SALA CIVIL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No 33 Sucre, 28 de septiembre de 2004

DISTRITO: La Paz PROCESO: Ordinario (Divorcio

Doble).

PARTES: Rodrigo Jaime Stottuth Uriarte c/ María Eugenia Villarroel Rocha.

MINISTRA RELATORA: Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

VISTOS: El recurso de casación corriente de fs. 267 - 269 interpuesto por María Eugenia Villarroel Rocha contra el auto de vista cursante a fs. 263 - 263 vta. pronunciado por la Sala Civil Segunda de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso ordinario de divorcio seguido por Rodrigo Jaime Stottuth Uriarte contra la recurrente, los antecedentes procesales, el dictamen del Ministerio Público de fs. 274 y 275, y

CONSIDERANDO: Que en el juicio ordinario de divorcio doble por existir reconvención de la demandada, ambas partes invocan para su pretensión la causal del Art. 130 núm. 4) del Código de Familia, y que luego de haber transcurrido un lapso prolongado en su tramitación que incluso motivó se solicite la perención de instancia, que no prosperó por ser de aplicación la norma del Art. 313 núm. 1) del Código de Procedimiento Civil, luego de más de cinco años se dictó sentencia declarando probada la demanda principal e improbada la reconvencional y disponiéndose acerca de la tenencia y asistenta familiar a favor de los dos hijos menores de los contendientes.

Tal fallo que fue objeto de recurso de apelación, mereció del tribunal ad quem un detallado análisis congruente entre los fundamentos expuestos y la motivación legislada que le corresponde según la exigencia del Art. 236 del citado Código adjetivo, resultando de ello que se confirme en todas sus partes la sentencia apelada.

De esta manera queda abierta la competencia del Tribunal Supremo para asumir conocimiento del recurso de casación interpuesto.

CONSIDERANDO: El recurso extraordinario de casación sea en la

forma, en el fondo o en ambos efectos procede únicamente en los casos expresamente señalados por los Arts. 253 y 254 del Código de Procedimiento Civil y tienen que ver con impugnaciones a resoluciones con vicios formales o violatorios de procedimientos establecidos denominados como errores in procedendo; o en su caso, cuando no se ha aplicado correctamente la ley en un fallo judicial violando la seguridad jurídica y la igualdad de las partes. Aplicando tales conceptos al presente recurso objeto de nuestro estudio, encontramos que el Tribunal de Segunda Instancia ha considerado objetivamente y en concordancia con la norma los aspectos referidos a la competencia del juzgador, los plazos procesales para resolución, la perención de instancia, la asignación de asistencia familiar y la apreciación de las pruebas producidas durante la tramitación de juicio.

Correspondiendo en consecuencia aplicar la preceptiva legal de los Arts. 271 núm. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Segunda de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la permisión otorgada por el Art. 58 núm. 1) de la Ley de Organización Judicial y en acuerdo con el dictamen del Fiscal General de la República de fs. 274 - 275, declara INFUNDADO el recurso interpuesto, con costas.

Se regula honorario de abogado en la cantidad de Bs. 500.- que se encarga hacer cumplir al Tribunal ad quem.

Relatora: Ministra Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

Regístrese y devuélvase.

Firmado: Dra. Nelly De La Cruz de Palomeque.

Dr. Gonzalo Castellanos Trigo.

Proveído: Sucre, 28 de septiembre de 2004

Ma. del Rosario Vilar G.

Secretaria de Cámara de la Sala Civil Segunda

?? ?? ?? ??