SALA CIVIL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No 59 Sucre, 25 de octubre de 2004.

DISTRITO: Potosí. PROCESO: Ordinario (Nulidad

De Contrato de Compraventa).

PARTES: Jaime Acuña Martínez por Jorge Aviles Montaño c/Prefectura

Departamental de Potosí.

MINISTRA RELATORA: Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

VISTOS: El recurso de casación cursante a fs. 359-360 vta., interpuesto por Jaime Acuña Martínez contra el Auto de Vista Nº 112/2002 dictado por la Sala Civil Comercial y Familiar de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí de fecha 21de agosto de 2002, dentro del proceso ordinario de nulidad de contrato de compraventa por falsedad formal seguido por el recurrente contra la Prefectura del Departamento de Potosí representado por Martín Gutiérrez Sanz, apoderado del Prefecto Jorge Avilés Montaño, la respuesta de fs.362, el auto de concesión del recurso de fs.363vta.,los antecedentes del proceso; y

CONSIDERANDO: Que la sentencia Nº 2 de fs. 337-339 vta., dictada por el Juez Primero de Partido en lo Civil y Comercial del Distrito Judicial de Potosí, en observancia estricta de lo establecido por el art. 190 del Código de Procedimiento Civil declara, improbada la demanda principal y probada la excepción perentoria de falta de acción y derecho opuesta por el demandado.

Que dicho fallo origina la presentación del recurso de apelación por el perdidoso, el mismo que previo traslado, y corrido el trámite de ley es remitido al Tribunal pertinente, instancia en la que el ad quem aplicando lo previsto por los arts. 235 - 236 del código adjetivo de la materia, y sin realizar mayores observaciones, resuelve de acuerdo al art. 237 - 1) del mismo cuerpo legal, confirmando íntegramente la resolución apelada con costas en ambas instancias.

CONSIDERANDO: Que el Auto de Vista impugnado en este recurso extraordinario, confirma plenamente la sentencia de primer grado que a su vez declara subsistente y con plena validez el documento privado reconocido y protocolizado bajo el Nº 371/92 en la Notaría de Fe Pública de Daysi Careaga de Cors y registrado en Derechos Reales bajo la partida Nº 9, folio 4 vta., libro Nº 4 de Propiedades "Linares" de fecha 3 de febrero de 1993, que otorgara el actor a favor de la institución demandada.

CONSIDERANDO: El recurso extraordinario de casación en el fondo que es de carácter reiterativo de los fundamentos expuestos en la apelación, acusa la infracción y violación de las leyes sustantivas del Código Civil contenidas en los arts. 452 requisitos para la formación del contrato inc. 4) la forma, siempre que sea legalmente exigible, art. 493 formas determinadas del contrato, art. 549 casos de nulidad del contrato inc. 1) por faltar en el contrato, el objeto o la forma prevista por la ley como requisito de validez, art. 584 noción de la venta, art. 1287 concepto de documento público, y la Ley de 5 de marzo de 1885, Ley del Notariado en sus arts. 23 y siguientes acerca de minutas, de escrituras, realizando una explicación del contenido de talesnormas y aplicarlas al caso del documento de compraventa del fundo "Payaquilama", para finalizar solicitando que se dicte el Auto Supremo de casación disponiendo la revocatoria de la sentencia.

CONSIDERANDO: Que el Auto de Vista impugnado confirma la sentencia del a quo que interpretó correctamente el contenido jurídico de los arts. 452, 491, 519 y 584 con relación al art. 549 del Código Civil, habiendo con ello adecuado su actuar a derecho y no incurrió en las infracciones y violaciones de las normas sustantivas ya citadas y cuyas supuestas faltas se pretende impugnar.

Que el recurso de casación en el fondo está abierto para censurar sentencias de segundo grado o Autos de Vista en cuyo pronunciamiento se hubieren violado, interpretado erróneamente o aplicado indebidamente disposiciones sustantivas al decidir el juicio. Igualmente procederá cuando en la apreciación de la prueba se habría incurrido en error de hecho o de derecho. Y al no haberse verificado tales falencias, corresponde resolver en el marco establecido por los arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Segunda de la Excma. Corte Suprema de

Justicia de la Nación, en virtud de la facultad que le otorga el art. 58 núm. 1) de la Ley de Organización Judicial, de acuerdo con el dictamen del Fiscal General de la República de fs. 366, declara INFUNDADO el recurso, con

Costas.

Se regula el honorario de abogado en la suma de Bs. 500.- debiendo mandar su cumplimiento el Tribunal inferior.

Relatora: Ministra Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

Regístrese y devuélvase.

Firmado: Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

Dr. Gonzalo Castellanos Trigo.

Proveído: Sucre, 25 de octubre de 2004

Ma. Del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Segunda

?? ?? ?? ??