SALA CIVIL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No 107 Sucre, 24 de noviembre de 2004

DISTRITO: Oruro. PROCESO: Ordinario (Nulidad de Trámite de Usucapión y Escritura de Adjudicación Judicial).

PARTES: Rolando Peñarrieta Mirones c/ Mario Ajata Capia.

MINISTRA RELATORA: Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

VISTOS: El memorial de recurso de nulidad cursante de fs. 226 - 226 vta., interpuesto por Mario Ajata Capia contra el Auto de Vista Nº 02/2003 pronunciado por la Sala Civil de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro en fecha 6 de enero de 2003, dentro del proceso ordinario de nulidad de trámite de Usucapión y de escrituras de adjudicación judicial seguido por Rolando Peñarrieta Mirones en contra del recurrente, el memorial de respuesta de fs. 230-230 vta., auto de concesión del recurso de fs. 231 vta., los antecedentes procesales; y

CONSIDERANDO: Que a fs. 199 - 202 corre la Sentencia a través de la cual el Juez de Partido Segundo en lo Civil de la ciudad de Oruro declara improbada la demanda principal y probada las excepciones perentorias de falta de acción y derecho opuestas por el demandado.

Resolución de primera instancia que es recurrida de apelación por el demandante perdidoso Rolando Peñarrieta Mirones; y que puesto el expediente en conocimiento del Tribunal de Alzada se determina por revocar la Sentencia apelada y deliberando en el fondo se declara probada en todas sus partes la demanda principal e improbadas las excepciones perentorias opuestas de contrario, nulo el trámite de usucapión y nula la consecuente escritura extendida por el Juez de Instrucción Primero en lo Civil y registrado en Derechos Reales del Departamento de Oruro.

Que dicho Auto de Vista motiva al demandado Mario Ajata Capia la interposición del recurso de nulidad que se pasa a examinar.

CONSIDERANDO: Que cumpliendo con el deber de fiscalización establecido por el art. 15 de la Ley de Organización Judicial en relación al art. 252 del Código de Procedimiento Civil, a objeto de verificar si las autoridades inferiores al tramitar y concluir los procesos de su conocimiento observaron los plazos y las normas de orden público a cabalidad y sin ninguna alteración, se puede advertir lo siguiente:

I. Que el demandante Rolando Peñarrieta Mirones plantea a fs. 31 - 32, demanda ordinaria de nulidad de trámite ilegal de usucapión y consiguiente nulidad de escritura de adjudicación judicial en contra de Mario Ajata Capia, sin observar la exigencia del art. 327 - 7) del Código de Procedimiento Civil, esto es sin indicar ni fundamentar la norma legal en que basa su pretensión jurídica.

II. Que a fs. 32 vta., el Juez de Partido Segundo en lo Civil de la ciudad de Oruro, admite la demanda incoada en todo cuanto hubiere lugar en derecho.

III. Que a fs. 50 vta., cursa el auto de relación procesal en el que el Juez de Instancia califica el proceso como ordinario de hecho y fija los puntos a probarse por las partes.

CONSIDERANDO: Que el Código Civil en su Libro Tercero, Parte Segunda, Título I, Capítulo VIII arts. 549 al 553 regula acerca del instituto de la nulidad del acto jurídico, que se produce cuando el contrato se halla afectado de invalidez porque no puede generar consecuencias jurídicas al no constituirse sus elementos fundamentales o, los mismos, encontrarse viciados. Es por ello que la nulidad se conforma en una categoría de invalidez que se presenta cuando el acto es nulo, vale decir, cuando carece de algún elemento, presupuesto o requisito esencial, como ser: 1) Faltar en el contrato, el objeto o la forma prevista por la ley como requisito de validez. 2) Faltar en el objeto del contrato los requisitos señalados por la ley. 3) Existir ilicitud de la causa e ilicitud del motivo que impulsó a las partes a celebrar el contrato. 4) Existir error esencial sobre la naturaleza o sobre el objeto del contrato. 5) En los demás casos determinados por ley. Lo que hace que tal contrato no produzca efecto alguno.

De manera que la nulidad hace referencia siempre al esquema contractual y regula sobre la inexistencia del acto jurídico, no encontrándose en la economía sustantiva y adjetiva civil prevista otra forma de nulidad.

CONSIDERANDO: Que el Código de Procedimiento Civil al tratar sobre los recursos, en su art. 297 norma acerca de la revisión extraordinaria de Sentencias cuya exclusiva competencia corresponde a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y que se constituye en el medio idóneo para proceder a la revisión de las sentencias ejecutoriadas en proceso ordinario en el supuesto de que se presenten nuevos hechos que no se hayan puesto a consideración de la autoridad judicial que resolvió el proceso de conocimiento, cuya revisión se pretende, como ser, documentos de reciente aparición que posibiliten se declaren como falsos los tomados en cuenta en la instancia anterior, se condene a los testigos por falso testimonio, o se demuestre la existencia de cohecho, violencia o fraude procesal.

Que con tales antecedentes, se puede apreciar que las autoridades jurisdiccionales inferiores, en el caso han pretendido dar la forma de trámite ordinario a una supuesta demanda de "nulidad de tramite de usucapión y de escritura de adjudicación"; arrogándose atribuciones que no les competen y en franca contravención de los arts. 31 inc., 1ro. y 12 de la Constitución Política del Estado y 30 de la Ley de Organización Judicial y 3 inc., 1) y 6) del Código de Procedimiento Civil, situación que hace necesario se aplique la normativa de los arts. 271 num. 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Segunda de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, en aplicación de la competencia que le asigna la Ley de Organización Judicial en su numeral 1) art. 58, ANULA obrados con reposición hasta el vicio más antiguo que se lo sitúa a fs. 32 vta., disponiendo la devolución de obrados al Juzgado de Partido Segundo en lo Civil de la ciudad de Oruro, para que se reencause el trámite en forma adecuada a derecho.

No siendo excusables los errores en que incurrieron el Juez de la causa y los Vocales de Corte signatarios del Auto de Vista se les impone responsabilidad que se califica en multa de Bs. 200.- a cada uno de conformidad al art. 10 del Acuerdo Nº 144/2004 del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial.

Relatora: Ministra Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

Regístrese y devuélvase.

Firmado: Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

Dr. Gonzalo Castellanos Trigo.

Proveído: Sucre, 24 de noviembre de 2004.

Ma. del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Segunda

?? ?? ?? ??