TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                              S A L A  C I V I L 

                                                                                                                                                                                                            


Auto Supremo: 747/2014

Sucre: 12 de diciembre de 2014

Partes: Gumercinda Cardona Gonzáles c/ Vocales de la Sala Civil Primera del

             Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca

Expediente: CH-64-14 COM

Distrito: Chuquisaca


VISTOS: El recurso de compulsa cursante de fs. 5 a 6 interpuesto por Gumercinda Cardona Gonzáles, contra el Auto de fecha 6 de noviembre de 2014, que deniega el recurso de casación, pronunciado por la Sala Civil y Familiar Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca dentro del proceso de división y partición de bienes, emergente del proceso  de Divorcio en ejecución de sentencia seguido a instancia de Gumercinda Cardona Gonzales contra Jorge Marconi Soliz., los antecedentes del testimonio, las fotocopias legalizadas remitidas a esta instancia y;

CONSIDERANDO I:

De la revisión de los datos que cursan en fotocopias legalizadas se llega a establecer que dentro del caso ut supra, la Sala Civil y Familiar Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca pronunció Auto  de fecha 6 de noviembre de 2014, por el que rechaza el recurso de casación interpuesto por Gumerinda Cardona Gonzáles, en mérito a que el proceso se encontraría en ejecución de Sentencia y conforme lo dispone el art. 518 del Código de Procedimiento Civil, solo procede el recurso de apelación en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior

En el caso de Autos, la Juez de Partido de Familia Primero de la Capital,  pronunció Auto Definitivo 103/2014, dentro del proceso sumario de división y partición de bienes gananciales seguido por Gumercinda Cardona Gonzáles contra Jorge Marconi Salinas, declarando probada la demanda de división y partición y disponiendo la división y partición de los siguientes bienes: inmueble ubicado en zona de Villa Margarita de 200 mts2. de superficie,  lote de terreno ubicado en Villa Margarita con una superficie de 300 mts.2, los cuales deben dividirse en partes iguales conforme se tiene establecido en la Sentencia No 15/2013, de fecha 18 de febrero, se declara también la división en partes iguales del inmueble ubicado en calle Abel Arduz No 5, zona Mamabolera de 133 mts 2., respecto a los beneficios sociales percibidos por José Marconi Salinas de la Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca en el monto de 126.820.05 correspondiendo a 18 años, 10 meses y 8 días, se debe tomar en cuenta que los esposos Marconi-Cardona, se encuentran separados aproximadamente hace 8 años, computable a partir de la separación judicial dispuesta por Auto de fecha 17 de julio de 2012, entendiendo que el monto de los beneficios sociales, disponiendo el pago de 50% en la sentencia de divorcio, comprende precisamente ese 50% respecto de los 10 años, 10 meses y 8 días, conforme se tiene de la parte considerativa y resolutiva de la Sentencia Nº 15/2013.

Contra esta resolución Jorge Marconi Salinas  formula recurso de apelación, en conocimiento del mencionado recurso la Sala Civil, Comercia Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, pronunció Auto de Vista SCI-494/2014 de fecha 21 de octubre de 2014, por el que revoca parcialmente la Resolución disponiendo que se excluye de la comunidad de gananciales al inmueble sito en Barrio CESSA, con una superficie de 300 metros cuadrados, la rectificación de apellido paterno de Iglesias por Marconi, declarando bien propio de Jorge Marconi Salinas, manteniendo incólume el resto de la resolución.

Contra esta Resolución de Vista Gumercinda Cardona Gonzáles interpone recurso de casación en la forma y en el fondo, el mismo que es rechazado por Auto de fecha 6 de noviembre de 2014.

En conocimiento de esta determinación Gumercinda Cardona  Gonzáles  interpuso recurso de compulsa  que se analiza:

CONSIDERANDO: II

Conforme con la previsión del artículo 283 del Código de Procedimiento Civil, procede el recurso de compulsa en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por haberse concedido la apelación sólo en  efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo; y

3) Por negativa indebida del recurso de casación.

En este marco normativo, la competencia del Tribunal Supremo al momento de resolver la compulsa ha de circunscribirse a precisar si la negativa de concesión del recurso es legítima o  no, tomando en cuenta para ello la regulación que prevé el Procedimiento Civil en función a la naturaleza de los procesos, las resoluciones pronunciadas en ellos y otros presupuestos procesales que hacen al régimen de los recursos. En otras palabras, corresponde determinar si el Tribunal compulsado adecuó su determinación en el marco de lo previsto por el art. 262 del Código Adjetivo de la materia, es decir, 1) Cuando se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término 2) Cuando pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de ese recurso ordinario y 3) cuando el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255 del referido cuerpo procesal, este último complementado por el art. 26 de la Ley Nº 1760 de 28 de febrero de 1997.

CONSIDERANDO III:

Que, de la revisión del cuadernillo de compulsa y los antecedentes remitidos a este Tribunal se establece que dentro del proceso de divorcio en ejecución de Sentencia Gumercinda Cardona Gonzáles, plantea incidente de división y partición de bienes como emergencia de la Sentencia que resuelve el proceso de divorcio en cual se encuentra debidamente ejecutoriado. En conocimiento del mencionado incidente la Jueza Segundo de Partido de Partido de Familia de la Capital pronunció Auto Definitivo Nº 103/2014, por el que dispone la división y partición de bienes gananciales en concreto de: inmueble ubicado en zona Villa Margarita de 200 mts.2.; Lote de terreno ubicado en Villa Margarita de 300 mts.2. Y inmueble ubicado en calle Abel Arduz Nº 5, zona Mamabolera de 133 mts y respecto a los beneficios sociales percibidos por Abel Marconi Salinas considera que los mismos ya han sido considerados en sentencia disponiendo el pago del 50%, teniendo en cuenta el tiempo de separación que tienen los esposos Marconi- Cardona

En conocimiento del mencionado Auto Jorge Marconi Salinas interpone recurso de apelación, el mismo que es concedido en el efecto devolutivo y una vez resuelto por el Tribunal de Alzada este pronunció  Auto de Vista Nº SCI-494/2014, por el que revoca parcialmente el Auto Definitivo Nº 103/2014, disponiendo que se excluya de la comunidad de gananciales, el inmueble sito en Barrio CESSA, con una superficie de 300 mts.2., declarando bien propio de Jorge Marconi Salinas.  Resolución que es impugnada vía recurso de casación en la forma y en el fondo,  el mismo que es rechazado porque conforme lo establece el art. 518 no es posible impugnar el Auto de Vista vía recurso de casación porque el proceso se encuentra en ejecución de Sentencia, admitiendo tan solo el recurso de apelación en el efecto devolutivo. 

De los antecedentes mencionados se establece que el Auto definitivo No 103/2014, fue impugnado vía recurso de apelación concedido en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior conforme lo dispone el art. 518 del Código de Procedimiento Civil, que expresa “ Las resoluciones dictadas en ejecución Sentencia podrán ser apeladas en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior” estableciendo el mismo Procedimiento Civil,  limitantes para los procesos que se encuentran en ejecución de sentencia, porque los medios de impugnación se encuentran también restringidos en el caso concreto, el Auto que resuelve el incidente de división y partición de bienes solo puede ser impugnado vía recurso de apelación en el efecto devolutivo, sin recurso posterior; por cuanto en esta etapa del proceso cualquier decisión que pronuncie el Juez de primera instancia, podrá ser apelada en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior.

Al respecto en la  SC 0541/2011-R de 29 de abril, se indicó: “…la jurisprudencia de este Tribunal, determinó que el recurso idóneo para objetar decisiones en ejecución de sentencia, es la apelación directa, razonamiento reiterado en la SC 1272/2010-R de 13 de septiembre, que recogiendo Sentencias pasadas, expresó: '...«cuando se impugna una decisión judicial, sea Auto interlocutorio simple o definitivo, decreto o providencia, debe hacérselo por medio del recurso idóneo, que en el caso de tratarse de resoluciones en ejecución de sentencia será a través de la apelación directa» (…); reforzando dicho razonamiento, la SC 0284/2006-R de 28 de marzo, que hizo una distinción entre los Autos interlocutorios definitivos y simples, indicó: '…El art. 225 inc. 5) del CPC de manera imperativa, establece que contra las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia, procede el recurso de apelación en el efecto devolutivo “;

Que, el artículo 262 -3) del Adjetivo Civil, complementado por el artículo 26 de la Ley Nº 1760, concede al Tribunal de Alzada la potestad de rechazar el recurso de casación cuando la resolución impugnada no se encuentre comprendida en los casos señalados por el art. 255 del Código de Procedimiento Civil, como ocurre en el sub lite, precepto concordante con el parágrafo II del artículo 213 del mismo cuerpo legal.

Que, el artículo 225-5) concordante con el artículo 518 del Código de Procedimiento Civil, establecen que las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior.

Por lo expuesto, está claro que el Tribunal compulsado ha obrado correctamente y aplicado adecuadamente la previsión contenida en el art. 262 numeral 3) del Código de Procedimiento Civil al negar la concesión del recurso de casación interpuesto, cuando el mismo no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255 del Código de Procedimiento Civil.

Por las razones expuestas la impugnación en casación es inviable, en virtud a ello la denegación dispuesta por el Tribunal compulsado resulta conforme a derecho, toda vez que la resolución que se impugna es irrecurrible en casación por encontrarse prevista por el art. 262 num.2) del Código adjetivo.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el artículo 42. Parágrafo I) numeral 4) de la Ley del Órgano Judicial, declara ILEGAL, el recurso de compulsa interpuesto por Gumercinda Cardona Gonzáles. En aplicación del artículo 296 del Código de Procedimiento Civil, se impone costas y multa a la compulsante que se gradúa en el equivalente a dos días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, conforme así lo dispone el Reglamento de Multas Procesales del Órgano Judicial, cuyo pago mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.

Regístrese, comuníquese y notifíquese.-

Fdo. Mgdo. Rómulo Calle Mamani.

Fdo. Mgda. Rita Susana Nava Durán.

Ante mí  Fdo. Dra. Patricia Ríos Tito

Registrado en el Libro de Tomas de Razón: Octavo