientes del auto de vista, con una multa de Bs. 100.- a cada uno a ser descontados de sus haberes por habilitación.

Relator:Ministro Dr. Eddy Walter Fernández Gutiérrez

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr. Eddy Walter Fernández Gutiérrez.

Dr. Julio Ortiz Linares.

Dr. Juan José González Osio.

Proveído: Sucre, 31 de mayo de 2005.

Ma. del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Segunda.