SALA CIVIL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No 123 Sucre, 14 de diciembre de 2004.

DISTRITO: Beni. PROCESO: Ordinario (Resarcimiento de Daños).

PARTES: Nancy Chuviru Yaune c/ Carlos Melgar Soruco.

MINISTRA RELATORA: Dra. Nelly De la Cruz de Palomeque.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

VISTOS: El memorial de recurso de casación cursante de fs. 235 -237 vta., interpuesto por Hans Soruco Suárez en representación de Carlos Melgar Soruco; y el memorial de recurso de casación de fs. 240-240 vta., interpuesto por Nancy Chuviru Yaune, ambos contra el Auto de Vista de fs. 229-230 vta. dictado por la Sala Civil de la Corte Superior del Distrito Judicial de Trinidad Beni, en fecha 15 de enero de 2003, dentro del proceso ordinario de resarcimiento de daños seguido por Nancy Chuviru Yaune contra Carlos Melgar Soruco, los memoriales de respuesta cursantes a fs. 240 - 241 vta., y 243, respectivamente, el auto de concesión del recurso de fs. 243 vta., los demás antecedentes Procesales; y

CONSIDERANDO: Que la Sentencia dictada por el Juez Primero de Partido en materia Civil y Comercial del Distrito Judicial del Beni, de fs.212 - 215, resuelve declarar probada la demanda principal, disponiendo que en ejecución de sentencia y previa valoración correspondiente se califique el monto que deberá cancelar el demandado Carlos Melgar Soruco.

Sentencia que es recurrida de apelación por el demandado, y que en ejercicio de su competencia el Tribunal ad quem decide revocar parcialmente la sentencia disponiendo que el demandado pague la quinta parte del monto de la indemnización solicitada por la demandante.

CONSIDERANDO: Que dicho Auto de Vista así expresado es motivo de recurso de casación por ambas partes litigantes; inicialmente el apoderado de Carlos Melgar Soruco interpone recurso de casación en el fondo y en la forma dentro del plazo establecido por el art. 257 del Código de Procedimiento Civil. Por su parte la demandante Nancy Chuviru Yaune interpone recurso de casación que se encuentra fuera del plazo ya señalado, estableciéndose tal extremo de acuerdo al siguiente cómputo: a fs. 233 cursa notificación a Nancy Chuviru Yaune cumplido en 17 de enero de 2003 hrs. 17:30 con el decreto al memorial de complementación y explicación que solicitó el demandado, corriéndole desde tal fecha los 8 días de ley para la presentación de su recurso de casación, de conformidad al art. 221 del ya citado Código Adjetivo Civil. Se hace constar que de manera injustificada e inexplicable se registra a fs. 239 una otra diligencia de notificación que pretende confundir el cómputo del plazo de interposición del recurso de casación.

Que el demandado recurrente aduce en su memorial que el Auto de Vista es lesivo, perjudicial y gravoso a los intereses de su mandante, incumpliendo en el mismo con las especificaciones exigidas por el art. 258 - 2) del Código de Procedimiento Civil, esto es, expresar de manera clara, concreta y precisa el folio del Auto de Vista recurrido, y la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, especificando en qué consiste tal violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma o en ambos.

Se limita el recurrente a decir que la sentencia del a quo es nula de pleno derecho por haberse dictado fuera del término legal, vale decir los 40 días a contar del decreto de "Autos" según el art. 204 - 1) del Procedimiento Civil, descuidando el recurrente la verificación acerca del dato que cursa a fs. 211 vta., del expediente, o sea, el tiempo de la vacación judicial que interrumpe el cómputo normal de dicho plazo, resultando de ello que la Sentencia fue dictada dentro del plazo previsto por la ley. Observa igualmente que en la tramitación de proceso se ha incumplido el art. 254 - 7) del mismo código al no incluir el Acta de Conciliación correspondiente.

Que el art. 182 del referido Código de Procedimiento Civil señala que el Juez hasta antes de la Sentencia podrá llamar a las partes a conciliación, normativa concordante con la del art. 16 de la Ley de Organización Judicial que de la misma forma prescribe que los jueces, en cualquier estado de la causa, tienen la obligación de procurar la conciliación de las partes, convocándolas a audiencias en las que puedan establecerse acuerdos que den fin al proceso o abrevien su trámite; y que interpretando tal deber de conciliación, la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, mediante acuerdo de Sala Plena instruyó a los jueces del país acerca de la fijación de audiencias conciliatorias. Sobre el particular se puede apreciar a fs. 208, que el juez a quo mediante decreto de 19 de diciembre de 2000 cumplió con este mandato legal al fijar día y hora de audiencia de conciliación entre partes.

CONSIDERANDO: Que el recurso de casación tiene la calidad de una demanda nueva de puro derecho, y que el mismo debe guardar las exigencias procesales del art. 258 - 2) del Código de Procedimiento Civil en relación a los arts. 253 y 254 del mismo Código, esto es, que se deben citar de manera clara, precisa y concreta la violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley, las disposiciones contradictoriamente aplicadas o los errores de hecho o de derecho en la apreciación de las pruebas en que se hubiera incurrido, o finalmente aquellos casos en que no se habrían observado las formas esenciales del proceso.

Que dentro del marco expuesto, una vez revisado el trámite judicial de nuestro conocimiento se encuentra que en los actuados procesales y en los fundamentos que expone por el tribunal ad quem, se ha procedido con la adecuada apreciación de los antecedentes y la correcta aplicación de las normas pertinentes, situación que demuestra no haberse incurrido en las faltas impugnadas por el recurrente.

En consecuencia corresponde dar aplicación a la norma fijada por los arts. 271 - 2) y 273 del Código adjetivo Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Segunda de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, en cumplimiento de la facultad prevista por el art. 58 numeral 1) de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADO el recurso, con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 500.- cuyo cumplimiento mandará hacer efectivo el Tribunal ad quem.

Relatora: Ministra Dra. Nelly De la Cruz de Palomeque.

Regístrese y devuélvase.

Firmado: Dra. Nelly De la Cruz de Palomeque.

Dr. Gonzalo Castellanos Trigo.

Proveído: Sucre, 14 de diciembre de 2004.

Ma. del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Segunda.

?? ?? ?? ??