SALA CIVIL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No 75 Sucre, 29 de octubre de 2004

DISTRITO: Cochabamba. PROCESO: Ordinario (Usucapión).

PARTES: SOPROSA S. A. (Sociedad Promotora para la Inversión y la Cultura S.A.) c/

Luís Lazarte Melgarejo.

MINISTRA RELATORA: Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

VISTOS: Los recursos de casación cursantes, de fs. 453 - 455 interpuesto por Oscar Maldonado Arteaga representante de la Sociedad Promotora para la Inversión y la Cultura S. A. "SOPROSA S.A.", y de fs.461 - 463 vta., interpuesto por Juan Carlos Crespo Infante contra el Auto de Vista de fecha 7 de agosto de 2002, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso ordinario de Usucapión que sigue el primero de los recurrentes en contra de Luís Lazarte Melgarejo y tercería de dominio excluyente presentada por el segundo de los recurrentes, respuesta de fs. 465 - 465vta., el auto de concesión de fs. 466; y

CONSIDERANDO: La sentencia de fs. 399 - 400 vta., de fecha 11 de diciembre de 2000 dictada por el Juez Segundo de Partido en lo Civil Comercial del Distrito Judicial de Cochabamba, previa fundamentación declara probadas la demanda principal y las excepciones perentorias opuestas a la acción reconvencional, consecuentemente propietario a la Empresa SOPROSA del inmueble objeto del proceso. Y declara improbada la tercería de dominio excluyente incoada por Juan Carlos Crespo Infante.

Sentencia que es recurrida de apelación por el tercerista en lo que corresponde a la declaración de improbada la tercería que interpuso. Con tal precedente el tribunal de alzada luego de analizar los actuados del proceso, dicta resolución revocando la sentencia de primera instancia y declarando improbadas la demanda principal así como la tercería de dominio excluyente.

Resolución de segundo grado que es impugnada en casación a su turno por la empresa demandante y el tercerista de dominio excluyente, quienes alegan infracción a los arts. 236 y 356 del Código de Procedimiento Civil, respectivamente. Normas legales que se refieren a la pertinencia de la resolución y al fundamento de la tercería.

CONSIDERANDO: Que de la revisión de obrados se llega a establecer:

I. Que la sentencia dictada por el a quo se pronuncia sobre dos aspectos del proceso: a) En cuanto al motivo principal de la demanda la declara probada y propietario del inmueble al demandante; b) En cuanto a la Tercería de dominio excluyente interpuesta, la declara improbada. Sentencia que no es objeto de recurso de apelación en lo concerniente al fondo de la demanda, esto es, a la declaratoria de probada la demanda de usucapión a favor de la empresa demandante; y que la otra parte del proceso el demandado al haber dejado transcurrir el plazo de apelación previsto por el art. 220 - 1) del Código de Procedimiento Civil ha permitido la ejecutoria de la sentencia que analizamos, tal y como así se ha reconocido por el Juez de la causa mediante auto de fs. 417 vta.

II. Que el tercerista Juan Carlos Crespo Infante en defensa de su pretendido legítimo derecho interpuso en tiempo oportuno recurso de apelación, en contra de la declaratoria de improcedencia de la tercería de domino excluyente que planteó.

III. Que el tribunal ad quem actuando con exceso de poder consideró la demanda principal, esto es, la solicitud de la empresa SOPROSA S.A. de adquisición por usucapión quinquenal del inmueble ubicado en la zona de Apote, cantón Tiquipaya de la provincia Quillacollo, de 5.201 mts.2 de extensión; la misma que ya fue objeto de resolución por el a quo y con autoridad de cosa juzgada; declarándola improbada cual si se tratara de un trámite reservado para el recurso extraordinario previsto por el art. 297 del Código adjetivo de la materia, así lo señala la jurisprudencia sentada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación al decir: "La cosa juzgada es una verdad firme e irrevisable, exceptuando el procedimiento de revisión de sentencia,....". En cuanto a la razón fundamental del objeto de la apelación, esto es acerca de la tercería de dominio excluyente, hace una escueta referencia en su segundo considerando párrafo tercero.

CONSIDERANDO: Que la autoridad de cosa juzgada prevista por los arts. 1319 y 515 del Código civil y su Procedimiento, respectivamente, se produce cuando la ley no reconoce en el pleito otra instancia ni recurso, o cuando las partes lo reconocen o consintieran expresamente o de un modo tácito sin alzarse contra ella, situación ocurrida en el presente proceso.

Así la cosa juzgada es la autoridad que le otorga la ley a la sentencia firme para un caso concreto y determinado debiendo reflejar la seguridad jurídica que ofrece al mantenerla inmutable.

Por ello se debe aplicar la preceptiva de los arts. 271 - 3) y 275 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Segunda de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación observando la competencia que le asigna el art. 58, ordinal 1) de la Ley de Organización Judicial, ANULA el Auto de Vista recurrido de fs. 446 - 448 y dispone que el Tribunal ad quem, previo sorteo del expediente resuelva la alzada de acuerdo a derecho.

No siendo excusable el error anotado, se impone multa de Bs. 100.- a cada Vocal signatario del Auto de Vista observado, que será descontado de sus haberes a favor del Tesoro Judicial.

Relatora: Ministra Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

Regístrese y devuélvase.

Firmado: Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

Dr. Gonzalo Castellanos Trigo.

Proveído: Sucre, 29 de octubre de 2004

Ma. Del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Segunda.

?? ?? ?? ??