TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

     SALA  CIVIL


Auto Supremo:773/2014

Sucre:30 de diciembre2014

Expediente: CB-112-14-S

Partes: Juan Ricardo Mendoza Huanca c/ Jaime Joaquín Terrazas Mercado y

Rosario Esperanza del Castillo Rodríguez.

Proceso: Resolución de contrato

Distrito: Cochabamba

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo, de fs. 160 a 163,   interpuesto por Juan Ricardo Mendoza Huanca contra el Auto de Vista de 23 de julio de 2014, cursante de fs. 155 a 156 vta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba en el proceso de resolución de contrato seguido por Juan Ricardo Mendoza Huanca contra Jaime Joaquín Terrazas Mercado y Rosario Esperanza del Castillo Rodríguez, la concesión de fs. 169, los antecedentes del proceso, y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez de Partido Séptimo en lo Civil de la capital, dictó Sentencia de 09 de noviembre de 2012, cursante de fs. 131 a 133, declarando probada  la demanda principal de fs. 5 a 6 de obrados e improbada la acción reconvencional, improbada la excepción de prescripción de fs. 56-57, así también se declara: resueltos los documentos privados de compromiso de venta de 29 de noviembre de 2004 y de cancelación parcial de saldo de 29 de diciembre de 2004.

Resolución de fondo que es apelado por la parte demandada, por escrito de fs. 139 a 138, y en su consecuencia se dicta elAuto de Vista de 23 de julio de 2014, cursante de fs. 155 a 156 vta., que revoca la sentencia, declarando: improbada la demanda principal e improbada la excepción de prescripción opuesta por los demandados a fs. 36; probada en parte al acción reconvencional deducida por memorial de fs. 56 a 57 e improbadas las excepciones de falsedad, falta de acción, derecho y calidad opuestas por el demandante contra la acción reconvencional por memorial de fs. 67 a 68; en consecuencia, el actor deberá suscribir la minuta de transferencia definitiva del inmueble comprometido en venta a favor de los demandados; sin lugar a ordenarse  la restitución de dinero alguno por el demandante a favor de los demandados; se declara pagado el total del precio pactado por las partes. En consecuencia, páguese a la parte actora la suma de $us. 1500,00.- depositada por la demanda como pago del saldo del precio acordado a fs. 54; como resarcimiento de los daños y perjuicios ocasionados al demandante por la demora de pago del saldo referido, se establece que la parte demandada pague a favor de aquel el interés legal que los $us. 1500,00.- generaron desde el momento en que debió ser pagado hasta le fecha de depósito; sin lugar a pago de daños y perjuicios a favor de los reconvinientes por no haber acreditado su concurrencia. Resolución de alzada que es recurrida de casación en el fondo y la forma por la parte demandante, que merece el presente análisis.

CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

Del contenido del recurso se extractan las infracciones de forma y fondo deducidas:

En la forma.Acusa que la apelación a la sentencia fue presentada fuera de los diez días establecidos, ya que se habría notificado a los demandados el 28 de noviembre de 2012 y su plazo vencía el 08 de diciembre para presentar su apelación y como el sábado no era día hábil debieron haber presentado el recurso el día viernes 7 de diciembre y no esperar el último día inhábil. Agrega que la apelación habría sido presentada ante Notario a hrs. 9:00 el sábado 8 de diciembre, quiena su vez presentó el lunes 10 de diciembre de 2012 a hrs.9:24.45 fuera del término, pues si fuera cierto esa presentación se debió presentar la apelación a la plataforma de atención el día lunes a hrs. 8 dela mañana, que no ocurrió.

Acusa que el apelante no ha fundamentado el agravio sufrido ni tampoco en que consiste el mismo y únicamente repitió exactamente el mismo argumentode la contestación a la demanda  por lo que el Autode Vista debió declarar infundada la apelación y confirmar la sentencia, asimismo, denuncia que se violó el art. 236del Código de Procedimiento Civil.

En el fondo. Señala que en cuanto al art. 635 del CódigoCivil no ha enervado los fundamentos de la Sentencia que en el Considerando II, manifestó, que el documentoprivado y reconocimientode 29 de diciembre de 2004 (fs. 85-86) es simplemente una cancelación parcial del saldo del precio por la venta definitiva del bien inmueble por lo que no corresponde la excepción de prescripción; añade que es interpretación fue correcta por lajuez porque nosesuscribió documento definitivo de venta y los compradores ni siquiera hicieron al anotaciónpreventivay que mantiene derecho propietario.

Señal que se dictó Auto Supremo Nº 29 de 1 de marzo de 2006, que esclarece la diferencia entre los arts. 635 a 568 del Código Civil, por lo que transcribe su contenido, y señala que el Autode Vista está violando el art. 568-I del Código Civil y el hecho que los demandadoshayan realizado el depósito de $us. 1500.- es una confesión de incumplimiento de la obligación, loque da lugar a la aplicación del art. 347 del CPC por ser confesión judicial, incidiendo que los demandados obraron de mala fe.

Concluye señalando que corresponde casar  el Auto de Vista  y deliberando en el fondo declarar subsistente la sentencia dictada.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En la forma:

En relación a la denuncia de que su hubiera presentado el recurso de casación extemporáneamente, fuera del plazo establecido de diez días, y que debieron haber presentado el recurso el día viernes 7 de diciembre y no esperar el último día inhábil. Al respecto, debemos señalar que conforme los antecedentes  se tiene que la Sentencia de 09 de noviembre de 2012, fue notificada a la parte demandada el 28 denoviembre de 2012 ahoras 10:50, conforme consta de la diligencia de fs. 134, en esa razón el plazo para impugnar a esa Resolución era de 10 días de notificado aquel acto. Ahora bien, se tiene que el recurso de apelación de losdemandados fue presentado el día sábado 08 de diciembre de 2012, en la oficina del Notariode Fe Pública Nº 31 de la ciudad de Cochabamba, así consta el cargo de recepciónde fs. 138, habiendo sido entregado el memorialimpugnatoriopor ese funcionario a oficinas de Plataforma a horas. 09:31:53 conforme el timbre electrónico adherido al escrito de apelación. En ese margen, no tiene asidero el argumento del recurrente que manifiesta que el recurso debió haberse presentado día antes porque no era día hábil para tribunales, ya que se estaría recortando el plazo que se tenía para presentar apelación a la Sentencia, significando ello desde cualquier punto de vista, desmedro del derecho a la defensa quegarantiza el art. 115- II de La ConstituciónPolítica del Estado. Por otro lado, conforme el régimen de cómputode plazos procesales de entonces, existíala posibilidad de presentación de escritos en casos de urgencia, conforme el art. 97 del Código de Procedimiento Civil, ante un notario de fe pública del respectivo asiento judicial, que es lo ocurrido en el caso, por cuanto conforme al cargo de presentación del memorial de apelación ante el Notario Nº 31, se tiene que el escrito fue presentado a horas nueve con cerocero minutos del día sábado 08 de diciembre de 2012, dentro los diez días para interponer apelación que establece el art. 220 del Código de Procedimiento Civil, acto que no puede ser empañado por cuanto se entiende que la entrega del memorial fue ante una autoridad depositaria de la fe pública que avala la recepción de ese escrito, que merece la credibilidad que la ley le asigna; en tal caso, era responsabilidad del Notario depositar ese escrito ante la Autoridad judicial en forma posterior, y así fue realizado, estableciéndose que esa entrega fue dentro un término razonable de las primeras horas de la mañana del día lunes 10 de diciembre de 2012, por lo que no se observa en ese trámite ningún vicio que desacredite la presentación de la apelación en el plazo señalado por ley.

Respecto a que el Auto de Vista no cumple con lo estipulado en el art. 236 del Código de procedimiento Civil, se debe indicar que el recurrente se limita a indicar infracción a esa norma, sin argumentar cuál la manera en que se hubiera vulnerado enseñando los fundamentos respectivos para demostrar aquello; en ese mismo tono, apunta  auna carencia de agravios en la apelación sin esbozar los argumentos por los que cree que no contaba con una expresión de agravios, lo que inhibe al presente realizar algún tipo de análisis sobre esos reclamos.

Por todo lo manifestado las infracciones de forma deducidas devienen en infundado.

En el fondo:

El argumento recursivo se enfoca en la aplicación del art.  635 del Código Civil, señalando que nose habría enervado el razonamiento del A quo, por ser el documento privado de 29 de diciembre de 2004 (fs. 85-86) simplemente una cancelación parcial del saldo del precio por la venta definitiva; en esa misma lógica el recurrente argumenta la diferencia entre los arts. 635 y 568 del Código Civil, para concluir que se habría aplicado erróneamente esta última.

En función al reclamo en casación, se hace  necesario verificar el fundamento del Auto de Vista para realizar análisis al respecto. En ese cometido, el fundamento del Ad quem, fija su atención en los antecedentes fácticos del proceso  detallando la existencia de un compromiso deventa de un lote de terreno por el precio de 26.500,00.- de los cuales se pagó en esa oportunidad $us. 1.000,00.- (fs.1); y que posteriormente por documento de 29 de diciembre de 2004 se pagó parcialmente la suma prometida como precio hasta $us. 24.000,00.- quedando un saldo exiguo de $us. 1.500,00.- (fs. 2) que la parte demandante al responder la demanda adjuntó el certificado de depositito judicial por esos $us. 1.500,00-  (fs.54), con lo cual se habría acreditado el pago del precio pactado, aun cuando fue extemporáneamente.

Bajo esa connotación revirtió la decisiónasumida por el A quo indicando que: “…ese incumplimiento resulta ser de poca gravedad y de escasa importancia, toda vez que, se reitera casi todo el precio pactado se halla pagado y el saldo mencionado se pagó durante la sustanciación del proceso. En ese sentido, y en aplicación del valor supremo justicia, se concluye que no es razonable sancionar con la resolución del contrato ese mínimo incumplimiento…”, razonamiento que decanta en incidir que la Sentencia fue puramente formalista y no aplicó el valor supremo justicia además que se vulneró el art.  572 del Código Civil que prohíbe declarar la resolución del contrato en casos como éste, dando mérito a la apelación.

Bajo esos términos, no se verifica que la determinación del Ad quem estuviera supeditado a la aplicación de los arts. 635 y 568 del Código Civil, ya que el análisis círculo por aplicar el valor constitucional justicia y además el art. 572 del Código Civil, y en ningún caso se controvirtió sobre la naturaleza de los contratos adscritos a proceso, en ese entendido se hace insustancial el reclamo del recurso de casación pretendiendo análisis sobre una diferencia en la esencia de lo pactado, por lo que no se verifica la violación del art. 568-II del Código Civil.

Así también, no se encuentra mérito a la alegación de mala fe de los demandados que arguye el recurrente, que no merma en absoluto la determinación y razonamiento del Ad quem; de igual modo, respecto a que hubiera existido un incumplimiento de la obligación, el Auto de Vista fue claro en indicar que el pago fue extemporáneo y que existió un incumplimiento en la obligación, por ello se dispuso un resarcimiento por la demora sufrida, no habiendo punto de discusión de aquello, agregando a su fundamento que la determinación de Sentencia fue formalista ante ese mínimo incumplimiento, por el saldo del precio, aplicando el valor supremo justicia y el art. 572 del Código Civil, consideración del Tribunal de apelación que no mereció reclamo alguno por parte del recurrente.

En consecuencia éste  Tribunal Supremo de Justicia emite resolución en la forma determinada por los arts. 271- 2) y 273 del Código Adjetivo Civil. 

POR TANTO:La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 parágrafo I numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 271-2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo, de fs. 160 a 163, interpuesto por Juan Ricardo Mendoza Huanca contra el Auto de Vista de 23 de julio de 2014. Con costas.

Se regula el honorario del abogado en la suma de Bs. 700.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Octavo